Un ex ejecutivo de alto rango de Mozilla, ha acusado a Google de “sabotear intencional y sistemáticamente a Firefox” durante la última década para impulsar la adopción de Chrome.

No es el primer miembro del equipo de Firefox que hace tales acusaciones en los últimos meses. Sin embargo, sus alegaciones van mucho más atrás de los eventos actuales y acusan a Google de llevar a cabo un “plan coordinado” que incluía la introducción de pequeños errores en sus sitios que solo se manifestarían para los usuarios de Firefox.

“Cuando empecé en Mozilla en 2007, no existía Google Chrome, y la mayoría de las personas con las que hablamos dentro de Google eran grandes fans de Firefox”, dice Johnathan Nightingale, antiguo General Manager y vicepresidente del grupo de Firefox en Mozilla.

“Cuando Google lanzó Chrome, las cosas se complicaron, pero no de la forma que podría esperarse. Ahora tenían un producto alternativo y competencia al nuestro, pero no cortaron lazos, ni rompieron nuestro acuerdo de búsqueda. Nada de eso. De hecho, lo que escuchamos fueron cosas como: estamos del mismo lado, queremos las mismas cosas”, dice el ex ejecutivo de Mozilla.

“Creo que nuestros amigos dentro de Google realmente lo creyeron. A nivel individual, sus ingenieros se preocuparon por la mayoría de las cosas que hicimos. Su personal de producto y diseño tomó muchas decisiones de manera muy similar a las nuestras y aprendimos a mirarnos unos a otros”. “Pero Google en su conjunto es muy diferente de los googlers individuales“, asegura Nightingale.

Desde ahí, el ejecutivo acusa a Google de aprovechar su posición de dominio en Internet y en búsquedas para sabotear Firefox. Errores, bloqueos, problemas de rendimiento selectivos… “Estoy a favor del dicho ‘no atribuyas a la malicia lo que puede explicarse por la incompetencia’, pero no creo que Google sea tan incompetente. Perdimos usuarios y gastamos esfuerzo y frustración para ir mejorando el producto. Nos quedamos fuera de juego por un tiempo y cuando comenzamos a llamarlo lo que era (un sabotaje) ya se había hecho mucho daño”.

Nightingale no es el primer ejecutivo que acusa a Google de sabotear Firefox. En julio de 2018, el responsable de programación en Mozilla, Chris Peterson, acusó a Google de lo mismo, en este caso de ralentizar intencionalmente el rendimiento de YouTube en Firefox, usando una biblioteca exclusiva para Google Chrome.

Peterson se preguntó por qué Google había actualizado YouTube sabiendo que navegadores como Firefox (y también) Edge iban a funcionar hasta cinco veces más lentos que Chrome, llegando a la conclusión de un sabotaje de Google para incentivar a los usuarios a que usaran su navegador.

Presente y futuro de Firefox

Sin entrar en la veracidad de estas acusaciones y sin poder determinar si han sido determinantes en la andadura de Firefox, el resultado para el navegador libre sí es conocido. Chrome se ha convertido en líder absoluto en navegación web de escritorio con una cuota de mercado que se acerca al 70%, mientras que Firefox ha caído desde que fuera la única alternativa a los Internet Explorer y actualmente pelea por recuperar el 10% de cuota.

Para complicar la posición de Firefox, hay que recordar que los ingresos de Mozilla dependen totalmente de Google. En concreto, en 2017, Google pagó el 90% de los 562 millones de dólares de Mozilla Corporation por incluir su motor de búsqueda en Firefox. Mozilla intentó años atrás evitar esa enorme dependencia con un acuerdo con Microsoft y Yahoo!, pero no dio resultado y tuvo que volver al paraguas de Google.

Y llega otro problema de calado. La decisión de Microsoft de utilizar el proyecto de código abierto Chromium para su nuevo navegador Edge, ha dejado al Firefox de Mozilla como el único navegador web importante con motor propio si exceptuamos a Safari que lleva una senda aparte marcada por Apple, cerrada a su uso en Macs y sin relevancia para la navegación web mundial.

Edge Chromium preocupa especialmente a Mozilla. “El Edge Chromium de Microsoft es terrible para la Web”, aseguró el CEO Chris Beard. Cuando Chromium tenga una cuota de mercado aún mayor de la que ya tiene, los desarrolladores web y las empresas no se preocuparán si sus servicios y sitios web funcionan con otra cosa que no sea Chromium. Beard teme que Firefox quede fuera de juego.


3 commentarios

LiovelBorrero · 27 abril, 2019 a las 1:57 pm

Bay Firefox no pudiste soportar tu competencia ahora te queda dejarle el resto a Chrome

L4R4 · 16 abril, 2019 a las 12:42 pm

Sayonara, Firefox-kun!!!

Tom_Bombadil · 16 abril, 2019 a las 10:42 am

Si la cosa no cambia es el principio del fin de Firefox.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *