Que dice la prensa especializada de Google Stadia

Google Stadia es el servicio de juego en la nube del gigante de Internet y se estrena hoy para los usuarios que compraran el pack especial denominado «Founders Edition» que ofrecía acceso temprano al servicio. Algunos medios se han adelantado al lanzamiento con los primeros análisis de Google Stadia y aunque realizaremos el nuestro propio, nos sirve como primer vistazo para comprobar el funcionamiento actual del servicio y su potencial en el futuro.

Ya conoces la situación del entretenimiento mundial que podemos resumir en tres palabras (y nos sobra una): el streaming arrasa como método de distribución. Monopoliza de manera absoluta la industria de la música tras fulminar los formatos físicos (salvo el renacimiento del vinilo) y lo mismo podemos decir de otros apartados como el del vídeo, cine o televisión, donde la reciente entrada del mayor gigante mundial con Disney+ confirma que no hay marcha atrás.

El próximo gran reto para el streaming, la nube y en general lo digital, es el de los videojuegos. Aunque no va a ser tan sencillo como manejar música o vídeo por múltiples aspectos comenzando por los técnicos, señales como los batacazos sucesivos de empresas como GameStop (el gran minorista en venta, alquiler e intercambio de videojuegos, consolas y accesorios); la sorprendente alianza de Sony y Microsoft para la infraestructura en la nube o declaraciones de los principales estudios, confirman que el videojuego se encuentra en un cambio de era.

El streaming no ha sido positivo para todos los sectores y ha provocado grandes caídas de venta en la grabación o almacenamiento en medios locales de música y vídeo. ¿Quién habla hoy de CDS o DVDs salvo las pilas de antiguos que tenemos por casa o para coleccionismo? ¿Dónde ha quedado el Blu-ray después de la guerra por la alta definición? La nueva era no afecta solo a contenidos y formatos desde donde se distribuye, sino también a la venta de dispositivos, algunos como los reproductores simplemente olvidados y para el futuro hasta las mismas consolas de videojuegos.

En cualquier caso, la revolución parece imparable. La idea no es nueva y ya la intentaron implementar compañías como OnLive, con poco éxito de público en aquellos momentos. El más potente de los que llegaron después, el GeForce Now de NVIDIA, tampoco ha obtenido el éxito que podría esperarse. Ahora llegan las plataformas de las grandes tecnológicas, de Google, Microsoft, Apple o Amazon, con un funcionamiento similar. Los juegos se ejecutan en la nube y se sirven mediante streaming a PCs u otros dispositivos sin necesidad de hardware dedicado. ¿Abrirán un nuevo camino?

El servicio de Google es algo especial sobre el resto, porque es más software y servicios, que no hardware ni videojuegos. Puede ser tentador pensar en Stadia como un «Netflix para juegos» o incluso como un «Apple Arcade para pantallas más grandes», pero hay una distinción muy importante. Los juegos no son gratuitos y tiene que pagarlos el propio usuario, salvo alguno puntual que entrega Google.

Entre los elementos positivos, es que no necesitarás perder tiempo instalando o actualizando sus nuevos juegos y estarán disponibles para jugar en cuestión de segundos después de la compra, comenzarlos en un dispositivo concreto y volver a jugar en cualquier otro compatible donde lo dejaste. Además, su base de funcionamiento en el navegador Chrome permite jugar en casi cualquier dispositivo con una pantalla, desde PCs, smartphones, tablets o televisores. Aunque Google vende kits con controlador y un streamer Chromecast, en el futuro el servicio funcionará sin ningún tipo de hardware dedicado.

Su funcionamiento es el conocido de este tipo de servicios. Google hace el trabajo duro ejecutando los juegos en sus servidores en nube y los transmite a las máquinas locales mediante streaming. De esa forma, se puede disfrutar un juego independientemente del nivel del equipo (prometen hasta 60 fps a 4K) o directamente sin utilizar ninguno de ellos, por ejemplo cuando utilicemos una pantalla de visualización como un televisor inteligente.

¿Funciona? Vaya por delante que el lanzamiento está limitado por ahora en número de usuarios y que como en toda novedad, deberemos dejar un margen de mejora para el futuro. Además, este tipo de servicios dependen enormemente de la conexión a Internet disponible y algunos usuarios obtendrán una buena experiencia y para otros sin buena conexión será desastrosa. Te dejamos con las conclusiones de un buen número de medios.

Destructoid. El beneficio final de Stadia, dejando de lado las preocupaciones por la transmisión y el impacto del lanzamiento limitado, es jugar en la cama con un teléfono, en mi televisor como una consola, y en cualquier lugar con mi computadora portátil… Para mí, Stadia es una opción conveniente para jugar además de todas las formas en que ya lo hago, pero el servicio en general todavía está bastante verde para llamarlo hogar.

DualShockers. El hecho de que Google Stadia funcione tan bien como lo hace es impresionante, incluso en el lanzamiento temprano de una plataforma que probablemente no te convencerá si aún no estás a bordo. Dicho esto, si Google apuesta por Stadia y puede mejorar lo que han comenzado aquí con más funciones y juegos, definitivamente tiene el potencial de cambiar las reglas del juego.

Mashable. En el lanzamiento, Stadia está muy, muy claramente inacabada. ¡Pero! Funciona, y es una experiencia de transmisión de juegos notablemente mejor y más flexible que cualquiera de las que haya encontrado antes (una lista que incluye PS Now, xCloud y GeForce Now). Definitivamente no es la respuesta para todos, pero Stadia logra lo más importante de un lanzamiento: es un caso para existir.

Pocket-lint. Stadia es la plataforma de juegos en la nube con la que hemos estado soñando durante años. La latencia y el retraso son casi inexistentes, mientras que el juego y los gráficos son excelentes a través de Chromecast o dispositivos móviles. Sus juegos son más caros de lo que esperábamos y la lista de dispositivos admitidos es deficiente, pero la tecnología es sólida y realmente se siente como un servicio de próxima generación.

Trusted Reviews. El servicio de transmisión en la nube de Google Stadia muestra una gran promesa, y podría ser una gran opción para aquellos que quieren jugar sin gastar una fortuna en una consola. Faltan muchas cosas en el lanzamiento, Stadia tiene un largo camino por recorrer para convertirse en un serio retador para PlayStation y Xbox.

CNBC. Mira, Stadia es divertido y parece funcionar bien. Me encanta que me permita jugar algunos juegos realmente buenos donde quiera que vaya. Confía en mí, soy el público objetivo, y probablemente continuaré jugando. Pero el jugador habitual debería ser más cauteloso que yo, y aún no hay necesidad de abandonar tu Xbox, PC o PS4.

Digital Trends. El Stadia de Google es un logro técnico sorprendente. Sinceramente, estoy impresionado por su calidad y rendimiento. Entré escéptico, pero salí convertido. … Eso hace que sea aún más vergonzoso que la ejecución de Google haya convertido a Stadia en un laberinto sin salida y con muchos callejones sin salida. Las características no funcionan igual en todos los dispositivos. El rendimiento en PC es un desastre. Y la biblioteca limitada de juegos no le ganará a Stadia ningún fanático. … Stadia tiene potencial. Pero no puedes jugar juegos en potencial.

Engadget. No jugaría ninguno de estos títulos de manera competitiva en Stadia, pero el servicio es lo suficientemente bueno para una noche relajante. Al menos, así es como funciona en mi casa. … La tasa de éxito de Stadia variará dependiendo de las condiciones de internet hiperlocales de cada jugador. Eso no es alarmismo indebido; es solo cómo funciona el servicio.

Eurogamer. Como una declaración tecnológica, Stadia impresiona con la mejor calidad de imagen y latencia que he visto desde una plataforma de transmisión, pero definitivamente hay margen de mejora desde una perspectiva de estabilidad … Quizás más urgente es la propuesta de valor. … Combinado con la sensación de que la plataforma y el ecosistema aún están lejos de completarse y creo que quizás sea demasiado pronto para que Stadia se implemente como un servicio completo, especialmente cuando los juegos son limitados y sin exclusivas.

Fortune. Basado en una prueba de casi una semana, Stadia demostró tener un potencial significativo, pero con suficientes deficiencias de los que clientes tempranos probablemente se quejarán.

Game Informer. Comprar un juego e iniciarlo inmediatamente sin preocuparse por las descargas o actualizaciones es liberador, y cuando tienes una conexión a Internet estable, transmitir juegos desde la nube se siente como magia. Por extraño que parezca, Stadia me llenó de emoción por un futuro de transmisión de juegos, pero me dejó con menos confianza de que sea Stadia la plataforma para hacernos avanzar.

The Guardian. Stadia clavó lo imposible, y luego falló lo posible. El desafío más importante que enfrenta Google: obtener la transmisión de videojuegos a la par con el juego local, se ha superado con gran éxito. Pero en todo lo demás, el enfoque de la compañía es desconcertante. … En última instancia, el único beneficio real del sistema es la ausencia de esa caja debajo del televisor. Quédese con una consola doméstica si los juegos AAA están donde se encuentra su corazón, o elija Apple Arcade para ver cómo se ve una revolución cuando se enfoca en los juegos y no en la tecnología.

Forbes. Esto ha sido una catástrofe de principio a fin durante mi fase de prueba, y el problema es que, incluso las pocas veces que funcionó sin problemas, todo el modelo parecía estar condenado desde el principio. Esto es un gran fallo de Google, y realmente me pregunto cuáles serán las consecuencias de este lanzamiento inicial mal concebido.

Kotaku. Si tienes todas las piezas correctas en su lugar, el servicio Stadia funciona bastante bien. … Pero no puedo imaginar a alguien que realmente esté gastando dinero para esto. … Fuera de la capacidad de transmitir juegos en un navegador o en su teléfono, realmente no puedo encontrar un punto de venta fuerte para jugar juegos que no pueda obtener en otras plataformas por el mismo precio. Stadia es para personas con conocimientos de tecnología, pero es probable que ya posean una forma más fácil de jugar estos juegos.

Resumiendo. Críticas mixtas con puntuaciones máximas que no pasan el 7 sobre 10 y con muchas revisiones negativas de medios importantes. El servicio está verde, muy verde. Cuando funciona lo hace bien, pero un jugador exige una experiencia perfecta siempre y no es el caso. El servicio exige una conexión a Internet, buena no, lo siguiente si hablamos de 4K a 60 fps, tan rápida como estable y eso no lo tienen la mayoría de usuarios. Con un lanzamiento de solo 22 juegos soportados (y pagados por el usuario) y sin exclusivas, simplemente hoy por hoy no puede considerarse alternativa a los métodos existentes.

¿Para el futuro? Google tendrá que trabajar mucho y bien para convencernos que Stadia es la revolución prometida. Dejemos un margen prudencial. Buenos mimbres sí parece que hay. Veremos.

Google Stadia ofrece una calidad inferior respecto a la Xbox One X, y mucha más latencia

Sin embargo a un nivel algo más profundo la cosa no pinta para nada interesante, ya que la calidad visual es inferior respecto a un Xbox One X, y si no fuera ya suficiente, tanto hablar de la “latencia negativa” para tener una latencia final bastante elevada.

Hay que recordar que, para acceder Stadia, actualmente hay que pagar 129 euros, el cual nos da acceso al Chromecast Ultra, un GamePad y tres meses se suscripción a la plataforma. Una vez hayas desembolsado el dinero, toca tener una buena conexión a Internet, de al menos 20 Mbps para los 1080p @ 60 FPS y los 30 Mbps para 4K @ 60 FPS. Tras esto, ya puedes jugar, mmm no, primero compra un juego en la tienda de Stadia, ¿ya?, perfecto, ahora si puedes comenzar a jugar.

“Nuestra” máquina en Stadia monta una desconocida CPU Intel de 2.70 GHz, presumiblemente de 8 núcleos y 16 hilos, junto a una AMD Radeon RX Vega 56, pero por desgracia, la calidad visual que llega al usuario es inferior al de una Xbox One X, que usa un obsoleto procesador con “8” núcleos Jaguar y una gráfica equiparable a la AMD Radeon RX 480/580. Y es que la compresión de las imágenes (y más aplicada en tiempo real) para el streaming en video provoca siempre dos cosas, latencia (diferencia de tiempo entre acción y representación) y degradación visual (fundamentalmente en detalles finos).

Esto se nota más en la menor resolución del servicio, 1080p, que es también la “gratis”. Para que la reducción de detalles se notara menos, debe aplicarse por las modalidades de mayor resolución, de pago y que requieren además mayores anchos de banda.

Lo peor no es la calidad gráfica, sino que incluso el redactor de Eurogamer, indicó que, pese a tener fibra óptica de 200 Mbps, ha sufrido problemas con stuttering en el audio y ajustes de resolución de manera “común”, a lo que se le sumaron ralentizaciones, y problemas adicionales para los que tengan tarifas limitadas, y es que 1 hora de juego en Stadia supuso 20 GB de datos descargados.

Aún queda alto más, las famosas latencias, y obviamente, por mucha publicidad que se le diera, son mucho mayores respecto a jugar con un dispositivo físico en nuestro hogar. Tocará ver cómo evoluciona la plataforma de Google en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *