Boeing encuentra otro fallo de software en el 737 Max

A día de hoy prácticamente todos sabemos ya el escándalo que rodea al avión Boeing 737 Max, y si eres de los que no lo conocen es porque seguramente has estado en una cueva durante los últimos meses. Y es que a todos los problemas, fallos, errores de producción, procedimientos fraudulentos en la verificación, e investigaciones variadas, ahora se le ha sumado un nuevo problema descubierto por la propia firma estadounidense.

Tal y como se ha dado a conocer en las últimas horas, Boeing ha descubierto un nuevo fallo de software en el 737 Max, y se encuentra trabajando para solucionarlo. En esta ocasión, el problema se encuentra relacionado con la luz del indicador del “sistema de compensación del estabilizador”. Este sistema es el encargado de aumentar y disminuir la inclinación de la nariz del avión, y el problema provocaba que la luz se encendiera cuando no estaba previsto que se hiciera.

A pesar de todos estos problemas que tanto la compañía como las agencias reguladoras de Europa y Estados Unidos están descubriendo en el Boeing 737 Max, la firma todavía mantiene sus planes para lograr que la aeronave vuelva a surcar los cielos a mediados de 2020. No obstante, esto todavía parece muy difícil, dado que todavía quedan unas cuantas semanas para que la FAA evalúe todos y cada uno de los sistemas del avión.

NASA confirma la existencia de dos fallos de software en la cápsula Boeing Starliner

A finales del 2019, cerramos el año con la buena noticia de que la cápsula Boeing Starliner había completado con éxito sus primeras pruebas, convirtiéndose en la primera cápsula estadounidense en realizar con éxito el procedimiento de aterrizaje. Pero siguiendo el paso de la noticia anterior, no obstante, ahora la NASA parece indicar que las pruebas fueron exitosas, pero no debieron serlo, puesto que dos fallos de software fueron descubiertos en los sistemas desarrollados por Boeing.

Y es que en un profundo comunicado publicado por la NASA, la agencia espacial estadounidense denota los tres problemas que ocurrieron durante el lanzamiento y posterior aterrizaje, e indica que dos de ellos fueron problemas que, de no ser por la intervención de los equipos, habrían provocado la pérdida directa de la aeronave.

El primero de estos problemas se debió a un fallo en el contador interno de los sistemas de la Boeing Starliner, lo cual provocó que los ordenadores de la cápsula creyesen que la nave se encontraba en una parte diferente de la misión a la que realmente era.

El segundo error de software tuvo que ver con el desacoplamiento del módulo de servicio anclado a la cápsula en el momento de la reentrada. Este problema originó otro fallo de propulsión en cadena, y obligó a intervenir a los equipos de tierra. Por ahora, la NASA se limitará a continuar investigando el trabajo de Boeing en su cápsula Starliner, y estudiará aplazar o no las siguientes pruebas previstas.

Una respuesta a «Boeing encuentra otro fallo de software en el 737 Max»

  1. en n fututo, cuando vaya a viajar (O_o) fiajrme que no sea un 737 max de estos, jajaja.
    aunque lo vuelvan a autorizar, no creo que montara en uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *