El AMD Ryzen 7 2700X comienza a bajar de precio frente al Intel Core i9-9900K

La llegada en los próximos días del nuevo procesador Intel Core i9-9900K ha motivado que AMD haya decidido bajar el precio de su procesador tope de gama, el Ryzen 7 2700X, de manera que su compra se convierta en más atractiva a los ojos de los futuros compradores. Teniendo en cuenta el elevado precio de venta que tendrán los nuevos procesadores Coffee Lake-R, es más que posible que ese movimiento les convenza.

El próximo día 19 de octubre se levanta el embargo para los análisis del nuevo modelo de los nuevos procesadores Intel Core i9-9900K, pero a AMD no le va a pillar desprevenido este lanzamiento. Y esto es, en gran parte, porque los análisis iniciales publicados por la empresa Principled Technologies se demostraron que se habían realizado mal, y los subsecuentes análisis demostraron que, la diferencia media de rendimiento entre ambos procesadores era de un 17% a favor del procesador de Intel. Esto, frente a los análisis iniciales que cifraban como más alta la diferencia de rendimiento entre el AMD Ryzen 7 2700X y el modelo de Intel.

Sin embargo, el principal obstáculo que van a encontrar los usuarios a la hora de adquirir los nuevos procesadores de Intel, no va a ser su disponibilidad inicial, si no su elevado precio de venta. Dicho precio de venta es, actualmente, de 529.99 dólares.

Actualmente solo hay una sola CPU AMD por encima de su precio de salida (Athlon 200GE), de hecho, la única CPU que se mantiene es el superventas Ryzen 3 2200G, mientras que el Athlon 200GE está agotado debido a la voracidad de los usuarios. La estrategia de AMD pasa por intentar recuperar cuota de mercado a pasos agigantados viendo todos los problemas de su máximo rival. Para ello ha dispuesto una estrategia bastante agresiva: recotar o mantener los precios de toda su serie 2 en Ryzen+.

El AMD Ryzen 7 2700X podrá plantarle cara al Intel Core i9-9900K en el precio
Actualmente, en España, el AMD Ryzen 7 2700X se vende a un precio de 344.47 euros en línea. Sin embargo, en el extranjero, ya se han comenzado a vender a tan solo 290 dólares. Esto sitúa su nuevo precio 240 dólares por debajo del procesador de Intel. Y, seamos claros, el 17% de rendimiento extra estimado en juegos del modelo de Intel, no justifican un incremento en el precio del 46%. Sí, es cierto que los nuevos procesadores vendrán con los problemas de Meltdown y Spectre parcialmente solucionados de fábrica, pero aun así.

Cuando se extiendan estas bajadas de precio que han comenzado en Estados Unidos al resto de países (las bajadas de precio siempre suelen comenzar allí), Intel se encontrará en frente a un competidor que va a poner en aprietos al gigante azul. De igual manera una reducción de precio siempre es bienvenida, sobre todo cuando no se pactan precios y la guerra es real, como parece que se da en estos momentos. Que, por otro lado, solo es de esperar que, a medida que vayan saliendo el resto de modelos de esta tanda inicial de procesadores, el resto de modelos de AMD adecuen su precio para hacerlos más competitivos en la siempre importante ecuación (para los consumidores) de precio/rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *