Cuánta memoria RAM necesitas para poder jugar

Recientemente hemos visto como el mercado de las memorias RAM ha comenzado a experimentar una pequeña bajada de precios, pero todavía seguimos hablando de cientos de euros para actualizar y ampliar la memoria RAM de nuestros equipos.

Pero lo primero de todo, es aclarar, ¿qué es y para qué sirve la RAM?. A modo de rápido resumen, se trata de “Memorias de Acceso Aleatorio”, reconocibles en cualquier PC por su forma de tableta rectangular, y cuya importancia en nuestros equipos es más que fundamental, jugando un papel fundamental en el rendimiento del sistema.

Así pues, una baja cantidad de memoria RAM puede afectarnos negativamente en según qué tareas, pero la mayor diferencia se centra en los usuarios a los que les guste disfrutar de los juegos.

Dicho esto, estamos acostumbrados a ver cada vez más modelos de componentes para nuestros ordenadores, y unos listados cada vez más extensos de requisitos para jugar y correr debidamente los nuevos juegos. ¿Pero hasta qué punto influye nuestra memoria RAM? ¿Es siempre cuanta más, mejor? ¿Qué diferencias se aprecian al usar 4GB o 32GB?

A medida que el sistema operativo cada vez consume mayor cantidad de memoria RAM, la cantidad de esta que deberemos de tener disponible para ejecutar nuestros juegos con cierta fluidez, ha necesitado ser aumentada. Pero, no solo es la cantidad de memoria RAM del sistema la que va a determinar la necesaria para poder ejecutar con soltura un juego: también hay otros factores que van a determinar este aspecto y que han de ser tenidos en cuenta a la hora de montar nuestro equipo.

Hasta hace un par de años, la cantidad mínima de memoria RAM disponible en nuestros sistemas para poder jugar a juegos modernos se encontraba entorno a los 4 GB. Pero, a medida que el tiempo ha pasado, los juegos más importantes cada vez han comenzado a requerir más cantidad de RAM. Y, a esto se suman los programas que el sistema operativo está ejecutando en segundo plano, que también emplean la RAM del sistema. Por todo esto, veamos aquellos factores que influyen en el consumo de memoria RAM de un equipo gaming.

Consumo de memoria RAM en el ordenador

La cantidad de memoria VRAM de nuestra gráfica
Todos sabemos que los juegos, cuando se ejecutan, cargan las texturas que van a representar en la VRAM de la tarjeta gráfica. Por lo tanto, si la cantidad de texturas que se quieren cargar, o el tamaño de estas, es demasiado alta para la cantidad de VRAM de la tarjeta, estas se cargarán en la memoria RAM del equipo (que no es lo ideal). Y no es lo ideal porque cuando la gráfica las necesite, tendrá que pedirlas a la RAM, lo que hará que se introduzcan latencias en el rendimiento del sistema.

La resolución de juego
La resolución del monitor que empleemos para jugar también influye en la cantidad de memoria RAM que requiere el sistema. Y esto está relacionado con la cantidad de VRAM de nuestra gráfica. A mayor resolución, mayor cantidad de texturas y mayor tamaño de estas se tendrán que almacenar en la VRAM. Por tanto, si la gráfica no tiene suficiente VRAM, las mandará a la RAM del sistema. Obviamente, para intentar paliar este problema un poco, siempre podemos optar por bajarle la resolución al juego.

El nivel de detalle del juego
Obviamente, a mayor nivel de detalle que empleemos en el juego, mayor consumo de VRAM de la gráfica. Y esto nos devuelve al primer punto de esta lista. Podemos optar por hacer funcionar el juego a alto nivel de detalle a resolución 1080p, o con un detalle medio a resolución 2K, en función de las capacidades de nuestro sistema.

Los procesos que se ejecutan en segundo plano
Como ya hemos comentado, el ordenador no solo es el sistema operativo y ya está. Hay muchos procesos que se ejecutan en segundo plano y que también consumen memoria RAM. El navegador de Internet, WhatsApp Web, Discord o programas de monitorización de componentes también pueden consumir una parte importante de los recursos del sistema. Y, aunque lo ideal es cerrar todos los que no son imprescindibles a la hora de jugar, que sean imprescindibles o no, es cuestión de cada usuario y sus preferencias.

Esto es lo que los chicos de TechSpot han querido analizar en detalle. Como curiosidad, para la comparativa se han decidido por comparar las memorias de 8GB, 16GB y 32GB de RAM, obviando directamente las memorias de 4GB al considerarlas bajo mínimos. Además, todos los juegos fueron probados en 4K y con los ajustes al máximo, forzando así el máximo consumo de las memorias.

Cuánta RAM consumen los juegos
Lo primero, es saber hasta qué punto consumen y cuánta asignación de memoria RAM necesitan algunos de los títulos más recientes y populares. Para ello, se realizaron varias mediciones durante los juegos, bajo un equipo de máximas condiciones con un procesador Core i9-9900K, 32GB de memoria DDR4-3400, y una tarjeta gráfica GeForce GTX 2080 Ti.

• Assassin’s Creed Odyssey
VRAM: 8,140 GB
RAM: 9,364 GB
Uso de memoria: 28,6 %
GPU: 1.875 MHz

• Battlefield V
VRAM: 9,738 GB
RAM: 10,678 GB
Uso de memoria: 32,6 %
GPU: 1.800 MHz

• F1 2018
VRAM: 6,972 GB
RAM: 8,501 GB
Uso de memoria: 25,9 %
GPU: 1.800 MHz

• Call of Duty: Black Ops IIII
VRAM: 10,459 GB
RAM: 12,136 GB
Uso de memoria: 37,1 %
GPU: 1.815 MHz

• Far Cry 5
VRAM: 5,736 GB
RAM: 9,664 GB
Uso de memoria: 29,5 %
GPU: 1.830 MHz

• Hitman 2
VRAM: 5,670 GB
RAM: 10,220 GB
Uso de memoria: 31,2 %
GPU: 1.815 MHz

• Monster Hunter: World
VRAM: 4,774 GB
RAM: 8,279 GB
Uso de memoria: 25,3 %
GPU: 1.800 MHz

• Just Cause 4
VRAM: 4,972 GB
RAM: 6,752 GB
Uso de memoria: 20,6 %
GPU: 1.860 MHz

• Shadow of the Tomb Raider
VRAM: 7,922 GB
RAM: 9,013 GB
Uso de memoria: 27,5 %
GPU: 1.845 MHz

• Strange Brigade
VRAM: 6,345 GB
RAM: 7,425 GB
Uso de memoria: 22,7 %
GPU: 1.815 MHz

• Star Wars: Battlefront II
VRAM: 8,314 GB
RAM: 10,426 GB
Uso de memoria: 31,8 %
GPU: 1.815 MHz

• Vermintide 2
VRAM: 5,497 GB
RAM: 8,958 GB
Uso de memoria: 32,6 %
GPU: 1.800 MHz

Así pues, vemos que salvo en el caso del Call of Duty, prácticamente ninguno de los juegos alcanza los 12GB de RAM, quedándose incluso en muchos casos por debajo de los 8GB de uso, y quedando así una media de uso aproximado de 8,5GB entre todos los juegos.

No obstante, estas mediciones surgen al probar estos títulos bajo un equipo óptimo y con unos requisitos al máximo, por lo que el consumo de memoria variará en el caso de reducir las especificaciones de nuestro ordenador, o si se baja la configuración.

Es por ello por lo que se realizaron pruebas adicionales, con unos requisitos gráficos de 1440p y 1080p, y usando tres modelos distintos de tarjetas gráficas de alta gama alta como la RTX 2080 Ti de 11 GB, una GTX 1070 de 8 GB, o una AMD Radeon RX Vega 64 de 8 GB.

En general, la diferencia de rendimiento en 1440p entre 16GB y 32GB de RAM es prácticamente inexistente para la mayoría de juegos. Sin embargo, sí que se puede observar una bajada de rendimiento cuando pasamos a los 8GB.



El único en el que los 32GB hacen una presencia notable, es Hitman 2, que experimentó un salto de rendimiento del 5%. En otros juegos como Battlefield V, las diferencias entre los 8GB y 12GB se reducen a la pérdida de 2 FPS, mientras que en Shadow of the Tomb Raider, usar 8 GB genera mucha inestabilidad y una gran pérdida de rendimiento en los frame times, de hasta el 32%.

También se tuvieron en cuenta los equipos gama media, testados a 1080p y 1440p, y utilizando tarjetas gráficas como la AMD Radeon RX 580 de 8 GB, la RX 570 de 4 GB y una NVIDIA GTX 1060 de 3 GB.



De nuevo, las diferencias entre los 16GB y 32GB son prácticamente imperceptibles, mientras que la bajada a 8GB se vuelve más acentuada, haciendo que los frame rate promedio disminuyan considerablemente, y aumentando según reducimos la memoria de las tarjetas gráficas, con un gran salto entre los 8GB y 4GB de VRAM.

Cantidades de memoria RAM y VRAM mínimas
Como ya hemos comentado, cuanto mayor es el tamaño de la VRAM de nuestra tarjeta gráfica, menor será la influencia de la cantidad de memoria RAM del equipo a la hora de jugar. Si, por ejemplo, tenemos una tarjeta gráfica con 11 GB como las GeForce GTX 1080 Ti o RTX 2080 Ti, la cantidad de RAM que se emplee para el juego será mucho más reducida que si nuestra tarjeta gráfica tiene menos. A este sentido, a estas alturas está claro que tener una gráfica con una cantidad de VRAM inferior a 4 GB va a impactar de manera bastante negativa en la experiencia de juego. A no ser que nos dediquemos a jugar a juegos MMO o muy antiguos, claro.

La RAM afecta hasta cierto punto, pero el PC debe estar equilibrado
Podemos concluir así que un aumento de la cantidad de RAM afecta hasta cierto punto, pero el aumento no se hace demasiado notable siempre y cuando cumplamos con un mínimo. Los cambios más notables que se aprecian se reducen a la frecuencia a la que los juegos funcionan.

Vale más mantener nuestro ordenador equilibrado: si optamos por el básico de 8 GB de RAM, deberemos compensarlo con una tarjeta gráfica que mínimo llegue a los 6 GB de VRAM. Y es que no sólo la memoria y la gráfica afectan al juego. También es recomendable mantener actualizado nuestro procesador, y mantener un cierto espacio de almacenamiento libre.

No obstante, también debemos tener en cuanta a qué juegos vamos a jugar y cuáles son sus requisitos. Claramente existen diferencias entre los juegos de un jugador y los multijugador; tampoco consumirá lo mismo mantener unas tasas estables en Battlefield V que Fortnite o League of Legends.

Por tanto, si lo que queremos es jugar en alta calidad y resolución a los juegos más exigentes del año, sin que la RAM pueda suponer un obstáculo para nuestro disfrute, la cantidad necesaria para hacerlo son al menos 16 GB de memoria RAM en nuestro ordenador. Sí, es verdad que 8 GB os pueden servir perfectamente si los juegos que pretendéis emplear no son excesivamente exigentes en cuanto a gráficos, o no son muy modernos, en general. O si no os importa disminuir el nivel de detalle gráfico o la resolución a la que los jugáis, las cosas como son. Pero si realmente queréis disfrutar de los juegos en todo su esplendor gráfico, 16 GB es lo mínimo que deberéis de instalar en vuestro ordenador par conseguir ese resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *