Así luce la interfaz de usuario de Google Fuchsia

La interfaz de usuario de Google Fuchsia ha salido a la luz. Se trata del nuevo sistema operativo de código abierto en el que está trabajando el gigante de Internet, el tercero después de Android y Chrome OS.

Google Fuchsia no está basado en Linux como Android y Chrome OS, porque tiene su base en el microkernel Magenta. Google tampoco utilizará la licencia GPL, sino una mezcla de BSD 3, MIT y Apache 2.0.

Aunque Magenta está basado en un microkernel (LK – LittleKernel) optimizado para funcionar con dispositivos móviles o los destinados a la Internet de las Cosas, Google no ha hecho ningún comentario público sobre los motivos del desarrollo de este sistema ni su enfoque. La documentación en referencia a Magenta habla de “teléfonos y ordenadores modernos con procesadores rápidos, cantidades de RAM no triviales y periféricos en entornos de computación abierta”. O sea, es imposible precisar la motivación de Google.

Sí se sabe que Google Fuchsia está programado en lenguaje C y en Dart y contará con la API Mojo para programar aplicaciones. La última novedad es la aparición de la interfaz de usuario de nombre “Armadillo”, basada en el SDK Flutter  y una evolución del estilo Material Desing que ya conocemos.

Aunque es posible descargar el código fuente y compilar la interfaz de usuario del Google Fuchsia en un APK Android e instalarlo en un dispositivo Android, de momento no tenemos más que el diseño general, una pantalla de inicio, un teclado, un botón de inicio o un gestor de ventanas.

Dicen desde ars technica que “nada realmente funciona” porque es todo un grupo de interfaces de marcadores de posición que no hacen nada.  Como con cualquier proyecto de Google es difícil saber cuál será su magnitud ni su estado de desarrollo.

En teoría, Fuchsia sería un sistema operativo único capaz de funcionar en cualquier dispositivo, desde sistemas embebidos a PCs. La tendencia a la convergencia es imparable pero no sabemos dónde quedaría Android y Chrome OS. Hace tiempo que pensamos que desarrollar, mantener y publicitar dos sistemas operativos distintos no va a durar mucho en Google. Tampoco en Microsoft, Canonical o Apple. La fusión de los sistemas operativos simplificaría el trabajo de los desarrolladores y también el de Google, incluyendo en el apartado del marketing.

Veremos hacia donde va y donde llega este Google Fuchsia.

Fuente | muycomputer.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *