El Ryzen 9 3800X está llamado a convertirse en el próximo procesador tope de gama de AMD para el mercado de consumo general, y según las últimas informaciones podría volver a marcar un importante punto de inflexión.

Durante los últimos años el mercado de los procesadores de consumo general ha vivido algunos momentos muy importantes y muy beneficiosos para el consumidor. Por ejemplo, la llegada de la arquitectura Sandy Bridge supuso un salto enorme en términos de rendimiento bruto, tanto que dicha generación todavía ofrece un rendimiento excelente. La reintroducción de la tecnología HyperThreading en los Pentium con Kaby Lake y el aumento de los Core i3 y Core i5 a cuatro y seis núcleos también merecen una mención, pero fueron los procesadores Ryzen en su versión de primera generación los que democratizaron las configuraciones de seis y ocho núcleos.

Con esos antecedentes podemos entender mejor por qué hemos dicho que el Ryzen 9 3800X podría marcar un nuevo hito en la historia de las CPUs de consumo, y es que según un listado tempranero de un minorista online dicho procesador contará con 16 núcleos y 32 hilos, y podrá llegar a los 4,7 GHz de velocidad en modo turbo.

Chiplets con más núcleos, y a mayor frecuencia
El Ryzen 9 3800X estará basado en la arquitectura Zen 2. Ya os hemos hablado sobre ella en artículos anteriores, así que os invitamos a echarle un vistazo para conocer todas sus claves. Uno de los temas más importantes es el salto al proceso de 7 nm y la agrupación de unidades CCX en chiplets de hasta ocho núcleos, fabricados en proceso de 7 nm.

Esos chiplets se conectan con un chip I/O que integra todo el sistema de comunicaciones, incluidas las controladoras de memoria, y que está fabricado a 14 nm. Pues bien, la simplificación de las pastillas de silicio que forman los chiplets ha permitido no solo el salto a los 7 nm a nivel técnico, sino que además ha hecho que éste sea viable económicamente.

Más núcleos y más hilos en los Ryzen de tercera generación, pero también mayor eficiencia, mayor IPC (rendimiento por ciclo de reloj) y una mayor frecuencia de trabajo. Esta última era, precisamente, una de las principales desventajas que presentaba la estructura MCM (modulo multichip) que presentaban Ryzen frente a la arquitectura de núcleo monolítico de Intel, sus menores velocidades de trabajo.

Un Ryzen 7 2700X puede trabajar a 4.3 GHz mientras que un Core i9 9900K puede mantener 5.2 GHz con un buen sistema de refrigeración (amén de un consumo mucho mayor y un coste mayor todavía). Es una diferencia muy grande que obviamente se deja notar en el rendimiento bruto de cada CPU, superano el Intel al AMD en un 15% como media. Si se confirma el salto a los 4.7 GHz de frecuencia máxima del Ryzen 9 3800X la distancia se habrá reducido, y las diferencias en términos de rendimiento podría acabar quedando en nada, o incluso haber sorpresa si el incremento de IPC es mayor de los esperado (como en los primeros Ryzen).

Seis núcleos como nuevo nivel de entrada
Si os fijáis en el cuadro que acompañamos, donde aparecen las especificaciones de toda la gama Ryzen 3000 de AMD, vemos que se ha producido un cambio importante frente a la generación actual:

• Serie Ryzen 9 3000: 16 núcleos y 32 hilos a un máximo de 4.7 GHz, con un TDP de 125 vatios.
• Serie Ryzen 7 3000: 12 núcleos y 24 hilos a un máximo de 5 GHz, con un TDP de hasta 105 vatios.
• Serie Ryzen 5 3000: 8 núcleos y 16 hilos a un máximo de 4.8 GHz, con un TDP de hasta 95 vatios.
• Serie Ryzen 3 3000: 6 núcleos y 12 hilos a un máximo de 4.3 GHz, con un TDP de hasta 65 vatios.

Los procesadores serie Ryzen 7 2000 tienen 8 núcleos y 16 hilos, los Ryzen 5 2000 suman 6 núcleos y 12 hilos y los Ryzen 3 1000 (no hay Ryzen 3 serie 2000) cuentan con 4 núcleos y cuatro hilos, así que las diferencias son muy marcadas, y muy importantes. Hace un par de años habría sido impensable que los procesadores con 6 núcleos y 12 hilos acabasen siendo gama básica, pero pronto será una realidad.

No tenemos detalles sobre el precio que tendrán estos nuevos procesadores de AMD, pero podemos imaginar que no estarán muy alejados del nivel actual. A continuación os dejamos una estimación de los precios aproximados de cada modelo, y os recordamos que su anuncio se espera para el primer o segundo trimestre de 2019. Serán compatibles con las placas base AM4 chipset serie 300, 400 y 500.

• Ryzen 9 3800X: entre 450 y 500 euros.
• Ryzen 7 3700X y 3700: entre 350 y 400 euros.
• Ryzen 5 3600X y 3600: entre 200 y 250 euros.
• Ryzen 3 3300X y 3300: entre 100 y 150 euros.

Mas info de la arquitectura presentada por AMD en Noviembre aqui
https://tecn.cubava.cu/2018/11/08/amd-presenta-zen-2-y-vega-20-la-primera-cpu-y-gpu-de-7-nm/


3 commentarios

warcos · 4 enero, 2019 a las 6:33 pm

erie Ryzen 7 3000: 12 núcleos y 24 hilos … en solo 350.. jajaja y yo que me enredé me estoy enredando con un core i7 8700K mas caro

warcos · 4 enero, 2019 a las 6:31 pm

Serie Ryzen 9 3000: 16 núcleos y 32 hilos que bestia y a 450 aproximadamente, es caro .. pero vale la inversion

    DARIAN · 5 enero, 2019 a las 2:36 pm

    OJO con lo que no se dice.,OJO con la cache.
    OJO con la publicidad.
    Saludos.

Responder a warcos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *