AMD dispara sus ventas de procesadores por los altos precios de Intel

La imparable subida del precio de los procesadores de Intel, que llevamos viendo desde hace un mes, ha provocado que las ventas de los procesadores de AMD se hayan disparado a casi el doble de lo que veníamos viendo en los meses anteriores. Mientras tanto, la caída de ventas de los procesadores de Intel puede presagiarle tiempos difíciles este trimestre.

Ya durante el pasado mes de agosto, AMD vendió algo más que Intel en cuestión de procesadores, una tendencia al alza que ya había comenzado durante el mes de julio de este año 2018. Y, la realidad es que todos esperábamos que la tendencia siguiera más o menos igual durante el mes de septiembre, dado que no había previstos grandes cambios en la línea de procesadores de ambos fabricantes. Lo que ninguno nos esperábamos eran los grandes problemas de suministro que están acuciando a Intel con su nodo de 14 nm, que ha visto como el precio de los procesadores fabricados con él, se haya disparado hasta casi un 25% por encima de su precio de venta habitual.

Los AMD Ryzen son una excelente alternativa a los modelos de Intel

Cuando Intel no tenía competencia real, porque los procesadores de AMD distaban bastante de ser competitivos frente a los del gigante azul, a los consumidores no les hubiera quedado más remedio que pasar por el aro a la hora de comprar sus nuevos equipos. Pero, ahora que AMD ha vuelto al mercado con sus procesadores Ryzen, que son una excelente alternativa en rendimiento frente a los procesadores de Intel, las ventas de estos modelos se han disparado por completo, dejando muy atrás las ventas que han conseguido los contrapartes de Intel durante el pasado mes.

Tampoco esto es algo que nos extrañe demasiado. Por un lado, indica que los procesadores de Intel siguen siendo la opción principal de los usuarios a la hora de montar nuevos equipos, dado que su demanda es muy alta por su parte. Pero, por otro lado, también indica que, mientras Intel siga con sus actuales problemas de suministro, tanto para los procesadores como para los chipsets de las placas base, sus precios van a a seguir siendo altos en todos los casos.

Cierto es que Intel anunció la semana pasada, que iba a invertir cerca de 1.000 millones de dólares para mejorar la capacidad de producción del nodo de 14 nm de sus fábricas. Pero también es cierto que esta mejora no va a producirse de la noche a la mañana, y que todavía tardaríamos un tiempo para que sus resultados se hicieran notar en los precios de los componentes de Intel. De hecho, la marca ya anunció la semana pasada que iba a pasar a fabricar un nuevo chipset en el antiguo nodo de 22 nm, por tener copada por completo la capacidad de su nodo de 14 nm.

Estos son datos estadísticos de un gran vendedor Alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *