Solid, la plataforma abierta del padre de la Web para devolver el control al usuario

El ‘padre’ de la World Wide Web, Sir Tim Berners-Lee, ha anunciado el despliegue de Solid, una ambiciosa plataforma de código abierto destinada a re-descentralizar Internet para dar mayor control a los usuarios y garantizar una Internet más segura, privada y neutral.

Tim Berners-Lee, director del World Wide Web Consortium (W3C) y creador del protocolo HTTP y las primeras páginas web, ha presentado hoy Solid, un nuevo proyecto open source que busca “restaurar el poder de los usuarios en la red”. Según publica Berners-Lee en Medium, “es la forma en que evolucionamos la web para restablecer el equilibrio, dándonos a cada uno de nosotros el control total de los datos, personales o no, de una manera revolucionaria”.

Berners-Lee se ha postulado en numerosas ocasiones en contra de los usos actuales de las grandes empresas de Internet y de los gobiernos, asegurando sin pudor que “Internet se ha convertido en la red de vigilancia más grande del mundo”.

“El problema es el dominio de un motor de búsqueda, de una gran red social, de un sitio de microblogging…”, explica, recalcando que “estamos al borde que una sociedad pueda llegar al punto en el que realmente controle todo lo que el mundo ve, como una gran corporación tiene de repente un control completo sobre la opinión de cualquier usuario”.

Y aquí entra Solid, un proyecto de código abierto que pretende “restaurar el poder de los individuos en la web”. Según explica Berners-Lee, Solid cambia el modelo actual donde los usuarios tienen que entregar datos personales a gigantes digitales.“Como todos hemos descubierto, esto no ha sido lo mejor para nosotros”. El proyecto es la manera en que evolucionamos la web para restablecer el equilibrio, “dándonos a cada uno de nosotros el control total de los datos, personales o no, de una manera revolucionaria”.

¿Qué es Solid?

En pocas palabras, Solid es una plataforma en la que los usuarios almacenar sus datos personales en una especie de llavero USB online al que llaman “pod”. Este pod guarda toda la información del usuario de forma local, desde su identidad online hasta las fotos que él mismo suba. Cuando se conecta a la red Solid, el usuario podrá especificar a que datos o archivos determinados puede acceder una web o app, de forma que tiene el control absoluto de su información

Solid es una plataforma construida usando la web existente. Le da a cada usuario una opción sobre dónde se almacenan los datos, qué personas y grupos específicos pueden acceder a los elementos seleccionados y qué aplicaciones usa. También permite vincular y compartir datos con cualquier persona y ver los mismos datos con diferentes aplicaciones al mismo tiempo.

“Es como un mashup de Google Drive, Microsoft Outlook, Slack, Spotify y WhatsApp”, describe en una reciente entrevista. La diferencia aquí en Solid es que toda la información está bajo tu control. Según el padre de la web, permitirá a las personas, los desarrolladores y las empresas formas totalmente nuevas de concebir, crear y encontrar aplicaciones y servicios innovadores, confiables y beneficiosos.

El proyecto ha tomado cuerpo y desde la semana pasada los desarrolladores de todo el mundo pueden construir sus propias aplicaciones descentralizadas con herramientas a través del sitio Inrupt. Berners-Lee pasará este otoño cruzando el mundo, dando tutoriales y presentaciones a los desarrolladores sobre Solid e Inrupt. Berners-Lee también planea conseguir capital de fondos de riesgo para hacer crecer su equipo aunque no hay motivaciones económicas porque el hombre que regaló la web al mundo podría ser multimillonario de no haber actuado con tanta generosidad.

Solid, una Internet descentralizada almacenada en pods locales

Entiéndase Solid como una Internet descentraliza, sin que X empresas alojen la información, sino que esta se almacene de forma local en los pods de cada usuario. Imagine el lector que participa en una red social basada en Solid. No necesitará un correo y una contraseña, sino que podrá iniciar sesión con su pod Solid, que guarda su identidad online de forma local.

Una tienda online no necesitará almacenar datos sobre el usuario para mostrarle recomendaciones, sino que el pod almacenará su perfil y le permitirá a la tienda (si el usuario lo desea) acceder a este para dicho fin, pero los datos siempre estarán en poder del user, no en los servidores de dicha tienda.

En este sentido, un proyecto en el que Tim Berners-Lee lleva trabajando un tiempo es una “versión descentralizada de Alexa” llamada Charlie. A través de Charlie, los usuarios pueden preguntar cualquier cosa sin temor a que una empresa como Amazon o Google accedan y hagan uso de esos datos, ya que toda la información se almacena en el pod, no en un servidor de terceros.

Asimismo, si el lector quiere compartir unas fotos con unos amigos en cuestión, puede permitir que determinados contactos accedan a esa parte en cuestión de sus pod, permitiendo no solo ver las fotos sino interactuar con ellas. Es como subir las fotos a Dropbox y compartir el enlace de una carpeta, con la diferencia de que las fotos no están en los servidores de ninguna empresa, sino en poder del usuario.

Por otro lado, las aplicaciones se comunicarán entre ellas para acceder “enriquecer la experiencia de usuario”. Por ejemplo, el usuario está en una sala de chat del trabajo (como Slack) y se le asigna una tarea. Esta, inmediatamente, aparecerá en su app de listas de tareas. No será necesario tener que pasarlas manualmente, sino que todas las apps estarán conectadas a interactuarán entre sí.

Para impulsar esta nueva Internet, el director de la W3C ha fundado una start-up llamada Inrupt, que viene a ser una plataforma sobre la que ejecutar todo lo mencionado anteriormente. Esta se encargará de impulsar Solid, aunque serán los desarrolladores los que, a lo largo de las próximas semanas, deberán crear aplicaciones y hacer que el ecosistema sea más rico. La documentación ya está disponible en la web de Solid, como lo está la opción para comprar un pod.

Una Internet descentralizada en un mundo centralizado

Si bien es cierto que suena realmente apasionante, el propio Tim reconoce que “implicará un gran esfuerzo construir la nueva plataforma Solid e impulsar una amplia adopción, pero creo que tenemos suficiente energía para llevar al mundo a un nuevo punto de inflexión”. Internet, tal y como lo conocemos, se basa precisamente en el almacenamiento de datos y la publicidad online.

Empresas como Facebook, Google o Amazon acumulan miles de millones de usuarios a lo largo y ancho del globo, y su modelo de negocio se basa en el almacenaje y explotación de datos. Hacer que los usuarios los dejen de lado para pasarse a una alternativa más segura y privada es una tarea complicada. Ejemplo de ello es WhatsApp, gestionada por Facebook y con 1.500 millones de usuarios, y Signal, una app de mensajería privada y de código abierto, cuya cuota de mercado es ínfima.

El problema es que la reinvención de la Web que promete Solid y la devolución al ciudadano digital del control total de sus datos, choca frontalmente con los grandes intereses de las empresas que se benefician del control de los datos, oro puro en la era de Internet.

Hace casi 30 años que este físico, ingeniero, desarrollador y profesor, escribió la propuesta de un sistema de distribución de documentos de hipertexto o hipermedios interconectados y accesibles vía Internet, que sería el germen de la “red informática de ámbito mundial” que hoy usamos, conocida como World Wide Web. Nadie esperaba entonces su difusión actual. Tampoco el de Solid, pero el futuro no está escrito.

Berners-Lee afirma que “no estamos hablando con Facebook y Google sobre si introducir o no un cambio radical en el que todos sus modelos de negocios se transformen completamente de la noche a la mañana. No estamos pidiendo su permiso”, pero no deja de ser cierto que esta transformación a la Internet descentralizada, de llevarse a cabo, llevará mucho tiempo.

3 Replies to “Solid, la plataforma abierta del padre de la Web para devolver el control al usuario”

  1. Yolo

    Aunque el proyecto parece positivo y prometedor. Hoy por hoy no veo al usuario promedio de internet migrando a esa plataforma, a él no le interesa la privacidad de su información, solamente quiere actualizar su perfil de facebook todos los días.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *