Las especificaciones de PS5 han sido confirmadas por Sony, un movimiento totalmente inesperado que sin embargo no nos sorprende, ya que todos los datos que han dado son los mismos que os habíamos contado cuando hablamos hace unas semanas de dicha consola y también de Xbox Scarlett.

Mark Cerny, el principal responsable de arquitectura de PS5, ha confirmado en una entrevista con Wired que esta consola utilizará un procesador Ryzen de AMD semipersonalizado, en concreto un modelo que estará basado en la arquitectura Zen 2 y que contará con un total de ocho núcleos. No ha especificado la velocidad de trabajo ni tampoco si contará o no con SMT, una tecnología que, recordamos, permite a cada núcleo ejecutar un subproceso, lo que aumenta el número de hilos de ejecución totales de ocho a dieciséis.

Wired ha revelado en exclusiva nueva información respecto a la próxima consola de Sony, la por ahora bautizada como PlayStation 5, y la información es completamente verídica, hasta el punto de que Lisa Su hizo mención a la noticia desde su cuenta oficial de Twitter, y no solo eso, sino que confirmó el hardware que da vida a la consola.

Super excited to expand our partnership with @Sony on their next-generation @PlayStation console powered by a custom chip with @AMDRyzen Zen2 and @Radeon Navi architecture! 😀 https://t.co/EvdIrMNLiV

— Lisa Su (@LisaSu) April 16, 2019

Para que nos hagamos una idea, el primer kit de desarrollo de la nueva PlayStation ya fue probado por Insomniac Games en su más que popular Spider-Man. Si en la PlayStation 4 Pro el juego tardaba en cargar 15 segundos, con la nueva consola se tardó sólo 0.8 segundos, demostrando así el gran salto de rendimiento que presentará esta generación de consolas que, por primera vez en la historia reciente, llegará con un hardware de misma generación respecto al PC y tecnología de vanguardia.

Kit de desarrollo PlayStation 5

Falta información, pero el simple hecho de que AMD haya confirmado la presencia de una CPU Ryzen de última generación en PS5 es una buena noticia, ya que supone un salto muy grande frente al procesador AMD Jaguar utilizado en PS4. Para que os hagáis una idea en términos de equivalencias ambos procesadores son como la noche y el día. Un procesador Zen 2 ofrecerá un IPC igual o superior a los actuales Core 9000 de Intel, mientras que un procesador AMD Jaguar tiene una potencia similar a la de un procesador Intel Atom serie 8000.

Ya lo hemos dicho en ocasiones anteriores y lo repetimos una vez más, el procesador ha sido uno de los grandes cuellos de botella de la generación actual de consolas, un lastre que se ha dejado notar sobre todo en Xbox One X y PS4 Pro. Utilizar la serie Jaguar de AMD fue un error importante, pero por suerte no se volverá a repetir.

¿Qué supondrá el salto a una CPU Zen 2?

Pues muy sencillo, que PS5 tendrá una unidad de procesamiento general mucho más potente, capaz de trabajar con animaciones y físicas más complejas, mundos más amplios y con una mayor cantidad de NPCs, sistemas de inteligencia artificial más elaborados y modos multijugador con una mayor cantidad de usuarios de forma simultánea. También podemos esperar una tasa de fotogramas más estable y que sea capaz de alcanzar medias de 60 FPS con mayor frecuencia.

En cualquier caso, tanto en el lado de la CPU como en el de la GPU, esto representa un importante avance respecto de la PS4 y la PS4 Pro. En el lado de la CPU en particular, la microarquitectura de la CPU Zen 2 está a años luz por delante de los núcleos de CPU de Jaguar utilizados en todas las PS4, incorporando una cantidad incontable de cambios para construir un chip más grande y mejor con una tasa de IPC mucho mayor que la de Jaguar. Por lo tanto, incluso si AMD y Sony registran el chip de forma conservadora, el nuevo chip core-for-core debería correr círculos alrededor del procesador PS4 (Pro). Una estimación muy rápida y sucia de nuestra parte, al analizar nuestros archivos de referencia , es que incluso un procesador Zen 1 es 3-4 veces más rápido que un procesador Jaguar con la misma cantidad de núcleos; y esto probablemente subestima lo que puede hacer el Zen 2.

La CPU tiene un papel fundamental en cualquier sistema, ya que no solo influye en su potencia base, sino que también puede acabar limitando el potencial de otros componentes, como la GPU. Y hablando de la unidad gráfica, Cerny ha confirmado también que PS5 contará con una Radeon Navi semipersonalizada. Sí, ya os lo habíamos dicho hace meses y se confirma, la consola de nueva generación de Sony estará basada en soluciones AMD tanto a nivel de procesador como de unidad gráfica.

Por desgracia el ejecutivo tampoco ha entrado en detalles, así que no tenemos información concreta sobre el número de shaders ni sobre la potencia bruta de dicha GPU. Sin embargo tenemos una base de partida muy sólida extraída de informaciones recientes que podemos asociar con las propias limitaciones que implica una consola, tanto a nivel de arquitectura interna (diseño, espacio y refrigeración) como a nivel de precio (una GPU muy potente elevaría el precio a niveles intolerables).

Una de las preguntas destacadas en el chip de AMD será si se trata de un diseño monolítico tradicional o si van con un enfoque basado en chiplet. Ya sabemos que las CPUs Zen 2 para PC y servidores están tomando esto último, con un dado de E / S que se empareja con uno (o más) fallos de CPU. Sin embargo, también sabemos que AMD no está utilizando chiplets para su eventual APU Zen 2 . Y en el medio hay buenas razones tanto a favor como en contra de su uso. Los Chiplets son útiles para conectar otros bloques de procesamiento, una característica muy útil para un diseño semi-personalizado como un chip de consola donde el propietario puede querer incorporar también el silicio de otros proveedores. Sin embargo, puede que no sea tan efectivo en cuanto a costos o recursos para algo que va a ser producido en números tan masivos como un procesador de consola de juegos.

Con todo eso en mente lo más razonable ahora mismo es pensar en una versión semipersonalizada basada en el núcleo gráfico Navi 10, fabricado en proceso de 7 nm y con una potencia similar a la que ofrecen actualmente las GTX 1080-Radeon RX Vega 64. No obstante es importante tener en cuenta que esta nueva generación gráfica vendrá con nuevas tecnologías que pueden acabar mejorando su rendimiento bruto y colocarla por encima de dichas tarjetas gráficas, entre las que destaca el motor de sombreado variable.

¿Qué supondrá la utilización de una GPU Navi en PS5?

Pues una mejora muy importante en términos de potencia gráfica. Ahora mismo PS4 Pro utiliza una solución gráfica que en términos de potencia equivale más o menos a una Radeon RX 470, con todos los matices que cabría hacer ya que hablamos de una solución gráfica semipersonalizada, y hemos dicho que PS5 contará con una GPU que estará al nivel de una Radeon RX Vega 64 o incluso puede que un poco por encima.

En general una Radeon RX Vega 64 ofrece casi el doble de rendimiento que una Radeon RX 470, así que en términos de potencia gráfica podemos esperar que PS5 sea capaz de ofrecer una buena experiencia con juegos de última generación en resoluciones 4K. Mark Cerny ha comentado que ofrecerá soporte de resoluciones hasta 8K, pero podéis estar seguro de que no habrá juegos que funcionen de forma óptima con ese conteo de píxeles, al menos de forma nativa (puede que tirando de resolución reescalada).

Por último, aunque no por ello menos interesante, el ingeniero también dijo que PS5 soportará trazado de rayos, una tecnología que, como sabrán nuestros lectores habituales, permite generar reflejos y efectos de luces y sombras realistas, aunque representa una carga de trabajo importante. Imaginamos que la optimización a través de los kits de desarrollo de Sony jugará un papel muy importante para evitar que el rendimiento se vea seriamente afectado al utilizar trazado de rayos, y que se combinará con técnicas clásicas de rasterizado, pero en cualquier caso habrá que esperar a ver qué resultados consiguen los desarrolladores.

No hablo sin motivos, actualmente el trazado de rayos de alta calidad es un mazazo importante a nivel de rendimiento incluso para una GeForce RTX 2080 TI, así que prefiero esperar a ver qué puede hacer PS5 antes de sacar conclusiones precipitadas.

Unidad SSD, retrocompatibilidad y sonido 3D

En informaciones anteriores también habíamos hablado de la posibilidad de que PS5 fuese retrocompatible con las consolas anteriores, y hoy podemos confirmarlo. Dicha consola será compatible con los juegos de PS4, y por una razón muy simple, a nivel de arquitectura tienen la misma base: CPU x86 y GPU Radeon de AMD.

Esto quiere decir que si tienes una PS4 y decides dar el salto a PS5 podrás disfrutar de todos los juegos que tengas. No está claro qué mejoras ofrecerá la ejecución de dichos juegos en PS5 a nivel gráfico y de rendimiento, pero en principio resulta sensato pensar que tendremos, como mínimo, las mismas que ofrecían en PS4 Pro. En cuanto a la retrocompatibilidad con PS3 y consolas anteriores no hay detalles de momento.

La unidad SSD ha sido confirmada también por Mark Cerny. Con PS5 podremos decir adiós al disco duro tradicional y disfrutar de las ventajas que aportan este tipo de unidades de almacenamiento. En términos de hardware, significa que Sony puede incorporar una unidad NVMe moderna basada en PCIe, en lugar de basar todo el almacenamiento del sistema alrededor de SATA, como fue el caso de la familia PS4. De hecho, Cerny está prometiendo que el SSD de la próxima consola “tiene un ancho de banda en bruto superior al de cualquier SSD disponible para PC”. Presumiblemente, esta es una referencia velada a PCIe 4.0, que sabemos que la familia de procesadores Zen 2 de AMD admite y permitiría tasas de transferencia máximas que son dos veces más altas que una de las unidades PCIe 3.0 equivalentes de la actualidad. Pero como esta es una consola personalizada, las soluciones propietarias no están fuera de la mesa. No tenemos claro si será una unidad con interfaz PCIE o SATA III, pero incluso en el peor de los casos las diferencias que marcará a nivel de rendimiento serán muy grandes. Con un SSD no solo se reducen los tiempos de carga, sino que además se mejoran determinadas cargas de trabajo en juegos relacionadas con el texturizado y se reducen los problemas de “popping”.

El sonido 3D pondrá la guinda al pastel, una tecnología con la que Cerny quiere que los usuarios disfruten de algo más que un salto a nivel gráfico con la llegada de PS5. También se confirma que AMD está proporcionando parte de la solución de audio para la consola. El chip AMD incorporará lo que Wired está llamando una “unidad personalizada para audio en 3D”, con Cerny añadiendo que Sony está buscando un sonido más envolvente. Si disculpa el juego de palabras, esto se parece mucho a una combinación de proyección de rayos para el audio para computar mejor las reflexiones y otros como las convoluciones ambientales, combinadas con funciones de transferencia relacionadas con la cabeza mejoradas para la espacialización del audio 3D.

AMD posee un DSP y acelerador de sonido 3D, llamado TruAudio, similar al procesador de las tarjetas de audio de alto nivel. Aparece en muchas de sus gráficas desde las HD7000 aunque ha ido actualizándose, incluso se usa en parte en la PS4. Este acelerador descarga al procesador central de los cálculos de posicionamiento espacial del sonido, y liberándolo para otras tareas. Ademas permite procesar más canales de audio espacial simultáneamente. Aunque ha sido poco explotado, puede ser este el que se alla incorporado en la nueva consola, quizás con algunas nuevas mejoras.
Sin embargo, igualmente interesante es que aparentemente es una unidad de hardware. Sin embargo, en el mundo de PC, TrueAudio solo apareció en algunas GPU, y AMD la abandonó a partir de la arquitectura de Polaris GPU en 2016. En cambio, los esfuerzos de audio más recientes de AMD, como TrueAudio Next, se han centrado en programas de sombreado de GPU en lugar de hardware dedicado. . Entonces, mientras que la PlayStation de la próxima generación necesitará algún tipo de procesador de audio de hardware para tareas básicas y soporte de PS4, tengo mucha curiosidad por saber qué parte de la solución de audio de AMD es hardware de función fija en lugar de programas de sombreado.

Quedan en el tintero todo lo relacionado con la estrategia de Sony en lo que se refiere a realidad virtual, y también el precio de venta y la fecha de disponibilidad de la consola. Aunque Cerny no ha confirmado nada sí que ha dejado claro que la realidad virtual es importante para ellos, así que podemos esperar un PSVR de segunda generación. En cuanto al precio de venta y a la fecha de lanzamiento las últimas informaciones hablaban de entre 400 y 500 euros y de mediados de 2020.

Os recuerdo que PS5 contará con la misma arquitectura de memoria unificada que vimos en PS4, lo que significa que tendrá una cantidad de memoria GDDR6 determinada (entre 16 GB y 24 GB) que será utilizada como RAM y como VRAM.

PS5 seguirá aceptando medios físicos y será compatible con los juegos de PS4

En este apartado Cerny fue muy breve, ya que se limitó a deslizar que su nueva consola será compatible con medios físicos, aceptándolos de la misma forma que lo hace PS4. Además, y como viene siendo tónica habitual, tendrá retrocompatibilidad al basarse en arquitecturas anteriores de AMD, por lo que podremos jugar a nuestros juegos favoritos de PS4 en esta nueva PS5 sin ningún problema.

Al concluir el primer teaser de hardware de Sony de la próxima generación de PlayStation, el artículo de Cerny y Wired también confirma algo que la mayoría de la gente esperaría con la elección de la arquitectura de Sony: la nueva consola será compatible con los juegos de PS4. El diablo está en los detalles de esto, por supuesto, pero la parte importante es que las arquitecturas subyacentes son compatibles. La PS4 era una CPU x86 y una GPU AMD, y la siguiente consola se corta de la misma tela.

Espero que el lado de la CPU de las cuestiones sea relativamente trivial ya que el Zen 2 es para todos los propósitos prácticos un superconjunto muy grande de características que se encuentran en la microarquitectura de Jaguar. Sin embargo, el lado de la GPU es un poco más de comodín, de nuevo debido a lo que no sabemos sobre Navi. Cuanto menos es el Navi similar a GCN 2, más trabajo se requiere para la compatibilidad con versiones anteriores, ya que Sony y AMD necesitan revisar las diferencias de hardware para que los juegos de PS4 que utilizan la API de gráficos GNM de bajo nivel aún puedan ejecutarse.

Por último, no hace falta decir que la revelación del hardware de hoy es solo la primera parte de lo que es claramente un plan de lanzamiento y promoción a largo plazo para la próxima consola PlayStation. Sony ya ha anunciado que se saltará el E3 este año, y si bien la compañía no dice cuándo estará lista su próxima consola, 2019 está claramente fuera de discusión. Por lo demás, AMD por su parte, por lo general, necesita algo de tiempo para integrar las nuevas tecnologías en un solo chip para un producto semi-personalizado, y con el lanzamiento de Zen 2 a mediados de año y la ambigüedad de Navi sobre cuándo aterrizaría en 2019, eso no No le de a AMD mucho tiempo para preparar un chip para Sony para este año.

Por supuesto para Sony esto no es algo malo; esto significa que la compañía tendrá mucho tiempo durante el próximo año (o más) para escurrir los detalles sobre la nueva consola y generar entusiasmo antes de que finalmente se lance. Y, estoy seguro, tendremos muchas más revelaciones de hardware en el camino.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *