Apple apostará por OLED para todos los iPhone 2018

Apple habría decidido usar paneles OLED en todos los iPhone 2018. La información llega del medio surcoreano Electronic Times y aunque no está confirmada ha provocado una debacle en la cotización bursátil de los suministradores de pantallas LCDs, como Japon Display que llegó a caer un 21%.

El interés de Apple por el uso de OLED viene de lejos aunque no fue hasta el pasado año cuando estrenó este tipo de pantalla en el iPhone X reemplazando los paneles de cristal líquido LCD por paneles basados en diodos orgánicos de emisión de luz, la tecnología que apunta a implantarse en las próximas generaciones de pantallas de visualización y en otro gran número de productos, como tablets, smartphones y wearables como relojes inteligentes.

Las pantallas OLED en dispositivos como iPhone permiten rebajar el consumo, adelgazar los terminales, aumentar la calidad de imagen y hasta desarrollar un iPhone flexible o curvado, una tecnología donde Samsung y LG están mucho más avanzados que Apple. Los fabricantes surcoreanos serían precisamente los más beneficiados si se confirma el uso de paneles OLED en todos los iPhone 2018. Samsung como suministrador principal y LG como añadido para reducir precio y dependencia del que es el mayor competidor de Apple en móviles.

Por lo demás, se siguen citando tres modelos distintos para comercializar este año. El primero sería una actualización del iPhone X manteniendo características básicas y tamaño, y con nuevo hardware basado en el chip Apple A12. Otro de los modelos sería un iPhone con una pantalla de 6,5 pulgadas. Un terminal gigante que haría removerse de su tumba al mismo Jobs que para nada gustaba de tamaños excesivos que no pudieran manejarse con una sola mano, pero que movería a Apple al segmento del phablet, una tendencia que parece imparable ante el aumento de tamaños de pantalla en el sector.

El tercero de los iPhone 2018 rumoreados se complica porque se trataría de un iPhone X ‘barato’, algo que no cuadraría con el uso de OLED. De hecho, se hablaba de un diseño iPhone X que reemplazaría la pantalla OLED por una LCD como las que montan los iPhone 8 en un tamaño de 6,1 pulgadas. También eliminaría la función 3D Touch, cambiaría la carcasa de acero inoxidable por una de aluminio y montaría una cámara principal con un solo sensor.

Entre las características generales para todos, es seguro el nuevo sistema operativo iOS 12 que será presentado la semana que viene en el WWDC 2018 y el mantenimiento del Face ID. Una de las novedades en software podría llegar de una nueva suite denominada Peace, que incluiría capacidades mejoradas de realidad aumentada, una integración más profunda del asistente digital Siri, monitoreo de salud digital y la capacidad de usar Animojis en FaceTime.

En el apartado del hardware y además del nuevo chipset Apple A12, los nuevos iPhones podrían estrenar el triple sensor de cámara en la principal y las tarjetas virtuales de nueva generación, eSIM, para ofrecer los servicios de varias operadoras como los doble SIM actuales, otro tipo de función requerida por una parte de usuarios y profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *