Windows 7 fue el “culpable” de la expansión de WannaCry

WannaCry, el troyano utilizado para el ataque de Ransonware iniciado el pasado viernes, se extendió a través de equipos con Windows 7 casi en su totalidad. Por el contrario, las máquinas infectadas con Windows XP fueron prácticamente inexistentes.

Como sabes, WannaCry aprovecha una vulnerabilidad del protocolo SMB para atacar sistemas Windows. La vulnerabilidad fue parcheada por Microsoft en el mes de marzo pero afectó a los sistemas sin soporte (Windows XP, Windows Vista…) y también a los que aún soportados, no habían sido actualizados.

WannaCry afectó al menos a 200.000 equipos y según el análisis de la firma de seguridad Kaspersky Lab, más del 97 por ciento de los ordenadores infectados corrían Windows 7.

Las cifras desafían la percepción ampliamente repetida de que el brote fue producido por el uso de sistemas obsoletos y sin soporte. De hecho, la incidencia sobre Windows XP fue mínima.

La versión de Windows 7 más afectada fue la de 64 bits, casi el doble que la de 32 bits, lo que se explica por su mayor incidencia en el segmento corporativo. En resumen. Las des-informaciones iniciales no fueron correctas. La extensión de WannaCry se debió fundamentalmente a la falta de actualización de los equipos y no al uso de sistemas sin soporte.

En todo caso, solo se necesitaron unos miles de máquinas vulnerables para permitir la distribución generalizada de este malware, según la investigación de Malwarebytes.

Ya sabes, contra WannaCry y en general contra cualquier Ransomware, la gran vacuna se llama prevención.

Fuente | muycomputer.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *