Nuevas GeForce RTX: ¿NVIDIA apuesta por el trazado de rayos?

Es oficial, NVIDIA ha registrado el nombre Turing y las marcas GeForce RTX y Quadro RTX, toda una declaración de intenciones relacionada directamente con su próxima generación de tarjetas gráficas que además ha venido acompañada de una nueva filtración a nivel de especificaciones.

Empezamos por el principio para contextualizar de una manera apropiada y así entender mejor esta nueva información. NVIDIA siempre ha apostado por desarrollar tecnologías propias que permitan mejorar de una forma determinada el apartado gráfico de los juegos, una realidad que actualmente podemos ver representada a la perfección en GameWorks.

Desde principios de año el gigante verde demostró de forma pública su interés por el trazado de rayos aplicado a videojuegos, una tecnología que se conoce como NVIDIA RTX y que estará presente en la versión para PC de Metro Exodus, uno de los juegos más esperados de la próxima generación.

En artículos anteriores os habíamos comentado que la próxima generación de tarjetas gráficas de NVIDIA podría apostar por mantener los tensor core (núcleos ténsor) de Volta y dedicarlos a potenciar un sistema de trazado de rayos. Esto marcaría una importante diferencia en términos de rendimiento frente a las GeForce GTX 10 basadas en Pascal, y al mismo tiempo permitiría a la compañía impulsar el trazado de rayos.

Una forma de justificar el salto generacional

Seamos realistas, los desarrollos centrados en PS4 y Xbox One han lastrado el sector del videojuego en PC. Las adaptaciones para compatibles llegan con mejoras menores y no aprovechan verdaderamente el potencial del hardware de última generación, una situación que ha alargado los ciclos de renovación hasta tal punto que una tarjeta gráfica de gama alta de 2012 sigue siendo viable para jugar en 1080p en 2018.

Con eso en mente podemos entender perfectamente que NVIDIA quiera introducir avances concretos que muestren la superioridad del PC y que justifiquen un salto generacional. Ahora mismo todo aquél que tenga una GTX 970, GTX 1060 de 3 GB o superior no tiene razones de peso para actualizar su tarjeta gráfica, y tampoco las tendrá con la llegada de las tarjetas gráficas de próxima generación, ya que se mantendrán los desarrollos centrados en consola y las exigencias a nivel de hardware.

La llegada del trazado de rayos y su adopción como una “nueva” tecnología exclusiva de las GeForce RTX podría ser ese revulsivo que necesita NVIDIA para “vender” su nueva generación gráfica y para convencer al usuario de que necesita actualizar su tarjeta gráfica, un enfoque que funcionaría sobre todo con los jugadores que tienen un mayor presupuesto y que siempre quieren tener “lo último de lo último”.

Para el usuario medio el trazado de rayos tendría menos interés y es muy probable que opte por mantener su tarjeta gráfica actual y esperar directamente a la llegada de Xbox Two y PS5, dos consolas de nueva generación que marcarán el camino a seguir en lo que respecta al desarrollo de juegos y que determinarán sus requisitos.

GeForce RTX: un rendimiento por debajo de lo esperado

Los que nos leéis a diario sabéis que Turing es el nombre de la arquitectura que utilizarán las GeForce de nueva generación, y que ésta ha sido considerada como una simple puesta al día de la arquitectura Volta. Las últimas informaciones refuerzan esa idea y nos dejan unos datos nada halagüeños, ya que en rendimiento bruto esa nueva generación quedaría muy por debajo de lo esperado.

Para que se entienda mejor os dejamos un resumen del rendimiento comparativo que esperábamos y el que se ha filtrado en las últimas informaciones:

  • TITAN RTX: esperábamos que fuese un 30% más potente que la GTX TITAN V, pero sólo la superará en un 15%. Rendirá un 50% más que la GTX 1080 TI.
  • GeForce RTX 2080: basada en el núcleo TU104, esperábamos hasta un 40% más de rendimiento que la GTX 1080 TI, pero sólo la superará en un 8%. Será un 50% más potente que la GTX 1080.
  • GeForce RTX 2070: basada en el núcleo TU106. Pensábamos que iba a rendir al nivel de una GTX 1080 TI, pero quedará por debajo de aquella. Rendirá un 17% más que una GTX 1080 y un 40% más que una GTX 1070.
  • GeForce GTX 2060: basada en el núcleo TU116. Esperábamos que su rendimiento fuera similar al de una GTX 1080, pero será un 7% más lenta que una GTX 1070 y un 27% más potente que una GTX 1060 de 6.
  • GeForce GTX 2050: basada en el TU118. Creíamos que iba a rendir como una GTX 1060 de 6 GB, pero será un 17% más lenta que aquella. Superará en un 50% a la GTX 1050 TI.
  • Tened en cuenta que los modelos GeForce GTX 2000 no traerán (en teoría) núcleos ténsor, y no estarán preparados para trabajar de forma óptima con el trazado de rayos de NVIDIA. En la tabla adjunta podéis ver también la fecha de disponibilidad de cada modelo y sus supuestas configuraciones de memoria gráfica.

    Conclusiones: un poco de orden

    Esta información ha tenido un gran impacto por el cambio de nomenclatura pero lo cierto es que no debería sorprendernos. El tema del trazado de rayos y los núcleos ténsor no es algo nuevo y su llegada al PC a nivel de consumo general tampoco se ha gestado de la noche a la mañana.

    En términos generales todo lo que hemos dicho tiene sentido. Al lanzar parte de su próxima generación gráfica como GeForce RTX se consigue diferenciar de forma más clara de la generación actual, con la que en teoría van a coexistir durante un periodo de tiempo no concretado.

    Por otro lado la menor diferencia en términos de potencia bruta existente entre las GeForce RTX-GTX 20 y las GeForce GTX 10, salvando el rendimiento en trazado de rayos, contribuirá a mantener el interés sobre Pascal y a facilitar la limpieza de stock durante los meses posteriores al lanzamiento de la nueva generación de NVIDIA.

    Estaremos atentos a las primeras pruebas de rendimiento que vayan apareciendo para que tengáis claro lo que ofrecen las nuevas GeForce basadas en Turing. Antes de terminar os dejo un resumen de cómo quedarían las GeForce GTX 900 comparadas con las GTX serie 20 según esta nueva información:

    GeForce GTX 980 TI: quedaría un poco por encima de una GTX 2060.
    GeForce GTX 980: superará a una GTX 2050.
    GeForce GTX 970: rendirá más o menos al mismo nivel que una GTX 2050.
    GeForce GTX 960: quedará muy por debajo de una GTX 2050.

    4 Replies to “Nuevas GeForce RTX: ¿NVIDIA apuesta por el trazado de rayos?”

      • RichardCraft

        @yo(el primero) sabias palabras con lo de q mientras mas confundido este el pez mas facil es pescar,
        me imagino a la gente de nvidia
        1-y como hacemos para q compren la nueva generacion.
        2-u ya se nuevo nombre RTX y ya todo el mundo va a querer RTX y no GTX.
        1-caballeros abran champaña q con esto vendemos 100mil u el 1er dia.

        Responder
        • arnova

          asi mismo buna propaganda para ir de pesca, y de lo rendimiento de las consolas es muy verdad tambien hay q pensar que hay juegos que estan muy optimisado y por eso con una serie del 2012 como son las (GTX 660, 670, 680, 690) en adelante aun tiene muy buen rendimiento en algunos gamer de la actualidad nada mas hay q ver los reguisitos minimos del Batlefield V, Call of Duty Black Ops 4 y el Doom sale una GTX 660 como grafica minima en parte de nvidea.Las consolas en la actualidad estan atrasando demasiado el rendimiento maximo de las graficas tanto como para AMD y Nvidea, yo mismo actualmente uso una GTX660 CII ante de esta tuve una GTX1060 que la vendi aprobeche su subida de precio en el mercado, pero con la actual me siento muy satisfecho con su rendimiento vamos a ver si la proxima generacion me obliga a subir.Este es mi punto de vista de como van las cosas d las graficas

          Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *