El smartphone plegable de Xiaomi fue anunciado a principios de año como respuesta al Galaxy Fold de Samsung y los que se anunciaron posteriormente en el MWC como el Mate X de Huawei. Todos han terminado siendo retrasados, confirmando que este tipo de tecnologías está aún «verde» y necesita más desarrollo. Y en ello están los fabricantes.

Xiaomi presentó en marzo una patente de diseño ante la EUIPO con siete bocetos que mostraban un dispositivo plegable con triple pantalla. La patente se ha publicado el 5 de agosto y los especialistas de LetsGoDigital han creado los correspondientes renders en 3D que nos permite visualizar mejor los dibujos patentados.

Las imágenes nos muestran un dispositivo con pantalla plegable en tres partes, para pasar de smartphone a tablet y viceversa de una manera bastante natural. Los dos laterales se doblan hacia atrás para ofrecer una pantalla del tamaño de un smartphone ·de los de antes» con diagonal estimada en las 4,6 pulgadas, bastante contenida para los estándares actuales.

Cuando se despliega, ofrecería una pantalla de aproximadamente 7,3 pulgadas de diagonal en formato 4,2:3. El dispositivo es bastante grueso con la pantalla plegada, mientras que desplegado su grosor es mínimo al igual que sus biseles.

También podemos ver un sistema de cámaras colocadas verticalmente en la parte posterior, compuesta de un sensor principal, un segundo con un lente de gran angular y una tercera con teleobjetivo y zoom 2x.

Un inconveniente del diseño es que no puedes tomar fotos mientras el teléfono está plegado. Y no hay una cámara selfie, por lo que se puede suponer que se integrará debajo de la pantalla al igual que el sensor de huellas.

La parte posterior presenta un elegante diseño curvo y no vemos ningún tipo de interruptor o botón físico. Se ha incluido una conexión de tipo USB-C en la parte inferior y se ha eliminado el jack de 3,5 mm para audio, como sucede en todos los plegables que hemos visto.

El dispositivo admitirá la carga rápida de 100 vatios ya mostrada por Xiaomi, que carga una batería de 4.000 mAh en solo 17 minutos. Se da por seguro que el terminal ofrecerá soporte para redes de banda ancha móvil 5G.

Una chulada este smartphone plegable de Xiaomi para el que no tenemos precio o disponibilidad. Se especula con un precio a partir de los 1.500 dólares. Caro, pero inferior al de desarrollos similares. No conviene tener prisa con las nuevas tecnologías. Este tipo de conceptos no está maduro y es seguro que las siguientes generaciones contarán con un diseño más pulido y resuelta la problemática de bisagras y pantallas flexibles sometidas a grandes esfuerzos. Y precios más económicos.


1 comentario

Raúl · 12 septiembre, 2019 a las 3:09 pm

Es una Belleza…pero hay q ver cuando se someta a la presión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *