Intel presenta Gemini Lake con el Qualcomm ARM PC en el punto de mira

Intel ha presentado la plataforma de procesamiento Gemini Lake, procesadores Pentium y Celeron destinados a ordenadores personales de gama de entrada, que llegan con gran avance en rendimiento de CPU y GPU, e importante mejora de la conectividad con la incorporación del Wi-Fi Gigabit.

No pensarías que un gigante como Intel se iba a quedar sentando tras la entrada de Qualcomm en el mercado del PC con los Windows 10 sobre ARM. Ni aunque su promotor sea el mismo Microsoft, su gran socio en la creación del ‘Wintel’ que ha dominado con mano de hierro el mercado computacional las últimas dos décadas.

El eslogan elegido para el lanzamiento de Gemini Lake explica por donde va Intel: “conectividad a precio increible”. Traducido significa que los equipos “siempre conectados” de Microsoft y Qualcomm tendrán una gran competencia antes de llegar al mercado.

Intel Gemini Lake

Intel comercializará al menos seis procesadores distintos Pentium y Celeron bajo Gemini Lake. Están fabricados en procesos mejorados de 14 nanómetros y ofrecerán flexibilidad de uso para que los fabricantes de equipos originales OEM los monten en una gran variedad de equipos, portátiles, 2 en 1, AIOs, mini-PCs y sobremesas.

Equipos de precio económico con hardware básico, pero muy mejorado respecto a anteriores generaciones y por supuesto frente a la línea Atom, con doble y cuádruple núcleo de procesamiento nativo con frecuencia de hasta 2,8 GHz, 4 Mbytes de caché, soporte para memorias DDR4-2400 y gráficas integradas Intel de la serie 600 con frecuencia de hasta 800 MHz.

Procesadores Gemini Lake para escritorio

Procesadores Gemini Lake para portátiles

Otra de las grandes novedades de estos procesadores es que por primera vez en cualquier plataforma, Intel ofrece capacidades de Gigabit Wi-Fi para conectividad inalámbrica ultra-rápida, usando el estándar 802.11AC 2×2 con canales de 160 MHz.  También interesante la tecnología Adaptive Contrast Enhancement (LACE) incorporada, que está diseñada para mejorar la visualización en pantalla al aire libre con luz brillante.

Intel también promete un aumento importante de la autonomía (como ya hemos visto en la serie Coffe Lake) con unos procesadores de TDP contenidos en los 6 y 10 vatios, según modelo. No alcanzará a las 20 horas prometidas por los PCs con ARM, pero serán suficientes para un día de trabajo.

Windows 10 sobre ARM tiene ventajas en autonomía y conectividad (si pagas por la conexión LTE necesaria) y con ello un nicho particular de mercado seguramente en el segmento educativo, pero si hablamos del gran consumo, no tienen punto de comparación -en nuestra opinión- con estos Gemini Lake. Y sin necesidad de emular aplicaciones ni con una versión de Windows 10 capada y/o limitada.

Fuente | muycomputer.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *