El mercado hace ceder a NVIDIA y abre G-Sync a AMD e INTEL

Curiosamente, este 2019 ha sido un año importante en lo referente a monitores para NVIDIA. Tras G-SYNC Compatible, la compañía estaría trabajando en el siguiente paso para hacer frente a AMD y la futura oposición de Intel. Dicho paso dejaría de lado parte de la filosofía de gestión de G-SYNC para dar paso a una mayor compatibilidad en sus módulos, ya que según se ha sabido, NVIDIA añadirá soporte para HDMI con VRR.

¿Qué significa esto para el mercado y el usuario medio gamer? Básicamente es una gran noticia que tendremos que seguir en cuanto a su desarrollo e implementación se refiere, pero para comprender lo que nos deparará hemos de explicarlo más detenidamente.

Y es que de mano de la propia NVIDIA confirma que las futuras pantallas con módulo G-SYNC podrían ser compatibles tanto con HDMI-VRR como con la sincronización adaptativa para HDMI y al mismo tiempo para DisplayPort.

NVIDIA se abre a Intel y AMD para ganar cuota de mercado

Hasta ahora, todos los monitores G-SYNC eran exclusivos para tarjetas gráficas NVIDIA mediante DisplayPort, pero por lo que se intuye, tanto Intel como AMD piensan darle una gran mordida al pastel de los monitores gaming con VRR amparándose en las consolas de nueva generación.

El mes pasado vimos como NVIDIA y LG llegaban a un acuerdo para implementar G-SYNC Compatible en las televisiones del fabricante para este 2019 y de cara a 2020, donde esto se hacía mediante HDMI y no DisplayPort. Solo era el anuncio de lo que NVIDIA está preparando.

En septiembre Acer lanzó el Predator X27P, una versión con una mejora frente al X27 normal: agregaba VRR mediante HDMI para las consolas. Más tarde y ya en este mes de noviembre hacía lo propio con el Predator XB273X, donde de nuevo VRR sería soportado por HDMI, pero además por DisplayPort.

Por lo tanto, el movimiento está en marcha y al parecer, el tener que elegir una tarjeta gráfica NVIDIA ligada a un monitor con G-SYNC se ha terminado. De hecho, NVIDIA afirma que está trabajando en una actualización de firmware para los módulos de hardware de G-SYNC V1 y V2, de manera que estos permitan al usuario disponer de HDMI con VRR y sincronización adaptativa para DP/HDMI.

Los monitores con módulos físicos G-SYNC podrán trabajar con HDMI VRR

Todo lo dicho significa que con nuestro monitor G-SYNC podremos usar una consola que sea compatible con HDMI VRR y al mismo tiempo cualquier tarjeta gráfica basada en Adaptive Sync podrá trabajar con nuestro monitor, sea por HDMI o por DisplayPort.

En otras palabras, podremos disfrutar de dichas tecnologías independientemente de la tarjeta gráfica que tengamos, sea NVIDIA, AMD o Intel. Esto no quiere decir que podamos usar el módulo G-SYNC fuera de la compatibilidad de NVIDIA con sus tarjetas, ya que esto se mantendrá, pero permite disfrutar de VRR en monitores G-SYNC independientemente del fabricante de la GPU aprovechando la sincronización del módulo mediante el estándar de VESA y no el sistema propietario de NVIDIA.

Hay que recalcar que la actualización del firmware de NVIDIA solo se dará y habilitará para monitores futuros que incluyan dicho módulo G-SYNC, por lo tanto, todos los que actualmente están en el mercado no se beneficiarán de esta tecnología ni tendrán firmware disponible.

Igualmente es una gran noticia, ya que las tarjetas gráficas de AMD trabajarán con G-SYNC (parcialmente) y las tarjetas gráficas NVIDIA lo harán con Adaptive-Sync, por lo que se acabaron las restricciones de hardware, algo que muchos estaban esperando.

2 Replies to “El mercado hace ceder a NVIDIA y abre G-Sync a AMD e INTEL”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *