Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de analizar Heavy Rain en su versión para PC, un juego que debutó en 2010 como exclusiva para PS3. A pesar del tiempo que ha pasado el juego mantiene intacto todo su encanto, y puedo decir con total convicción que lo mismo ocurre con Beyond Two Souls.

Gracias a los chicos de Ziran hemos tenido la oportunidad de analizar la recién estrenada versión para PC de Beyond Two Souls, un juego que parte de la misma base que Heavy Rain, pero que nos presenta una propuesta mucho más ambiciosa, tanto por el reparto de actores que hicieron posible el juego como por su apartado técnico y la profundidad de la historia.

En total he invertido en él unas 15 horas, tiempo más que suficiente para poder compartir con vosotros un análisis detallado de todo lo que vais a poder encontrar en esta versión para compatibles.

Como siempre empezaremos valorando el apartado técnico, veremos sus requisitos, os contaremos la experiencia de uso que hemos tenido durante todas esas horas y, posteriormente, os dejaremos un resumen con nuestras conclusiones.

No os entretengo más, poneos cómodos que empezamos con el análisis.

Equipo de pruebas, requisitos y apartado técnico

Como en el caso de Heavy Rain en la versión de Beyond Two Souls para PC nos encontramos con una edición que mejora significativamente la calidad gráfica frente al original, que como dijimos llegó a PS3 y PS4, y se deja notar tanto a nivel de resolución como de calidad de texturas, y de efectos de luces y sombras.

El original de PS3 funcionaba en 720p y 30 FPS, pero presentaba caídas importantes de rendimiento que, en algunos momentos, llegaban a los 20 FPS. En PS4 vimos una mejora importante, ya que la resolución aumentó a 1080p, la calidad gráfica mejoró en todos los aspectos y se mantuvo una tasa de fotogramas totalmente estable.

La versión para PC puede funcionar hasta en 4K y 60 FPS, lo que se traduce en una experiencia gráfica mucho más nítida y suave, siempre que tengas un monitor que soporte dicha resolución y un equipo lo bastante potente como para mover Beyond Two Souls en 4K. No es un juego exigente, pero dicha resolución implica un enorme conteo de píxeles, y por tanto no está al alcance de un PC que apenas cumpla los requisitos recomendados. Y hablando de requisitos, creo que es un buen momento para echarles un vistazo:

Requisitos mínimos

• Sistema operativo: Windows 7 de 64 bits.
• Procesador: Core i5-4430 a 3 GHz o equivalente (AMD FX 8350).
• Memoria: 4 GB de RAM.
• Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 660 con 2 GB o AMD Radeon HD 7850 con 2 GB
• API gráfica: DirectX 11.

Requisitos recomendados

• Sistema operativo: Windows 7 de 64 bits.
• Procesador: Core i5 6600K o equivalente (Ryzen 3 1200).
• Memoria: 8 GB de RAM.
• Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 970 con 4 GB o AMD Radeon R9 390 con 4 GB.
• API gráfica: DirectX 11.

Es muy curioso, ya que los requisitos son un calco de los que vimos cuando analizamos Heavy Rain. Teniendo en cuenta que hablamos de una adaptación de un juego que llegó en su momento a PS3 y PS4 podemos decir que son unos requisitos algo elevados, sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante un juego marcadamente cinematográfico que no ofrece un apartado técnico puntero.

A pesar de todo hay que reconocer que Beyond Two Souls trae mejoras gráficas, que luce mejor que la versión para PS4 y que funciona a 60 FPS, algo que obviamente requiere de un hardware superior al equivalente a dicha consola.

Dicho esto pasamos a ver el equipo que hemos utilizado en el análisis:
• Procesador Ryzen 7 1800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 4 GHz.
• 32 GB (4 x 8 GB) de RAM Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3.200 MHz (CL16).
• Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5 con BIOS F23.
• Sistema de refrigeración Corsair Hydro Series H100i RGB Platinum.
• Tarjeta gráfica GIGABYTE 980 TI G1 Gaming con 6 GB de GDDR5 a 7,8 GHz y GPU a 1.478 MHz.
• SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
• SSD PCIE NVMe Corsair Force Series MP510 de 960 GB, donde se ha instalado el juego.
• SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
• Windows 10 Pro de 64 bits.
• Fuente de alimentación Corsair AX1000 80 Plus Titanium.

Como podemos ver la configuración supera de sobra los requisitos recomendados, así que hemos configurado Beyond Two Souls en 1080p con calidad máxima. No hemos tenido ningún tipo de problema, el rendimiento ha sido estable en todo momento (60 FPS fijos) y no he observado problemas de «stuttering». Tampoco he sufrido ningún cierre inesperado ni he experimentado error alguno durante esas 15 horas de juego.

A nivel gráfico debo decir que Beyond Two Souls está claramente por encima de Heavy Rain. No, no se trata de una diferencia enorme, pero existe y se aprecia desde el primer minuto, sobre todo en lo que respecta al modelado de los personajes, a sus animaciones y al texturizado en general.

Obvia decir que estamos ante un juego de hace más de seis años y que a pesar del lavado de cara que ha recibido en su versión para PC sigue sin estar a la altura de lo que podemos esperar de un título de nueva hornada, pero haciendo un balance general podemos decir que el resultado es bastante bueno.

Beyond Two Souls: una película con alma de videojuego

Ya lo dijimos al principio del análisis, Quantic Dream ha repetido la fórmula que vimos en Heavy Rain, pero no se ha limitado a trasladarla directamente, la ha adaptado para contar una nueva historia que, en esta ocasión, abandona el realismo de dicho juego para llevarnos a vivir una historia de ciencia ficción.

Jodie Holmes es la protagonista del juego, una chica que, gracias a un don especial que ha tenido desde su nacimiento, le ha permitido estar vinculada a una entidad conocida como Aiden. Todo esto se traduce en poderes psíquicos, que incluyen desde la posibilidad de poseer a personas hasta la de contactar con el más allá.

Como habréis podido imaginar un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y en este caso también problemas. Debido a su don Jodie ha estado desde su infancia bajo el control férreo de la CIA, una realidad que los chicos de Quantic Dream han sabido abordar de forma magistral, ya que en Beyond Two Souls nos cuentan su historia a través de diferentes capítulos que narran su infancia, su etapa como adolescente y su etapa como una joven más madura que intenta encontrar su espacio en una sociedad que no está preparada para entender su don.

La historia tiene momentos brillantes, mantiene un sistema de control simplificado que gira alrededor de los «Quick Time Events» y la toma de decisiones, y nos permite elegir cómo queremos afrontar la historia de Jodie, si de forma ordenada o de manera desordenada. La primera os pondrá cada capítulo por orden cronológico, de manera que jugaréis a Beyond Two Souls «tal y como fue concebido», mientras que con la segunda opción jugaréis los capítulos de manera desordenada y tendréis que hacer un pequeño esfuerzo para ir encajando la historia.

Como no podía ser de otra forma tenemos diferentes finales que dependen directamente de lo que hagamos en el juego. Al igual que ocurrió en Heavy Rain no veremos nunca una pantalla de fin de juego por muy mal que lo hagamos durante los diferentes capítulos, pero debemos tener en cuenta que esto afectará de forma irreversible al final del mismo, y de hecho el final malo es prácticamente un sinónimo de «game over» (hasta ahí puedo leer).

No hay duda de que la idea de presentar varios finales potencia la rejugabilidad y la vida útil de Beyond Two Souls. Si quieres descubrirlos todos tendrás que dedicarle muchas horas.

Beyond Two Souls: nuestra experiencia

Si tuviera que definir a Beyond Two Souls en pocas palabras diría que es una de las mejores películas que he jugado. La participación de actores como Ellen Page y Willem Dafoe, que encarnan a Jodie Holmes y Nathan Dawkins, respectivamente, confirman que estamos ante un título con aires de superproducción cinematográfica.

La narrativa juega un papel fundamental y se resuelve con acierto en todos y cada uno de los capítulos que dan forma a Beyond Two Souls. Esto ayuda a mantenernos enganchados desde el principio hasta el final, y la importancia de las decisiones, unida a la posibilidad de disfrutar diferentes finales, nos acaba animando a volver a echar otra partida para descubrir qué habría pasado si en aquel momento concreto hubiéramos hecho otra cosa distinta.

En cuanto al apartado técnico ya hemos dicho que raya a un nivel bastante bueno en general, sin llegar a ser nada espectacular. Por lo que respecta al apartado sonoro nada que objetar, la banda sonora es muy buena y el doblaje tiene momentos brillantes, aunque se ve empañado en ocasiones por secundarios que no llegan al nivel de los actores principales.

Beyond Two Souls es un título que no se limita a repetir la fórmula de Heavy Rain, sino que logra superarla. Imprescindible si eres un amante de las aventuras gráficas y de los juegos que priorizan la narrativa sobre la acción y el acabado técnico.

Categorías: Video Juego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *