La última actualización de Windows 10 trae problemas

windows10-840x473

La última actualización de Windows 10 está causando estragos en algunas de las configuraciones de las aplicaciones del sistema, según reportan numerosas fuentes. No afectaría a todo el mundo, pero sí a muchos usuarios.

La más reciente actualización de Windows 10, de tipo acumulativo y señalada como KB 3124200, venía al parecer para resolver entre otros ciertos problemas con las conexiones wifi, y ha terminado generando desaguisados imprevistos de diferente índole. Se destaca la pérdida de personalizaciones en Word, incluyendo plantillas, corrección ortográfica, macros… Desaguisados que ya se conocía y sobre los que se lleva discutiendo en los foros técnicos de Microsoft desde hace un par de días. Para arreglar manualmente este error, de hecho, los de Redmond han publicado unas instrucciones a seguir.

Pero el efecto de la actualización ha ido más allá del procesador de textos Word y la lista de presuntos fallos que se deriva de la misma es sustancial, tal y como recogen en Windowsreport: problemas con el propio proceso de actualización, con Microsoft Edge y Outlook, aplicaciones que no arrancan… Un cúmulo de errores más o menos graves que sigue creciendo conforme pasan las horas.

El problema, además, lo acrecienta la nueva política de actualizaciones de Windows 10: actualizaciones de obligada instalación de manera predeterminada en la edición Home y en bloque, para más inri. Aunque, cabe repetir, no afectará a todos los usuarios por igual.

En otro orden de cosas pero sin dejar de hablar de actualizaciones, en este caso hacia Windows 10, la compañía ha asegurado en respuesta a las críticas por la “excesiva agresividad” a la hora de recomendar dicha actualización que nunca supondrá una obligación.

Fuente | muycomputer.com

Una respuesta a «La última actualización de Windows 10 trae problemas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *