Los problemas de temperatura del MacBook Air 2020

Nuevo MacBook Air (2020) y sucede lo de siempre, un deficiente sistema de refrigeración en un portátil de Apple que implica la llegada del temido throttling, y con ello la pérdida de rendimiento e incluso el apagado del sistema como método de seguridad definitivo para evitar que se cause un daño irreparable. Es conocido el problema de los últimos años de las MacBooks con la temperatura, los insuficientes sistemas de disipación térmica e incluso el uso de compuestos térmicos de calidad subpar para un equipo de este precio, pero esto ahora ya llega a lo ridículo.

El “sistema de refrigeración” es tan deficiente y su diseño tan cuasi-ilógico para el hardware que se incorpora , que ha dado a llamarse chistosamente como el disipador inalámbrico. En resumen: sobre el CPU hay un pequeño rectángulo de aluminio anodizado con la parte inferior de cobre (el del modelo con i3 es solo aluminio) con unas ligera protuberancias longitudinales haciendo las funciones de disipador, y alejado de este disipador esta el ventilador, que se encarga de extraer el aire caliente de todo el interior. El aire fresco entra al interior por la rendija en el lado contrario, pasando una parte por la zona del procesador antes de ser expulsado por el ventilador.

Su sistema de refrigeración se queda bastante por detrás de las expectativas, y debido a su ineficiencia causa Throttling (Reducción de frecuencias del procesador por altas temperaturas), un alto ruido, y temperaturas de 100°C aún con el ventilador al máximo. Tratándose de un i5-1030NG7 con TDP de solamente 10W, nos sorprende que Apple permita esto.

Al exigir el procesador en cargas pesadas como tareas de renderizado, este supera los 100°C y su frecuencia baja a 1.7GHz para reducir el consumo e intentar reducir las temperaturas.

Eso no es todo: No está sacrificando temperatura por ruido, sino que su fan gira a más de 8000RPM, generando un ruido de 45dBa, que es una locura, y aún así llega a superar los 100°C. Esto claramente indica un desastroso trabajo de Apple a la hora de diseñar su refrigeración, que claramente no está a la altura de un dispositivo de más de 1500 dolares.

Ya de por sí en reposo o realizando carga de trabajo ligeras como navegar por Internet o ver un vídeo de YouTube ya hablamos de 30 dBA y una velocidad de giro del ventilador de 2700 RPM. Lo que es más preocupante, es que todo ello se hizo con una temperatura ambiente de 22ºC, así que ya podéis imaginar que pasará en verano.

Aún con throttling máximo, que implica reducir la velocidad a 400 MHz por núcleo (y menos), la CPU se mantiene a 99ºC, el límite. Incluso con un benchmark corto como el Cinebench R15 para macOS, el procesador @ 1.70 GHz alcanza esos 100ºC.

El mayor de los problemas, es que tras larga carga de trabajo, el procesador no sólo presenta un problema de temperatura, ya que todo esto se traslada al chasis, y es que en la parte superior el portátil se mueve a unas temperaturas de 29 a 48ºC. Los 29ºC son en el reposamuñecas, el teclado se mueve sobre los 32 y 36ºC y ya tenemos un techo de hasta 48ºC en la parte superior central. Recordamos que todo esto a una temperatura ambiente de 22ºC.

Todo el throttling generado hace que no se note la diferencia entre el modelo con i5 y el modelo con i3. Una subnotebok de la competencia y con el mismo chip, como la Surface Book 3, el pico de temperatura del CPU llega igual a 100 grados y se ve obliado a reducir la velocidad de reloj, pero su mejor solución de enfriamiento mantiene la temperatura en carga sostenida a unos 85 grados (en lugar de 99 en la MBA), asi que solo lo hace a 700Mhz (en lugar de 400Mhz en la MBA) y entrega un mejor rendiminto en consonancia (entre un 15% y un 30%, según la prueba).

En Linus Tech Tips experimentaron con una unidad para ver cuanto se podía enfriar y que rendimiento quedaba disponible.

Empezaron con una prueba con Cinebench 20 , junto a una MacBook Pro 13″ (con un CPU de 4 núcleos igual, pero diferente en potencia)

El CPU alcanzaba enseguida 100 grados celcius y de inmediato rebajaba el reloj a 400Mhz para salvarse. Entonces pasaron a modificar el mal llamado sistema de enfriamiento.

Primero probaron con la laptop en una base y un gran ventilador debajo. Mínimo resultado.

Luego hicieron igual pero retirando la tapa inferior. Ligera mejora.

Rebajaron el “disipador” en una fresadora para mejor contacto y aplicaron un mejor material térmico. Peor resultado.

Retiraron el aislante térmico de la tapa y emplearon un pad térmico entre esta y el disipador, ampliando así la superficie de disipación térmica.

Esto rebajó la temperatura del CPU a 75 grados y obtuvieron el mejor resultado en la prueba, pero la parte inferior llegó a 44 grados

Finalmente fueron más alla y colocaron en la parte inferior un bloque de enfriamiento por líquido por el que pasaron agua a casi cero grado, y con esto lograron reducir la temperatura del CPU a 55 grados. El resultado de la prueba fue el mismo que con el pad térmico. El consumo pico llego a 35W al inicio y estabilizó a 15W. Viendo este resultado concluyen que la segunda limitante es la cantidad de energía que puede entregar la laptop de manera estable.

En fin, con solo poner un pad térmico, ganaron 14% más de rendimiento y la temperatura del CPU estuvo 25 grados por debajo del la zona de peligro. La temperatura inferior fue más elevada, pero durante tareas sostenidas pocos tendrán la laptop sobre las piernas, no?

Para muchos no es más que una treta de Apple el implementar un débil sistema de refrigeración que mantenga al sistema al límite, y así mantener más la distancia con los modelos Pro bajo cargas de trabajo sostenidas. Pero no solo en sistema de disipación, también se limita en la potencia energética disponible (lo que es lógico con la limitación de disipación, si no el equipo arde).

Hay portátiles de gama muy baja con sistemas similares, pero normalmente integran un CPU del tipo Atom, o a lo más un Celeron, pero no se espera en un equipo de este “nivel”.

Apple aún no ha dado respuesta a este problema, ya que seguramente los usuarios no estén para nada contentos tras pagar 1500+ dolares por un equipo que se calienta, hace ruido y rinde menos de lo esperado por el throttling generado. Mientras tanto, les recomendamos abstenerse de adquirir este modelo si estaban pensando hacerlo, ya que claramente no es buena opción.

2 respuestas a «Los problemas de temperatura del MacBook Air 2020»

  1. Y esa es una mas de las razones por la q aple va a comenzar en trabajar en sus procesadores basados en arm hay intel cada vez se le van mas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *