Con la salida del los Ryzen 3000 basados en Zen 2 se levantó una gran polémica sobre por qué era necesario tanto voltaje sin carga, pero sobre todo en máxima carga. La arquitectura de AMD eleva mucho el voltaje comparada con lo mostrado por Intel. Sin embargo AMD mantiene temperaturas muy contenidas. Poco tiempo después este aspecto de los Ryzen se explicó, pero trajo a la palestra de nuevo el aspecto de los voltajes en los microprocesadores. En ambos casos, AMD e INTEL (e igual en NVIDIA y otros fabricantes) dichos voltajes pueden ser ajustados para reducir la temperatura de la CPU. Esta técnica se la denomina como Undervolt y puede ayudar mucho al usuario.

Menor voltaje siempre implica menor temperatura a misma frecuencia, por lo que siempre es interesante ajustar manualmente dichos valores, los cuales requieren ciertos conocimientos básicos y sobre todo paciencia.

En este artículo veremos como realizar de forma sencilla esta técnica y como sabremos si la CPU es realmente estable mediante unas directrices básicas, que en algunos casos tendrán que ser ampliadas de cara a paliar el Vdroop.

Una técnica que requiere paciencia

Al hablar de Undervolt nos referimos al hecho de restarle voltaje al procesador manteniendo tanto sus características como su estabilidad. Estos dos conceptos son importantes y deben ser tenidos en cuenta, ya que modificar otra característica como puede ser la velocidad final, BCLK o multiplicador van a implicar en casi todas las situaciones un ajuste del voltaje, que no es lo mismo que hacer Undervolt.

La estabilidad es otro punto clave, ya que sin ella de poco nos va a servir tener menos temperatura en la CPU y cada poco tiempo tenemos congelaciones, reinicios o pantallazos azules en Windows.

Por último, hay software que permiten realizar Undervolt dentro del sistema operativo, pero nosotros desaconsejamos dicha práctica por la imprecisión que se logra mediante este método, sobre todo a la hora de calcular el Vdroop. Por lo tanto, siempre ha de realizarse mediante BIOS o UEFI.

Aunque cada fabricante de placas base dispone de una interfaz diferente para sus modelos y UEFI, hay dos parámetros que debemos tener en cuenta: voltaje de la CPU y LLC (Load Line Calibration). El primero es por lógica, pero el segundo aborda un tema que ya comenzamos a tratar como el el Vdroop.

Como calcular el Vroop es un tema que dejaremos para otro artículo, pero es conveniente que se realice antes de el Undervolt, aunque es cierto que no es imprescindible y por ello lo omitiremos más allá de la referencia hecha.

Cómo realizar undervolt en plataformas Intel

Lo primero que tendremos que hacer es entrar en nuestra BIOS o UEFI y una vez dentro tendremos que buscar el setting correcto que se encargue del voltaje de la CPU.

En el caso de las placas base ASUS ROG, dicho setting viene reflejado en las plataformas 1151 con CPU Core/Cache Voltage. Este setting por norma también tiene varios ajustes que podemos tratar: manual, offset y adaptive.

El modo auto es el modo predefinido de las placas y evidentemente lo descartamos. El modo manual solo sirve para establecer un valor de voltaje y que este no se mueva ni en idle ni en full load, por lo que el microprocesador siempre estará con los voltios de carga aunque estando en reposo, algo que normalmente los usuario no quieren contemplar puesto que aumenta la temperatura y no es lógico su uso para 24/7.

Por lo tanto, nos queda offset y adaptive. Ambos funcionan de una manera similar, pero no explicaremos sus diferencias en este artículo, simplemente diremos que para la tarea que nos compete (undervolt) hay plataformas que no admiten dicha técnica mediante el modo Adaptive.

Por lo tanto, solo nos queda el modo Offset como única opción.

Una vez seleccionado recurriremos al siguiente parámetro, que es el que ajusta la compensación del voltaje. Esta solo puede venir expresada como «más» o «menos», donde su función es evidente: aumentar o reducir el voltaje que le indiquemos en el valor que le indiquemos.

En nuestro caso al ser Undervolt seleccionaremos «menos«.

En nuestro caso y tras múltiples pruebas de estabilidad, hemos comprobado que el voltaje puede ser reducido en 40 milivoltios. Este proceso es a base de prueba y error, guardar UEFI, probar estabilidad mediante softwares de estrés variados, tanto con AVX como sin AVX, carga de todos los núcleos o un solo hilo etc …

No hay otra fórmula que nos de el éxito de forma más breve, nos llevará mucho tiempo, ya que algunos software de estrés tienen que estar entre 8 y 24 horas para cada ajuste del voltaje que hagamos, pero solo así tendremos la certeza de que el sistema es totalmente estable.

Como realizarlo en plataformas AMD

En plataformas AMD el sistema es muy similar, donde en nuestro caso y con otra placa base ASUS, dicho parámetro viene especificado como Voltaje VDDCR CPU y presenta prácticamente los mismo setting a elegir:

En este caso, AMD no integra el modo Adaptive en su arquitectura, por lo que las opciones son claras: modo Offset.

El resto de parámetros son exactamente iguales y funcionan de la misma manera que en Intel, por lo tanto, no tendremos problema alguno y todo se basa como decimos en probar y probar hasta encontrar la estabilidad.

En este punto os recomendamos software de estrés como Realbench y Aida64, mientras que para comprobar que la caché y el IMC siguen siendo estables podemos optar por Runmemtest Pro + memtest.


2 commentarios

DARIAN · 1 noviembre, 2019 a las 3:15 pm

Interesante artículo como siempre que dá para más de un trabajo de publicación.

Ejemplo en tarjetas gráficas y como no la GTX 1060 G1.

Por favor jjj

    Yasiel Ernesto · 1 noviembre, 2019 a las 7:27 pm

    Con MSI AFTERBURNER lo puedes hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *