Apple trabaja para su iPhone con 5G y módem propio

Apple está acelerando el desarrollo de soluciones internas para comercializar cuanto antes el iPhone con 5G bajo tecnología de módem propia, informan desde FastCompany citando fuentes internas.

El primer iPhone 5G llegará al mercado en 2020 y todo apunta que usará los módems de Qualcomm. Será posible gracias al fin de las disputas legales con Apple bajo un acuerdo que incluye uso de licencias de patentes durante los próximos seis años y el pago de una cantidad económica (no pequeña) de los de Cupertino.

Aún así, la relación con Qualcomm es incómoda por las recientes controversias y la situación es de «calma forzosa». Aunque Apple tendrá que usar a corto plazo los módems de Qualcomm si no quiere retrasarse demasiado en ofrecer soluciones para la nueva generación de redes, su objetivo es reducir dependencia de proveedores externos en la mayor parte de la electrónica que usa. Ya lo ha hizo con los motores SoC Apple-A de diseño propio y fabricación por TSMC, y ha seguido añadiendo talento a su equipo de ingeniería contratando personal o comprando compañías como Dialog Semiconductor, un fabricante de chips con sede en el Reino Unido.
Desarrollo agresivo para el iPhone con 5G

El apartado de comunicaciones y redes será el siguiente. Después de adquirir el negocio de módems de Intel a principios de este año, Apple no ha perdido un solo minuto en comenzar a desarrollar ese iPhone con 5G, pero con chip propio. Según la información, la compañía está presionando para comercializarlo en 2022. «Una línea de tiempo muy agresiva dado todo el trabajo de desarrollo, prueba y certificación involucrado», comentan.

No será fácil cumplir el calendario. Aunque el trabajo de diseño y fabricación de los chips está marcado y en marcha, aún queda un arduo proceso de prueba y certificación. Apple tendrá que someter el módem a pruebas de optimización de red para asegurarse de que funcione correctamente con las redes inalámbricas de los operadoras donde se comercializa y Apple vende móviles por todo el mundo. El módem debe probarse para garantizar el cumplimiento de los estándares globales, de los regionales y también de la batería de pruebas para satisfacer los requisitos de reguladores de comunicaciones como FCC.

Apple nunca ha producido un módem propio, pero tiene talento en sus filas. El equipo responsable estaría encabezado por Esin Terzioglu, un directivo que llegó a Apple en 2017 procedente de Qualcomm donde fue vicepresidente de ingeniería. La idea es integrar el módem en el SoC principal del dispositivo para mejorar la velocidad y eficiencia energética. Como este diseño alargaría los plazos, Apple podría optar por un chip 5G independiente para empezar e integrarlo en el SoC en las próximas generaciones.

Según las fuentes internas citadas por FastCompany, 2023 sería un escenario más realista. Apple seguiría un año más con Qualcomm aunque el objetivo final es claro: comercializar un iPhone con 5G bajo módem propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *