Así volaremos con el nuevo Microsoft Flight Simulator

El nuevo Microsoft Flight Simulator volverá a los cielos en 2020 para resucitar uno de los grandes simuladores de vuelo. Promete una gran cantidad de aviones altamente detallados en un mundo realista, con plan de vuelo propio que permitirá ir a cualquier lugar del planeta de día o de noche enfrentándose a condiciones climáticas «realistas y desafiantes».

El Flight Simulator de Microsoft se remonta a los días de los 8 bits de 1982. En ese momento, ofrecía poco más que una extensión de tierra verde y otra de cielo azul, con tiras en gris que representaban las pistas de aterrizajes y algunos bloques en blanco y negro para los edificios. Microsoft abandonó la franquicia en 2012 cuando el consenso general decía que era un nicho de producto demasiado pequeño para que el gigante del software lo continuara. Vendió los derechos de la tecnología de simulación a Lockheed Martin, que desde entonces la usa para entornos académicos y de capacitación.

Microsoft Flight Simulator fue una de las grandes sorpresas del E3 de 2019 y aunque su desarrollo hasta lo que conocemos no ha pasado de la fase alfa, lo que hemos ido viendo hasta ahora apunta muy alto y los que han probado su vista previa confirman que será un gran reinicio de la franquicia.

El editor de Wired ha sido uno de ellos y como muchos jugones de este tipo de simuladores (o aficionados a vuelo real) lo primero que hacen es intentar ver su casa o algún edificio conocido. «Y allí estaba… y las casas de mis vecinos, la plaza de compras en el camino, el complejo hospitalario, las tierras de cultivo en la distancia. Todo es inquietantemente preciso, gracias al uso del programa de datos de mapeo de Microsoft. Incluso los árboles, las cercas y otras características que conozco de mis exploraciones terrestres estuvieron presentes en un 3D completo», comenta.

Nuevo Microsoft Flight Simulator: más que un juego

Hay que decir para empezar que el nuevo Microsoft Flight Simulator aprovechará todo el trabajo de mapeo de los mapas de Bing y junto a la orientación técnica de los fabricantes de aviónica le permitirá ofrecer un desarrollo tremendamente realista. Y mapas actualizados.

Otra de sus ventajas será la del rendimiento. Hasta ahora, el modelado del mundo real en la mayoría simuladores de vuelo creaban una gran carga de trabajo para la computadora y no se mantenían al día en relación con un mundo cambiante. En los primeros Flight Simulator, cada byte de datos gráficos tenía que almacenarse localmente, ya fuera descargado o accedido desde DVD, CD o, incluso en las primeras versiones desde un disquete.

«Esta simulación sale completamente de ese modelo», dice Pete Wright, un piloto cuyo canal de YouTube, Frooglesim, está especializado en la revisión de este tipo de software: «Es impresionante. Es increíble».

La gran novedad de la nueva generación de Flight Simulator como decíamos es el desarrollo del servicio de mapas de Microsoft, siempre por detrás de Google Maps pero suficientemente competente. El juego obtiene sus datos en 3D de Bing Maps, obteniendo detalles precisos de cualquier lugar del mundo desde la nube y renderizando los gráficos localmente. El resultado final es un mundo virtual que será tan preciso como los datos de Bing más recientes.

De hecho, la conexión de Bing fue el impulso para crear este juego. Jorg Neumann, el responsable de Flight Simulator , dice que el juego comenzó con una aplicación que estaban desarrollando para las gafas de realidad aumentada HoloLens de Microsoft. «Queríamos que las personas pudieran usar las gafas para ir a cualquier parte del mundo utilizando datos de Bing. Dos años después comenzamos a transferir esa idea a un nuevo simulador de vuelo».

Microsoft consultó a pilotos y a la comunidad de usuarios y desarrolladores que aún usan el software original del Flight Simulator y se asoció con el desarrollador francés de videojuegos Asobo Studio para producir el simulador. El título utilizará datos y orientación técnica de los fabricantes de aviones y de aviónica para garantizar que la experiencia de vuelo sea tan precisa como los gráficos. Incorporará hasta 40.000 aeropuertos de todo el mundo, con estructuras y pistas detalladas.

El resultado por lo visto hasta ahora es fantástico. «Junto con escenarios climáticos realistas generados a partir de datos en tiempo real, los edificios de cerca parecen fotorrealistas, incluso en ciudades densas. Di una vuelta por la ciudad de Nueva York, esperando el tipo de renderizado 3D borroso que encontraría al buscar un objetivo en Google Maps. Pero todo está finamente dibujado, con detalles de construcción que se extienden hasta el nivel de la calle», dicen desde Wired.

¿Para todos los PCs?

Para los que estén preocupados por el nivel hardware del equipo que necesitará el juego (hasta ahora para este tipo de simuladores solía ser muy elevado) el CEO de Asobo asegura que la jugabilidad será igual de buena en equipos menos capaces, si bien se recomendará la mejor conexión a Internet posible y un equipo de gama alta especialmente en gráficos y con monitor panorámico.

Para extender su uso a más equipos, el simulador se adaptará automáticamente según el ancho de banda de Internet disponible y admitirá el juego incluso fuera de línea con gráficos muy reducidos. Los usuarios también podrán descargar pequeñas regiones específicas del mapa para obtener una experiencia completa, incluso sin conectividad.

En cuanto al nivel de proceso y gráfico, la reducción de requisitos de hardware se conseguirá gracias a lo que llaman renderizado diferido. «Hace veinte años, representabas una pequeña pieza de un avión y tenías que hacer todas las sombras y la iluminación al mismo tiempo», explica el CEO de Asobo. «Ahora podemos diferir toda la iluminación y los reflejos hasta el final del proceso de renderizado. Debido a que el mundo es muy consistente visualmente, esto ayuda a acelerarlo mucho». En resumen, el proceso de representación gráfica no requerirá la reconstrucción total de cada elemento cada milisegundo y permitirá ejecutarse en PCs de menos prestaciones.

Y para el futuro, dicen que el juego estará preparado para responder a la próxima era de los aviones de elevación vertical electrificados, con complejos motores multirotor y capacidad de vuelo asistido totalmente por computadora. A medida que esas aeronaves eléctricas proliferen en la próximas década, los entusiastas de la aviación podremos probar y volar un taxi aéreo en casa antes de subir a bordo, y ver nuestras casas desde allí también.

Como buenos aficionados al género le tenemos ganas a este Microsoft Flight Simulator. Estará disponible en 2020 para Xbox One y PCs con Windows 10, con resoluciones hasta 4K y con soporte para HDR. Ahí comprobaremos el nivel de este desarrollo que promete abrir una nueva era en simuladores de vuelo. Microsoft abrirá una nueva ronda de pruebas Insiders a mediados de enero por si quieres participar.

5 respuestas a «Así volaremos con el nuevo Microsoft Flight Simulator»

    1. el asunto es que el terreno y la escenografia a tal nivel de detalle y para casi el mndo entero no puedes almacenarla en la PC. toda se ira descargando segun sea necesario. supongo que tenga lo basico, pero lo demas viene descargandose. y como ves, puedes descargar areas para seguirlo ofline

      la cantida de datos es grande. yo tenia cuba casi entera en datos de Google Earth de hast 2009-20010, con menos detalle que ahora y eran unos 60+ gigabytes. ahora estimo que facil sean el doble. y esto solo los datos de imagen del terreno, sin relieve.

      es como Google Earth, los datos de imagen satelital, construcciones 3D, capas y demas vienen desde los servidores de google. aqui vendran desde Bing Maps y otros servicios de microsoft

        1. el anterior es de 2006 con algunas expansiones posteriores. pero en ese y varios antes, lo fundamental de los datos viene con ej juego. pero se le pueden ir a;adindo informacion adicional, oficial o por terceros, por la comunidad, desde terreno, aviones aeropuertos, sistemas, etc etc.
          pero no, no tenian esta capacidad de aprovechar los datos en cantidades industriales que hay hoy, para nada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *