Descubriendo los PowerLine.

Desde el principio, ¿qué es exactamente un PLC?

PLC son las siglas en inglés de “Power Line Communications”, también conocido popularmente como “Powerline”, “PowerLAN” o “dLAN”. Son dispositivos que se conectan al router y se colocan en un enchufe, a través del cual transmiten los datos de nuestra conexión a Internet utilizando para ello la propia red eléctrica de nuestra vivienda o empresa.

Como vemos la clave principal de los dispositivos PLC es que la transmisión de datos se realiza a través de la red eléctrica, y por eso se les conoce como “power line”, que en inglés significa red eléctrica.

Aclarado el tema del concepto y la idea básica de su funcionamiento vamos a empezar a profundizar en su funcionamiento. Un adaptador PLC recibe la señal de un dispositivo concreto, como por ejemplo un router FRITZ!Box, convierte esa señal de digital a analógico y la transmite por toda la red eléctrica de nuestra vivienda o empresa.

Esto quiere decir que la señala alcanza todas las tomas de corriente que se encuentren en la misma red eléctrica, lo que significa que podremos aprovecharla en diferentes enchufes de destino sin problema.

En este sentido toca hablar ahora del adaptador receptor que va en los citados enchufes de destino. Éste filtra la señal analógica que recibe de la red eléctrica y la transforma en datos digitales que llegan a los diferentes dispositivos que tengamos conectados, sin que tengamos que hacer nada.

De todo esto podemos sacar en claro también algo que ya hemos dicho en ocasiones anteriores, y es que son muy fáciles de utilizar, ya que ofrecen un funcionamiento prácticamente “plug and play”, es decir, “conectar y utilizar”.

Entendido, pero quiero saber más

Antes de nada debemos conocer un detalle importante. Las redes eléctricas actuales están formadas por tres cables conductores: L, N y PE, también conocidos como fase, neutro y tierra, respectivamente. Sin embargo hay viviendas y empresas que tienen instalaciones más antiguas que sólo incluyen dos conductores, algo que si bien no hace que los PLCs dejen de funcionar sí que puede acabar afectando al rendimiento.

Así, si queremos aprovechar al máximo dispositivos PLC con tecnología Gigabit de alta velocidad es recomendable contar con un circuito eléctrico con tres conductores, ya que nos permitirá disfrutar de las ventajas de la tecnología 2×2 MIMO, en la cual emisores y receptores trabajan de forma paralela y los dos pares de conductores consiguen la máxima velocidad de transmisión, o lo que es lo mismo, el máximo rendimiento.

De este modo podemos enviar datos a tres conductores entre un 60% y un 80% más rápido comparando con los resultados que obtendríamos con dos conductores.

Por otro lado la “tasa a través de rango”, es decir, la velocidad variable de transmisión de datos que depende de la longitud del cableado eléctrico, también aumenta considerablemente con esta tecnología, lo que significa que disfrutaremos además un mayor alcance, aunque evidentemente las tomas de corriente con los receptores más cercanos al emisor seguirán teniendo un mayor rendimiento y una mayor estabilidad.

Recordad que en una red con dispositivos PLC podemos combinar hasta 16 dispositivos y utilizar sin problemas regletas eléctricas o interruptores de protección, y no os preocupéis por la seguridad, ya que su cifrado de red protege nuestras comunicaciones.

Sé lo que os estáis preguntando, ¿y qué hay de las interferencias? Los PLCs cumplen con las normativas de interferencias de alta frecuencia en dispositivos electrónicos, así que un FRITZ!Powerline genera incluso menos interferencias que objetos tan mundanos como una nevera.

Total compatibilidad y bajo coste

Ya sabemos cómo opera un PLC y tenemos claros todos sus puntos clave, pero no debemos olvidar que estos dispositivos cumplen con el estándar HomePlugAV2, lo que significa que podemos utilizarlos y combinarlos con soluciones de otros fabricantes y disfrutar de velocidades de Gigabit.

Finalmente os recordamos que un PLC es la forma más sencilla y económica de extender una conexión a Internet de forma estable y segura, y que por ello merece ser tenida en cuenta, sobre todo si vais a utilizar consolas, ordenadores u otros sistemas que necesiten una señal de buena calidad para asegurar una experiencia óptima.

Ya hemos hablado anteriormente de los dispositivos PLC. En este artículo os ofrecimos una explicación detallada donde vimos qué son exactamente y cómo funcionan. También profundizamos sobre algunos de sus aspectos técnicos más importantes, y hoy queremos hablaros de algunos de los mitos que todavía circulan alrededor de este tipo de soluciones.

Algunos Mitos

Los dispositivos PLC han experimentado avances importantes que les han permitido superar algunas de las carencias que tenían en su etapa más temprana.

1-No ofrecen un buen rendimiento

Es un mito recurrente que nunca pasa de moda. Debemos tener en cuenta que las velocidades que indica cada fabricante son máximos teóricos y que por tanto sólo se alcanzan en condiciones totalmente óptimas, pero esto no quiere decir que no puedan ofrecer un buen rendimiento.

Por ejemplo un PLC que pueda alcanzar los 1.200 Mbps repitiendo la señal WiFi de nuestro router no llegará a esa velocidad en todos los rincones de nuestro hogar, pero registrará medias muy buenas y nos permitirá ampliar la cobertura de forma estable, segura y sencilla.

Es importante tener en cuenta además que los PLCs van mejorando e incorporando las nuevas tecnologías con cada nueva generación, algo que se ha dejado notar con la llegada de modelos equipados con WiFi AC y MU-MIMO, lo que les permite adaptarse a los nuevos tiempos y ofrecer una buena experiencia de uso.

2-Son inseguros y difíciles de configurar

Nada más lejos de la realidad. Cualquier dispositivo PCL actual es muy sencillo de utilizar, tanto que basta con conectarlo al enchufe y al router para empezar a utilizarlo. Si recurrimos a una conexión cableada la instalación es prácticamente “plug and play”.

En el caso de las conexiones inalámbricas por lo general basta con pulsar un botón dedicado de detección y de sincronización de dispositivos para que se integren totalmente en nuestra red, y una vez hecho reproducirá de forma automática los ajustes de la misma, tanto en lo que respecta al nombre como a la contraseña.

Por lo que respecta a la seguridad los PCLs vienen con sistemas de cifrado y como dijimos reproducen los ajustes de nuestra red, así que la seguridad que ofrecen está vinculada a la de nuestra propia red, con todo lo que ello supone.

3-Sólo los modelos caros valen la pena

Existe la creencia de que sólo los PLC más caros son capaces de ofrecer una buena experiencia de uso, pero esto no es cierto. Para acertar en la elección de un PLC debemos tener en cuenta nuestras necesidades y nuestro presupuesto, pero también el espacio que queremos cubrir.

Si el espacio es muy largo debemos valorar el uso de varios dispositivos para evitar que la distancia acabe degradando en exceso la calidad y la velocidad de la conexión. Esto es común a todos los PLC, sin importar el precio de los mismos, y debemos tenerlo claro desde el principio.

Incluso los modelos más económicos son capaces de ofrecer una buena experiencia si hacemos un uso adecuado. También hay que recordar que hay versiones que nos permiten mantener el enchufe que utilizamos al conectar el PLC, y que vienen con un filtro de interferencias integrado para evitar problemas en la calidad de la conexión.

7 Replies to “Descubriendo los PowerLine.”

  1. Juan

    Solo decir que el gran problema que aun persiste es la emisión de armónicos que afectan las señales de radiofrecuencia, estos equipos aun convierten las lineas de AC en antenas que luego emiten interferencia, se ha mejorado pero aun persisten.
    Si hablo de Cuba, que decir……? si con los cargadores de las “motorinas eléctricas” tenemos una fuente casi infranqueable de interferencia producto del no cumplimiento de los estándares de las normas internacionales de reducción de interferencias de Radio Frecuencia, que quedara para los PL que de hecho transmiten señales analógicas por las lineas eléctricas convirtiendo estas en antenas…. Me parece vernos diciendo….no hacen falta los filtros, son caros…..etc.
    Creo que estamos a años de poder utilizar estos dispositivos, hay que tener mucho control y disciplina para no afectar otros servicios…
    Saludos.

    Responder
    • Maikel Autor del Post

      se apagan. pero igual a menos que tengas todo el equipamiento con respaldo de energia, todo se te apaga, empezando por las PC (a menos que sean laptops), switchs, routers, WIFI, etc

      Responder
  2. ernesto

    Tuve la oportunidad de probar (allá por el 2006) PowerLine PLANET 86MBps con conexión RJ45, muy práctico y fáciles de instalar y de usar. Según catálogo mantenían la conexión en un diámeto de aprox. 200m. Mi experiencia fue excelente. Si tenías una tarjeta de red a 100MBps prácticamente no notabas la diferencia.
    Una cosa si pude comprobar y es que en nuestras casas la red eléctrica viene de un transformador con 2 fases A y B. Si lo conectabas a 110V tenías que comprobar que los 2 PowerLine estuvieran conectados a la misma fase, porque sino te daba intermitencia en la conexión o no se veían. Si los conectabas a la misma fase o a 220V no había problema. Igualmente cuando los intalaba en lugares donde el servicio eléctrico era de diferentes transformadores también daban “bateo”. Espero que con el tiempo hayan resuelto estos problemas.
    Los dejé de usar cuando pasé a Win7 y nunca encontré los drivers para el nuevo SO. Si alguien pudiera ayudarme a encontrarlos me encantaría volver a instalarlos, porque sin duda alguna es una solución que recomiendo como muy práctica para distancias no tan grandes.

    Responder
  3. AleWiccan

    Muy mala idea llamarlos PLC, ya que este termino se usa hace años en el ámbito industrial para llamar a los Programmable Logic Controller (Controlador lógico programable) y que algunos llamamos autómatas. Con PowerLAN o Powerline queda mejor nombrado…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *