i los datos aportados esta mañana no eran suficiente, ahora tenemos los nuevos procesadores Ryzen 5 3500U dentro de la gama ThinkPad E495, donde se han enfrentado a sus competidores homólogos dentro de la gama ThinkPad E490 y bajo el amparo del i5-8265U. La sorpresa ha sido la victoria aplastante de la CPU de AMD, por lo que Intel ya tiene dos frentes abiertos que tendrá que tapar de alguna manera.

Intel tampoco puede competir en Ultrabooks, el Ryzen 5 3500U arrasa

Lo ofrecido por el gigante azul de cara a los equipos de ultra bajo consumo o dimensiones parece que no va a ser suficiente para contener a una AMD desbocada que va camino de hacer otro pleno en otra categoría distinta y poco frecuente, donde Intel ha dominado durante largos años.

Como sabemos, desde Kaby Lake, las mejoras tanto en escritorio como en portátiles y ultrabooks, en cuanto a arquitectura se refiere, han sido mínimas. Algo con lo que llevamos conviviendo cierto tiempo y donde las novedades han pasado por mayores clocks y en cierta manera mayor número de núcleos.

Ahora Lenovo, una vez eliminados de su gama ThinkPad la serie A de procesadores de AMD, ha incluido los Ryzen basados en 12 nm y dentro de la serie 3000 con arquitectura Zen+, los cuales han sido comparados dentro de las mismas prestaciones y equipos con el i5-8265U con arquitectura Whiskey Lake.

En el caso de AMD nos encontramos con un procesador de cuatro núcleos y ocho hilos a una frecuencia base de 2.1 GHz con un boost de 3.7 GHz con un TDP de 15 vatios. En el caso de Intel su procesador porta los mismo núcleos e hilos que el de su rival, solo que su frecuencia va desde los 1900 MHz hasta los 3900 MHz, donde también comparte TDP con el procesador AMD.

Los procesadores han sido comparados dentro de la gama ThinkPad, en concreto en los modelos ThinkPad E490 (Intel) y ThinkPad E495 (AMD).
Cinebench R15 determina una victoria para cada procesador

Como era esperable, el procesador de Intel sigue manteniendo una ventaja considerable en Single Thread, debido principalmente a que compite con la arquitectura Zen+, con la que AMD en este apartado no puede competir. En concreto, el i5-8265U es un 14% más rápido que el 3500U, pero también cuenta con 200 MHz más, lo que reduce la diferencia a mismo clock a un 8,59% real.

En cuanto a Multi Thread, aquí todo se pone realmente interesante, ya que el i5-8265U queda un sorprendente 29% por detrás del Ryzen 5 3500U, siendo el mismo equipo y misma refrigeración. Lógicamente esta cifra se agrava si volvemos a calcular los porcentajes a mismos clocks, elevando la cifra hasta un 34,4% si tomamos como referencia la mayor de las velocidades que pertenece a la CPU de Intel.

Todo se vuelve más interesante si tenemos en cuenta que el procesador de Intel ha llegado a consumir 25 vatios, por lo que no estaba limitado en consumo, pero en cambio, el Ryzen 5 3500U posee una limitación a 11 vatios, lo cual hace más meritoria si cabe la victoria.

Intel tiene otro frente abierto que posiblemente no esperaba, su 10 generación de procesadores debe reducir la diferencia, ya que como hemos visto en estas últimas semanas, sus procesadores llegarán con frecuencias algo superiores. Veremos si finalmente es suficiente para cerrar un GAP tan grande como el que ha conseguido AMD.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *