Xbox Series X emplea una GPU RDNA2 con 12 TFLOPs de potencia, Microsoft lo confirma

Phil Spencer, jefe de la división Xbox de Microsoft, ha publicado un extenso artículo en Xbox Wire sobre lo que tienen que esperar tanto usuarios como desarrolladores de Xbox Series X (cuyo nombre oficial es “Xbox” a secas), la consola de futura generación del gigante de Redmond.

Lo primero que se puede destacar de las palabras de Phil Spencer es el presunto acercamiento entre desarrolladores y usuarios que traerá la nueva generación de videojuegos, algo en lo que también influyen los nuevos servicios apoyados en la nube. “La nube crea una gran oportunidad para transmitir juegos con calidad de consola y jugar con las personas que quieras, donde quieras. Y para muchos de nosotros, nada es más inspirador que el comienzo de una nueva generación de consolas”. Esto ya no tendría que sorprender por la insistencia de Microsoft en ofrecer una experiencia a través de un ecosistema, más que mediante productos concretos.

Pese a ello, Xbox Series X seguirá siendo un hardware que podrá ser comprado por los usuarios finales, así que también toca hablar de qué aportará a los jugadores. Aquí Phill Spencer ha comentado que “sabemos que se espera que la próxima generación de consolas establezca nuevos estándares en potencia gráfica y velocidad de procesamiento, convergiendo en juegos que se ven increíbles y se sienten vivos”. Aquí el jefe de Xbox ha resaltado los “saltos innovadores” en CPU, GPU y tecnología de almacenamiento para ofrecer “acceso sin fricciones a nuevas historias y nuevos creadores constantemente”. A todo lo mencionado hasta aquí se suma el programa interno Takehome, con el que Microsoft se ha mostrado entusiasmada con la retroalimentación recibida.

Xbox Series X: Hardware personalizado, 12 TFLOPS, sombreado de tasa variable y trazado de rayos mediante hardware con DirectX

A nivel de hardware, lo primero que Phil Spencer ha resaltado ha sido “procesador personalizado de próxima generación”, mencionando la utilización de las arquitecturas Zen 2 para CPU y RDNA 2 en GPU (ambas procedentes de AMD). A nivel de potencia destaca los 12 TFLOPS (teraflops) de la GPU, que según el jefe de Xbox ofrecería un rendimiento dos veces superior que la Xbox One X y ocho veces más que la Xbox One original.

La tecnología de sombreado de tasa variable patentada de Microsoft tendría que “permitir a los desarrolladores utilizar de manera más eficiente toda la potencia de la Xbox Series X. En lugar de gastar los ciclos de GPU de manera uniforme en cada píxel de la pantalla, pueden priorizar los efectos individuales en personajes de juegos específicos u objetos ambientales importantes”. Esta técnica traería una mayor estabilidad del framerate y mayores resoluciones sin impactar en la calidad de la imagen.

Por su parte, el hardware dedicado para el trazado de rayos utilizado mediante DirectX ofrecería entornos más realistas a través de las mejoras en iluminación y reflejos. De tener Xbox Series X éxito comercial, esto podría acelerar la adopción de dicha tecnología en PC, que por ahora ha recibido la espalda de la mayoría de usuarios a pesar de todo el bombo comercial que le ha dado NVIDIA. Tanto la tasa de sombreado variable como el trazado de rayos son características heredadas de RDNA 2.

Menos latencia, tiempos de carga muy cortos y soporte de 120fps

Phil Spencer ha destacado la utilización de almacenamiento “SSD de próxima generación” en Xbox Series X, cosa que justifica en el hecho de que los mundos en los videojuegos son cada vez más grandes, más dinámicos y se cargan en un instante. Por otro lado, la característica Quick Resume (que se podría traducir por continuación rápida) tendría que permitir al usuario continuar sus partidas en suspensión de manera casi inmediata, sin que tenga que aguantar durante mucho los tiempos de carga.

Otro aspecto que han trabajado en Microsoft es la Entrada de Latencia Dinámica (DLI/ Dynamic Latency Input), con el que, según palabras de Phil Spencer, están “optimizando la latencia en la el pipeline de jugador a consola comenzando con nuestro controlador inalámbrico Xbox, que aprovecha nuestro protocolo de comunicación inalámbrica patentado de gran ancho de banda cuando está conectado a la consola”. De esa manera esperan sincronizar de manera inmediata las entradas con lo que se está mostrando en pantalla.

La utilización de HDMI 2.1 mejoraría la experiencia con los juegos gracias a características como el Modo Automático de Baja Latencia (ALLM) y la Tasa de Refresco Variable, mientras que el soporte de 120fps daría a los desarrolladores la posibilidad de “exceder la salida estándar de 60fps a favor del realismo realzado o la acción acelerada.”

Retrocompatibilidad con generaciones anteriores de Xbox

Phil Spencer ha anunciado que Xbox Series X ofrecerá compatibilidad con “cuatro generaciones de gaming”, en referencia a las anteriores generaciones de Xbox. Esto quiere decir que la consola next gen de Microsoft será compatible con Xbox One X y con los títulos de Xbox 360 y Xbox original retrocompatibles. Con Xbox Game Pass, los usuarios “se benefician de velocidades de fotogramas más estables, tiempos de carga más rápidos y una resolución y fidelidad visual mejoradas, todo sin necesidad de trabajo de desarrollador”. Los accesorios de Xbox One también funcionan en Xbox Series X.

Smart Delivery es una tecnología que permite comprar un juego una vez y saber si está siendo jugado en Xbox One o Xbox Series X, por lo que el usuario obtendrá la versión correcta del título para el modelo de consola que está usando. Microsoft se ha comprometido a utilizar Smart Delivery en todos sus títulos exclusivos de Xbox Game Studio, incluido Halo Infinite. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la característica “está disponible para todos los desarrolladores y editores, que pueden optar por utilizarla para títulos que se lanzarán primero en Xbox One y luego en Xbox Series X.”

Por último, Phil Spencer ha mencionado Xbox Game Pass, el servicio de juegos mediante suscripción de Microsoft, que seguirá engordando su catálogo, con juegos como Halo Infinite incluidos en su lanzamiento.

Xbox Series X pone al jugador en el centro de todo

Parece que Microsoft ha puesto toda la carne en el asador para que Xbox Series X sea un producto que ofrezca lo mejor al jugador a través de una “experiencia de juego de alta fidelidad introducida en un diseño silencioso y audaz, con la capacidad de descubrir miles de juegos en cuatro generaciones, todos con más juegos y menos esperas.”

Pero además de la consola en sí, y como ya hemos mencionado en ocasiones anteriores, toda esa experiencia abarca también servicios como Xbox Game Pass y Project xCloud, con un catálogo que será nutrido con producciones de las desarrolladoras que en la actualidad se encuentran debajo de Xbox Game Studios.

5 respuestas a «Xbox Series X emplea una GPU RDNA2 con 12 TFLOPs de potencia, Microsoft lo confirma»

  1. Yo Le diera mi like a Xbox si realmente tuviera juegos en los que yo pudiera explotar ese hardware, pero para mi Sony siempre va a estar por arriba de este en todo. Mientras Sony siga teniendo juegos y sagas exclusivas tan buenas que corran en un hardware incluso más malito, va a tener siempre la delantera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *