Facebook pretende hacer su propio sistema operativo móvil

Facebook está decidida a construir su propio camino sin depender de otros gigantes tecnológicos como Google. Para ello la compañía fundada por Mark Zuckerberg estaría planeando construir un sistema operativo desde cero, todo con el propósito de poner todavía más distancia del ecosistema del gigante tras Android.

Facebook lleva tiempo intentando crear un ecosistema que controle totalmente y no dependa de ninguno de sus rivales en el sector tecnológico. Sus incursiones en campos como la Inteligencia Artificial y la realidad virtual muestran, aunque posiblemente de forma un tanto silenciosa, sus intenciones en esa dirección, cosa que queda reforzada si tenemos en cuenta que esto viene de declaraciones de Ficus Kirkpatrick, uno de los directivos de la corporación tras la red social Facebook, WhatsApp e Instagram.

El futuro sistema operativo de Facebook podría no ser otro de los muchos basados en Linux que existen el mercado, sino que estaría totalmente hecho desde cero. Si se tiene en cuenta que el equipo encargado de su desarrollo está dirigido por Mark Lucovsky, un antiguo ingeniero de Microsoft que figura entre los desarrolladores del sistema operativo Windows NT, que el futuro sistema operativo de Facebook esté construido totalmente desde cero asoma como una probabilidad real. Sin embargo, se desconoce cuándo estará listo para su integración en dispositivos y la corporación tampoco ha dicho en qué dispositivos piensa integrarlo.

Si tenemos en cuenta que el futuro sistema operativo podría ser introducido en smartphones, los que sigan el mercado de la movilidad sabrán que Facebook ya intentó adentrarse hace años con un sistema basado en Android, el cual se mostró como un fracaso total al conseguir vender el smartphone HTC que lo incorporó poco más de 15.000 unidades en Estados Unidos.

A pesar del fracaso de su primer intento, la corporación fundada por Mark Zuckerberg no parece haberse rendido y podría volver a intentarlo, posiblemente dentro de no mucho tiempo. Si bien el mercado de la movilidad parece haberse cerrado en torno al duopolio imperfecto que forman Android e iOS, Facebook tiene tres bazas que podrían ayudar a impulsar su propio sistema operativo en el mercado de smarphones: la red social que lleva su nombre, WhatsApp e Instagram, tres de los servicios más populares de Internet con permiso del buscador de Google y YouTube.

Además de los servicios de Internet y el posible regreso al mercado de la movilidad, Facebook tiene en las realidades virtual y aumentada otros terrenos en los que apuesta muy fuerte. Aquí, Andrew Bosworth, responsable de realidad aumentada y virtual de la compañía, ha dicho que quieren “asegurarse de que la nueva generación tiene espacio para nosotros. No creemos que podamos confiar en el mercado o en la competencia para asegurarnos de que sea así. Por lo tanto, lo vamos a hacer nosotros mismos”. Mientras que la realidad virtual no parece avanzar según lo planeado, el primer dispositivo de realidad aumentada podría ver la luz en 2023.

Otro proyecto destacado de Facebook es el “cerebro ordenador”, que según fuentes de la propia compañía han conseguido reducir de manera significativa sus dimensiones, pasando de tener el tamaño de una nevera al de un dispositivo que se puede coger con una mano, aunque no esperan integrarlo en ningún producto de consumo hasta dentro de entre 5 o 10 años mínimo. Un ecosistema como el que quiere construir Facebook no tiene sentido sin un asistente digital propio, y sí, la compañía también se encuentra trabajando en ese frente para competir con Siri y Alexa. De hecho, hasta se ha reunido con Microsoft para conseguir la licencia del motor de búsqueda Bing para entrenar al asistente.

Veremos si Facebook termina consiguiendo esa ansiada independencia para convertirse en una tecnológica con voz propia en el mercado, sin depender de otros que podrían condicionarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *