Agony no ofrecerá su parche anti-censura para PC

Hace apenas un mes, Madmind Studio, los desarrolladores de Agony, anunciaron que habían tenido que censurar varias escenas de este juego de terror y supervivencia para lograr la aprobación del juego en base a los sistemas de clasificación por edades, pero que lanzarían un parche “anti-censura” para su versión de PC.

Si bien para la versión de consolas no hubiese sido posible lanzar ningún parche, de forma posterior al lanzamiento, para incluir este contenido, la empresa sí que había anunciado la llegada de este parche para PC, habiendo tenido que recular su decisión para evitar problemas legales mayores. Parte de este contenido contenía escenas de violencia explícita, desnudez parcial y total, así como dos de los posibles finales.

Como compensación ante la retirada del parche, la distribuidora ha anunciado que mañana 30 de mayo, harán públicas estas escenas censuradas para que todos los jugadores de Agony puedan “disfrutar” de estas escenas eliminadas.

Agony es un juego de terror con una ambientación y un diseño basados en una estética lúgubre y sombría, con toques eróticos y gore; según sus desarrolladores, es una mezcla inspirada por la obra clásica de Dante Alighieri. En este juego encarnaremos a un alma atormentada encerrada en las profundidades del infierno, sin ningún recuerdo de nuestro pasado, y con la única meta de escapar. Sin embargo, en un mundo plagado de demonios y criaturas atroces, contaremos con un poder especial que nos permitirá controlar a otras almas, entre las que se incluyen también algunos de estos demonios.

Con una fecha de salida fijada hoy 29 de mayo, Agony todavía se encuentra bloqueado para descargar para PC desde Steam. Además, si eres poseedor de una de las copias físicas del juego, tampoco podrás jugarlo por el momento. Y es que incluyendo dos CD’s en su caja, Agony requiere obligatoriamente de una cuenta de Steam para ser jugado. Por el momento no se especifica ninguna hora de desbloqueo en la plataforma, por lo que nos tocará esperar y estar atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *