La empresa Backblaze ha emitido su informe sobre la tasa de fallos de discos duros que ha tenido a lo largo del 2018. Un informe realizado en base a los 107.000 discos que posee esta empresa en sus servidores. Es, por tanto, un punto importante a la hora de ver qué modelos han sido los que han tenido una mayor tasa de fallos en el pasado 2018. Y cuales, por el contrario, han sido los modelos que les han dado mejor resultado en ese tiempo.

Aunque en los ordenadores personales se estén afianzando cada vez más las unidades de almacenamiento sólido, debido en gran medida al descenso de precios que han tenido durante el pasado 2018, todavía es verdad que la unidad que más se sigue empleando, como unidad de almacenamiento principal, es el disco duro. Y es que el precio por GB de estos, es sensiblemente inferior al precio que poseen los SSD.

Aun así, hay que tener en cuenta que muchos de los modelos que emplea Backblaze en sus servidores tienen un tamaño interno que es ampliamente superior a los modelos que más suelen emplear los usuarios de a pie, como nosotros. Salvo para circunstancias muy particulares, la gran mayoría de usuarios tienen instalados en sus equipos modelos de 1 o 2 TB de capacidad. Muy pocos de nosotros tenemos necesidad de unidades de 14 TB de almacenamiento interno.


La mayor tasa de fallos en discos duros se la llevan Seagate y Western Digital
A pesar de que la tasa de fallos de discos duros es realmente baja (3,03% es la cifra más alta que podemos ver en la anterior tabla, y pertenece a un modelo de Toshiba de 14 TB), la mayor tasa de fallos se concentra en las empresas Seagate y Western Digital. Sin embargo, y por contra, la menor tasa de fallos es para Hitachi.

Otra cosa que podemos ver en las tablas es el progresivo aumento de la capacidad de almacenamiento de los discos duros. En la tabla que tienen que abarca desde 2016 hasta 2018 se puede ver claramente como las unidades de almacenamiento de 12 y 14 TB ya se han asentado en el mercado de servidores (las de 14 TB, todavía poco). Una tendencia que debería de continuar al alza si Seagate empieza a sacar pronto sus unidades de 16 TB dotadas con tecnología HAMR, que está en las últimas fases de su periodo de pruebas.

En cualquier caso, tampoco debemos de olvidar que el entorno de trabajo y las exigencias que hace un servidor de sus discos es muy superior a lo que vamos a requerir nosotros de los que tenemos montados en nuestros sistemas. Lo normal es que un disco duro nos puede llegar a durar, con facilidad, más de 5 años.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *