Hace un mes AMD y Samsung anunciaron una alianza mediante la cual la primera licenciará a la segunda la arquitectura RDNA, que está dedicada al procesamiento de gráficos y ha empezado a ser implementada en la generación RX 5000.

Ahora, dos meses después, se han conocido nuevos detalles en torno a esta colaboración, y es que tras informar a los inversores respecto a los resultados financieros del segundo trimestre, Samsung mencionó brevemente sus planes para lanzar soluciones de gráficas móviles utilizando la propiedad intelectual de AMD. Si bien el gigante tecnológico coreano diseña sus núcleos personalizados de CPU “Mongoose” para sus SoCs Exynos, la compañía todavía depende de las GPU Mali de ARM para calcular los gráficos de computación. Si bien los resultados han mejorado en los últimos años, aún se encuentran lejos de alternativas como las GPU Adreno de Qualcomm. Con este acuerdo, Samsung pretende reducir esta brecha y ofrecer una experiencia gráfica de primer nivel en sus smartphones, apoyándose en la veteranía de AMD en este campo. Esto cambiaría en el año 2021 si se cree en las declaraciones de los representantes de la compañía en la última llamada de ganancias de Samsung.

Lisa Su, CEO de AMD, ha concretado que este movimiento, aparte de generarle para empezar unos ingresos de 100 millones de dólares a su compañía, tiene como intención llevar la tecnología RDNA a los dispositivos móviles de la compañía surcoreana con el objetivo de “extender el alcance de nuestras gráficas Radeon de alto rendimiento” en el mercado mencionado.

Si bien AMD ha dejado claro que el objetivo son los móviles, Samsung ha comentado durante su reporte de ganancias que esta alianza podría abarcar más áreas. Un representante de la compañía surcoreana ha comentado que no solo esperan mejorar el desempeño de los gráficos en sus SoC mediante la inclusión de la tecnología RDNA, sino que el acuerdo también abarca “otras aplicaciones”. Parece que los primeros SoC de Samsung con gráficos AMD no aparecerán hasta 2021 según lo expuesto por esta persona mediante respuestas que no han sido confirmadas a nivel oficial, mientras que lo de “otras áreas” sería una mala traducción o mala interpretación.

De momento no se conocen muchos detalles de esta alianza entre los dos gigantes del chip, pero todo apunta a que AMD habría conseguido incluir una cláusula para impedir a Samsung la creación de dispositivos que compitan con los suyos, algo que parece no afectar a los acuerdos que tiene Samsung con NVIDIA.

ATI tuvo experiencia en GPUs moviles. ATI vendió su división de gráficos móviles, que desarrolló el GPU Imageon (luego Adreno {anagrama de Radeon}), a Qualcom. ATI fue adquirida por AMD en 2006, tiempo después de esta venta, por lo no heredó esta parte. La experiencia de AMD más cercana a este tipo de GPUs son sus gráficos embebidos, con consumos mínimos en el rango de los 7 a 9 watts, fabricados en 40nm. Ahora con arquitecturas más eficientes, procesos de fabricación más avanzados y menores consumos, el plan parece ser escalar hacia abajo todo lo posible y tratar de reintroducirse en este mercado.

AMD ha decidido apostar por una política más abierta con el fin de competir con su archirrival, NVIDIA, que desarrolla soluciones basadas en ARM desde hace mucho tiempo. Además de conseguir una importante cantidad en ingresos mediante su reciente acuerdo con Samsung, AMD ha decidido ampliar su cartera de socios para extender la utilización de sus soluciones gráficas, pudiéndose destacar aquí el sorprendente acuerdo con Intel para acompañar las CPU de esta última con aceleradores gráficos Vega. También hay que destacar a Xbox y PlayStation, aunque en este frente los ingresos de la compañía de Sunnyvale han caído posiblemente por la expectación generada por la próxima generación de consolas.

AMD encuentra en Samsung a su socio perfecto

Lisa Su, CEO y presidenta de AMD, ha explicado que es una alianza clave ya que les permitirá “extender los gráficos Radeon al mercado móvil, ampliando la base de usuarios y el ecosistema de desarrollo”. Inyup Kang, presidente de Samsung Electronics S.LSI, espera “trabajar con AMD para acelerar las innovaciones en las tecnologías de gráficos móviles que ayudarán a llevar la computación móvil futura al próximo nivel”.

Por parte de AMD se otorgará licencias a Samsung para producir chipsets modificados basados en la recién anunciada arquitectura RDNA. Actualmente los procesadores Exynos utilizan GPU Mali de ARM, pero con esta nueva alianza Samsung podrá crear sus GPU propias basadas en la arquitectura de AMD.

La arquitectura RDNA (Radeon DNA) es la mayor apuesta de AMD de los últimos años. Estamos ante un desarrollo nuevo orientado a tarjetas gráficas para PCs, para portátiles e incluso para la próxima PlayStation 5. Sin embargo creíamos que terminaría ahí y no será cierto, ya que Samsung ha anunciado que sus futuros procesadores para móvil también estarán basados en esta arquitectura para la parte gráfica.

Fabricantes como Sony o Microsoft han trabajado con AMD durante años, aunque Samsung será la primera compañía en trasladar la potencia de las gráficas AMD Radeon al sector de los smartphones. Una alianza para la que habrá que esperar unos años para poder ver los primeros resultados, pero que anticipa importantes cambios en un terreno, el de los smartphones, que promete cambiar significativamente en el futuro.

Estamos ante un cambio radical en la estrategia de Samsung para sus procesadores que permitirá al fabricante surcoreano diferenciarse de los trabajos de Qualcomm y acercarse a la manera de trabajar de Apple o Huawei, que apuestan por sus propias gráficas.

Veremos si los SoC de Samsung con gráficos AMD permiten a la segunda adentrarse con fuerza en el mundo de la movilidad. Aquí es importante tener en cuenta que Android se apoya en Vulkan como API gráfica de última generación, una tecnología que tradicionalmente ha funcionado mejor en las gráficas Radeon debido a que esencialmente es un derivado de Mantle.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *