Que la situación de Huawei es difícil desde que la Administración Trump le prohibiera usar componentes y servicios de origen estadounidense (aunque compañías de otros países como ARM Holdings se hayan sumado al boicot) es algo más que conocido. El gigante chino ya no tiene acceso a Android, Windows, Intel y Qualcomm (entre otros muchos), lo que le ha obligado a descontinuar su línea de ordenadores personales y a buscar alternativas de manera un tanto desesperada para mantener viva su división de móviles, sobre todo fuera de su país de origen.

La división de móviles de Huawei tiene que salvar dos obstáculos a la vez si quiere mantenerse viva: el sistema operativo y la tienda de aplicaciones. Sobre lo primero está llegando informaciones a cuentagotas, empezando por el nombre del proyecto, HongMeng OS, que podría ser cambiado a Ark OS una vez que el producto llegue a los usuarios (de momento solo de China). Si bien en un principio parecía que se iba a apostar por Android Open Source Project, ahora todo apunta a que Huawei hará una apuesta totalmente disruptiva. Según el medio SlashGear, HongMeng OS/Ark OS se basaría en Aurora OS, un sistema operativo de origen ruso resultado de la bifurcación de Sailfish OS.

Sailfish OS es un sistema operativo móvil que llegó con el fin de continuar el legado del malogrado MeeGo de Nokia. Como la mayoría de los sistemas operativos móviles alternativos, se basa en Linux, y utiliza para la interfaz gráfica de usuario la biblioteca Qt, con la cual está construido el conocido y popular entorno de escritorio para Linux KDE Plasma 5. Sailfish OS fue ganando algunas características interesantes con el paso del tiempo, pudiéndose destacar la compatibilidad con las aplicaciones de Android.

El día de ayer nos hicimos eco de que HongMeng OS/Ark OS sería más rápido que Android, algo teóricamente no muy difícil de conseguir si se confirma la utilización de Aurora OS y el mantenimiento de Qt, ya que esta tecnología trabaja a más bajo nivel que Java, utilizado para la construcción de Android. KDE Plasma 5, que es prácticamente el mayor exponente de interfaz gráfica de sistema operativo construido con Qt, destaca por ser un entorno de escritorio versátil, personalizable, de gran respuesta y muy bien optimizado, aunque esto no quiere decir que estas virtudes lleguen por inercia a HongMeng OS/Ark OS.

Más allá de la nueva pista, de momento la mayoría de las características del futuro sistema operativo móvil de Huawei son una incógnita. Parece que en un principio ha sabido captar la atención de otras compañías chinas como Tencent, Oppo y Vivo, pero aparte de la calidad técnica del producto hay que tener en cuenta la tienda de aplicaciones, y aquí la ausencia de WhatsApp puede terminar siendo letal para el futuro de Huawei fuera de su país de origen. De hecho, la ausencia de WhatsApp ya ha condenado a más de un sistema operativo móvil que ha intentado hacerse un hueco entre Android e iOS, como Firefox OS.


2 commentarios

Yolo · 17 junio, 2019 a las 8:44 am

Si algo tengo que decir a favor de los rusos es que son especialistas en optimizar código.

Enriq · 16 junio, 2019 a las 10:50 pm

Confía que la alternativa china para Android será muy competente más basándose en qt. Con respecto a WhatsApp, espero que cuente con una app oficial , sin embargo hay unos cuantos alternativos parciales en Linux

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *