10 años de Android 1.0 y el primer smartphone de la plataforma

Un día como hoy hace diez años se produjo el lanzamiento de la primera versión de Android y el anuncio del primer terminal con el sistema, el T-Mobile G1 conocido internacionalmente como HTC Dream. Pudo no parecer importante en su día, pero la plataforma de Google se ha convertido en un pilar de la tecnología una década después.

En julio de 2005, Google adquirió una pequeña compañía californiana llamada Android Inc. a la que había estado apoyando financieramente y que producía software para teléfonos móviles. Fue el inicio de todo. Los rumores sobre el interés de Google en la entrada en este mercado se acumularon en los meses siguientes hasta que en noviembre de 2006 presentó oficialmente el sistema operativo Android.

Tan importante como el anuncio oficial del sistema fue la presentación el mismo día del grupo Open Handset Alliance, un consorcio de grandes empresas de hardware, software y telecomunicaciones encabezadas por Google para desarrollo de estándares móviles y cuyo primer producto, Android, fue publicitado como “la primera plataforma verdaderamente abierta y completa para dispositivos móviles”.

Google fue capaz de convencer a fabricantes y operadoras de las ventajas de un sistema de código abierto con base Linux, distribuido libre de royalties, flexible, actualizable y personalizable, preparado para competir con el anuncio de Apple del primer iPhone que supuso toda una revolución. Más allá de las prestaciones de Android, el apoyo de la industria fue la clave para el éxito posterior de la plataforma.

Estos anuncios previos condujeron al lanzamiento el 23 de septiembre de 2008 de la primera versión de Android (1.0 – Apple Pie) y el primer terminal de la plataforma. Muy diferente a la tendencia actual, el T-Mobile G1 estaba basado en la experiencia que ofrecía BlackBerry y de ahí su teclado físico, botonera y su pantalla sin tecnología táctil.

Tampoco la primera versión del sistema iba muy allá frente al actual, tenía un puñado de aplicaciones y la tienda Android Market (precursora del Google Play actual) era muy limitada. A pesar que Andy Rubin, co-fundador de Android Inc. y uno de los responsables del proyecto Android en Google, reconociera años más tarde la superioridad del primer iPhone y su sistema operativo frente al HTC Dream y el primer Android, las bases estaban establecidas.

10 años de Android

Google trabajó rápido a varios niveles. Mejoró el sistema operativo con varias actualizaciones mayores; aumentó el número de socios en la Open Handset Alliance; acogió a miles de desarrolladores para trabajar en su plataforma y promovió el lanzamiento de nuevos terminales donde destacaron el Galaxy S de Samsung, el Motorola Droid o el Nexus One, el primer terminal de marca propia de Google.

A finales de 2010, Android ya era el sistema operativo móvil más popular del mercado. Si el iPhone bajó a sistemas tan importantes como BlackBerry OS, Symbian y Windows Mobile de su era de dominio, Android terminó por enterrarlos. Es revelador que líderes anteriores, como BlackBerry o Nokia, hayan tenido que utilizarlo para poder sobrevivir. Tampoco han obtenido éxito otras opciones de Linux móviles en su día prometedoras como Firefox OS, Ubuntu, Sailfish, webOS o Tizen OS, la única con presencia de la mano de Samsung y no en móviles, sino en smartwatches.

Una década después, Android domina un 85% de la cuota de mercado mundial de móviles inteligentes y está presenta en más de 2.000 millones de terminales en uso. Exceptuando el iOS de Apple, presente exclusivamente en los iPhones, la industria no cuenta con ninguna otra plataforma relevante para movilidad.

¿Cuál es el futuro de Android?

No hay previsiones que ningún otro sistema le haga sombra a Android en la próxima década. Aún con su problemática en fragmentación, seguridad, privacidad o en la imposición de servicios y apps Google que han terminado en multas por monopolio de la UE, no se vislumbran alternativas. Hay alternativas a Google, pero no a Android y este año se venderán más de 1.500 millones de móviles inteligentes con el sistema.

Además, el sistema operativo se ha ampliado a otro montón de segmentos de mercado. Domina la cuota de mercado en tablets y está presente en televisores, automóviles, reproductores, wearables y un larguísimo etc, incluyendo ordenadores personales con su soporte en Chrome OS.

Google está trabajando en un proyecto llamado Fuchsia OS, que se rumorea sería un sistema unificado para todo tipo de productos. Fuchsia OS no está basado en Linux como Android y Chrome OS y apunta a un “sistema operativo modular basado en capacidades”, utiliza un microkernel llamado ‘Zircon’ (Magenta) que proporciona los controladores centrales y la implementación de las bibliotecas del lenguaje C (libc) en la que mayoritariamente está programado junto al interno de Google, Dart.

Realmente, no se sabe si reemplazará, unificará o complementará las plataformas de Google, pero podría ser futuro de un Android del que hoy se cumple el lanzamiento de su primera versión y terminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *