El lanzamiento de los procesadores Zen 2 por parte de AMD va a traer cola, donde los primeros síntomas ya parece que se hacen notar. Y es que los de Lisa Su estarían empezando a aplicar sendos descuentos en la gama de procesadores Zen + para comenzar a vaciar stock y dejar paso a la nueva arquitectura que promete unas características muy mejoradas.

Zen 2 llegará con mejoras en la velocidad de Infinity Fabric

Si el hype por Zen 2 no era el suficiente, nuevos datos afirman que las novedades de AMD con su nueva arquitectura pasarán por una reducción de la latencia presente entre su nuevo chiplet I/O y la memoria RAM.

Como sabemos, AMD ha movido los controladores de memoria a este chiplet, haciendo el acceso más homogéneo y transparente para su IMC y sus canales de RAM.

Pero hoy sabemos que este movimiento tendrá una repercusión para los núcleos, ya que los de Lisa Su han tenido que doblar el ancho de banda de su bus de interconexión directo llamado Infinity Fabric para paliar el nuevo ancho de banda interno que necesitan.

Así, la velocidad pasaría de 50 GBps a 100 GBps, por lo que será muy interesante ver cómo se desenvuelven los chiplets con este nuevo aumento del ancho de banda.

Entre tanto, AMD va a hacer lo propio ante la inminente llegada de estos nuevos procesadores y gama, ya que empieza a recortar el precio de sus procesadores Ryzen 2000 basados en Zen +, dejándolos mucho más atractivos para los usuarios, y de paso, ofreciendo un mejor ratio de rendimiento/precio que Intel.

La reducción de precios está llegando paulatinamente a Europa

Lo cierto es que dicha reducción no se aprecia, de momento, en todos los modelos de la gama, pero en Estados Unidos esto ya es más obvio.

Por ejemplo, encontramos que el Ryzen 5 2600 ha sufrido una buena bajada desde los 209 euros que costaba hasta unos más asequibles 189.90 euros, fijando un nuevo precio mínimo histórico para esta CPU.

El caso del Ryzen 7 2700 ha sido curioso, ya que su precio bajó hasta hace solo dos días hasta los 203.90 euros, aunque ahora ha vuelto a subir hasta los 246.99 euros.

En el primer caso la bajada fue muy amplia, mientras que ahora es más comedida.

En el caso del superventas Ryzen 3 2200G, aunque sin ser mínimo histórico como el año pasado, la bajada también se está haciendo notar, ya que ahora lo encontramos a 95.77 euros, muy cerca de esos 90.14 que fue el precio más barato ofrecido por AMD.

Mismo caso para el Ryzen 3 1200, donde hace menos de una semana llegó a su precio mínimo histórico, aunque actualmente ha subido apenas 3 euros hasta situarse a 75.55 euros.

Prácticamente la mitad del precio que se fijó el verano pasado y en claro síntoma de caída.

Por último, hemos dejado a la CPU más potente para gaming, el Ryzen 7 2700X, el cual ha sufrido un bajón de precio enorme hace apenas una semana.

De momento, sigue estable en 319.90 euros, solo 3 euros por encima de su precio mínimo histórico.

¿Logrará AMD vaciar stock para dar entrada a sus Zen 2?

Está claro que AMD viene apretando fuerte con sus Zen 2 y que espera vaciar stock de aquí a dentro de dos o tres meses, lo cual es un claro síntoma de que su nueva arquitectura marcará una gran diferencia en núcleos y rendimiento frente a lo que tiene puesto en el mercado.

Veremos si finalmente consigue vender todo su stock en tiendas, ya que la mayoría de compradores se estarán reservando para la nueva gama Ryzen 3000.

Fuentes: Notebookchek, Hardzone


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *