La semana pasada veíamos como el nuevo sistema operativo para educación, Windows 10 S, no permitirá cambiar el navegador web ni el buscador por defecto, obligando a usar las aplicaciones de Microsoft, Edge y Bing.

En ese momento pensábamos que el motivo principal de ello (además del interés comercial de Microsoft para impulsar sus propias soluciones) era que Windows 10 S sólo permitirá instalar aplicaciones certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store, dejando fuera alternativas de terceros en todos los campos de uso.

Aunque ya decíamos que era improbable que Google o Mozilla tuvieran interés por esta plataforma en las condiciones mencionadas. dejábamos abierta la posibilidad de creación de versiones de Chrome y Firefox para Windows Store y con ello, su uso en Windows 10 S.

Un artículo de ZDNet descarta por completo esta posibilidad, al señalar los requerimientos especiales que se aplican exclusivamente a los navegadores web en la Windows Store y que ni Chrome ni Firefox cumplen (ni cumplirán).

Dice Microsoft en las directrices para certificar aplicaciones en su tienda oficial que, “las aplicaciones no deben poner en peligro o comprometer la seguridad del usuario, o la seguridad y funcionalidad del dispositivo, sistema o sistemas relacionados. Los navegadores deben utilizar el HTML correspondiente y motores de JavaScript proporcionados por la plataforma Windows.

Sólo Edge en Windows 10 S

Actualmente, Chrome usa Blink y Firefox usa Gecko (está en camino un nuevo motor) y como puedes deducir no están nada interesados en crear un navegador que tendría que estar construido desde cero con motores JavaScript designados por Microsoft.

Google arrasa en navegación web y no tiene ninguna necesidad de entrar en el juego de Microsoft, mientras que, a estas alturas, tampoco creemos que Mozilla esté interesado. Puedes descartar totalmente al Safari de Apple y el cuarto en discordia, Opera, usa Chromium/Blink.

La estrategia de Microsoft con Windows Store no es nueva y es similar a la política de Apple para navegadores de terceros en iOS. Ahí encontrarás versiones de Chrome y Firefox para iPhone e iPad, pero con el fin de cumplir con las políticas de la App Store tienen que utilizar el mismo motor de renderizado del propio Safari de Apple. Aquí, Google y Mozilla pasan por el aro por motivos evidentes: la millonada de móviles inteligentes iPhone que hay en el mercado.

Windows 10 S es distinto, una plataforma de nicho reducido que es probable que -de los grandes navegadores- sólo tenga la posibilidad de usar Edge. Eso si no pasas por caja, porque Microsoft ha anunciado que el usuario de Windows 10 S podrá actualizar a Windows 10 Pro por 49 dólares y ahí, usar el navegador que quiera.

Fuente | muycomputer.com


Osniel Torres Alvarez

Seguidor del mundo de la Tecnología, siempre dispuesto a ayudar a todo el que lo necesite, me encanta el desarrollo web, seguidor de todos los productos de Microsoft, principalmente Windows...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *