Intel corrige por hardware en el refresco de Coffee Lake parte de los fallos de Meltdown

Una de las preguntas que quedaban en el aire con la presentación de los procesadores de 9.ª generación por parte de Intel es qué medidas de corrección había tomado para el fallo de seguridad Meltdown. La compañía ha proporcionado novedades al respecto, y las buenas noticias es que los nuevos procesadores generalistas, el refresco de Coffee Lake, sí trae mitigaciones introducidas directamente al diseño de los chips.

Puesto que Intel ha tenido que rediseñar la arquitectura de los procesadores generalistas para tener un diseño de ocho núcleos frente a los seis de la generación anterior, ha podido meter las correcciones para la variante 3 conocida como Meltdown, así como la más reciente variante 5. Estos fallos de seguridad afectan a la ejecución fuera de orden de instrucciones, y que se usa en todos los procesadores de Intel. Los procesadores Cascade Lake y Whiskey Lake también se les introdujo estas correcciones cuando fueron anunciados en agosto.

Las actuales mitigaciones de Meltdown afectan al rendimiento de los procesadores, si bien más en cargas específicas que en juegos, y cuantos más núcleos tiene un procesador menos le afecta. Las variantes 1 y 2 se mantienen como en todos los procesadores de AMD e Intel como correcciones por firmware y a nivel de sistema operativo, y las variantes 3a y 4 se corrigen todavía por firmware y a nivel de sistema operativo.

Otro de los procesadores presentados, el Xeon W-3175X, puesto que mantiene el mismo diseño de productos anteriores, llega sin correcciones por hardware, relegando su protección a parches de firmware y sistema operativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *