AMD RDNA 2: claves a saber esta nueva arquitectura

Llevamos mucho tiempo hablando de RDNA 2, una arquitectura de nueva generación con la que AMD no tiene como objetivo competir con las RTX serie 20, sino que estará diseñada para hacer frente a las RTX serie 30 de NVIDIA, cuyo lanzamiento está previsto para algún momento de septiembre de este mismo año.

Cuando AMD anunció la arquitectura RDNA nos dio una buena y una mala noticia. La buena era que habían iniciado el camino que los llevará, por fin, a abandonar las bases de la arquitectura GCN, una auténtica veterana que lleva entre nosotros desde 2011, fecha en la que llegaron las Radeon HD 7000, y que ya había mostrado claros signos de agotamiento.

Estoy convencido de que el final de la arquitectura GCN debería haberse producido con las Radeon R9 Fury y Radeon R9 Fury X. Estas fueron las dos últimas tarjetas gráficas que pudieron competir de verdad con lo más potente de NVIDIA dentro aquella generación (la GTX 980 Ti, para más señas), pero AMD no tenía nada con lo que desplazar a dicha arquitectura, así que no tuvo más remedio que intentar pulirla al extremo, una estrategia que dio como resultado la Radeon VII, el último tope de gama de consumo general basado en GCN.

La arquitectura RDNA es un híbrido que mantiene una base común con la arquitectura GCN, algo que según AMD fue fundamental por cuestiones de optimización, pero supone un importante paso adelante en términos de eficiencia y de rendimiento. Basta pensar, por ejemplo, que una RX 5700 XT con 2560 shaders rinde solo un poco menos que una Radeon VII con 3840 shaders.

RDNA 2 supondrá el adiós definitivo a la arquitectura GCN

No hay duda de que ya va siendo hora. Esta arquitectura tendrá una base totalmente nueva y marcará un punto de inflexión importante, no solo porque estará presente en las consolas de nueva generación (PS5 utilizará una versión intermedia, RDNA 1.5), sino porque permitirá a AMD volver a competir con NVIDIA en todos los niveles del sector gráfico de consumo general, y promete contar con los últimos avances del sector.

Por si alguno de nuestros lectores se ha perdido con esta afirmación os recuerdo que lo más potente de AMD a día de hoy, la RX 5700 XT, ofrece un rendimiento ligeramente superior al de una RTX 2070, pero no es rival para la RTX 2070 Super, lo que significa que no puede competir en lo más alto con NVIDIA.

Ese panorama debería cambiar por completo con la llegada de RDNA 2, una arquitectura que, al romper por completo las bases de la arquitectura GCN, permitirá a AMD desarrollar tarjetas gráficas sin las limitaciones que imponía aquella en los motores de geometría y de sombreado, lo que significa que, en resumen, veremos tarjetas gráficas Radeon con más de 4096 shaders y con más de 64 unidades de rasterizado. Una buena noticia, sin duda.

Además de la correspondiente mejora a nivel de shaders y demás elementos, se espera que la arquitectura RDNA 2 traiga un aumento considerable en términos de IPC, y que ofrezca también un salto notable en términos de eficiencia energética. En este sentido, el uso de un proceso de 7 nm más maduro sería clave para conseguir esos objetivos.

Todo lo que debes saber de la arquitectura RDNA 2 en cinco claves

Ya tenemos un primer vistazo con las bases más importantes de la arquitectura RDNA 2, pero todavía quedan algunas preguntas importantes por resolver, y lo vamos a hacer a través de un sencillo resumen con cinco puntos que te permitirán conocer todo lo que debes saber sobre esta nueva generación de AMD.

Ten en cuenta, antes de seguir leyendo, que toda la información que vamos a compartir contigo a continuación ha sido confirmada en parte por AMD. Aquellos datos que no tienen esa confirmación proceden de fuentes muy fiables, y por ello lo más probable es que se acaben cumpliendo. Ahora sí, empezamos.

1. RDNA 2 llegará a finales de año

No tenemos una fecha definida, pero todo parece indicar que estarán disponibles entre septiembre y octubre. Lo más seguro es que AMD haga un lanzamiento gradual, lo que significa que deberíamos ver primero los modelos más potentes, y que en los próximos meses se irán estrenando los modelos de gama media y de gama baja.

Tanto NVIDIA como AMD han venido siguiendo este enfoque desde hace años, así que no debería sorprendernos. Si todo va según lo previsto Big Navi, el próximo tope de gama de AMD basado en la arquitectura RDNA 2, debería ser el gran protagonista del evento de presentación previsto para septiembre u octubre.

2. Será una arquitectura a la última

Y de verdad. En este sentido es importante recordar que la arquitectura RDNA, aunque ha dado forma a tarjetas gráficas con un excelente valor en relación precio-prestaciones, no está preparada para trabajar con las tecnologías más avanzadas del sector, entre las que se encuentran funciones tan importantes como el conjunto de tecnologías de optimización que Microsoft agrupó en DirectX 12 Ultimate.

Esta realidad coloca a la arquitectura RDNA en una posición de desventaja clara, de hecho tengo dudas sobre cómo envejecerá en los próximos años, sobre todo si los desarrolladores empiezan a aprovechar de verdad los shaders mallados, el sombreador de tasa variable y la retroalimentación de muestras. RDNA 2 sí será compatible con todas ellas, con la ventaja que ello supone.

3.Trazado de rayos acelerado por hardware

Es otra de las novedades más importantes que traerá RDNA 2 a nivel de arquitectura. Las tarjetas gráficas basadas en esta arquitectura tendrán hardware dedicado a la aceleración de trazado de rayos, una característica que ya está presente desde finales de 2018 en las RTX serie 20 de NVIDIA.

Sé lo que estáis pensando, que AMD llega tarde, pero lo cierto es que todo depende del prisma con el que se mire. El trazado de rayos va a despegar con la llegada de las consolas de nueva generación, y estas no estarán disponibles hasta finales de año, así que personalmente creo que, en realidad, ha llegado en el momento justo. Lo dice un poseedor de una RTX 2080 Super.

4. Eficiencia y rendimiento se dan la mano

Una de las grandes cuentas pendientes que tenía AMD, incluso a pesar de las mejoras que introdujo con la arquitectura RDNA, era impulsar la eficiencia de sus tarjetas gráficas, es decir, mejorar el rendimiento por vatio.

Según las últimas informaciones oficiales la compañía que dirige Lisa Su ha cumplido sin problemas ese objetivo, ya que la arquitectura RDNA 2 tiene, en teoría, un rendimiento por vatio un 50% mayor que la arquitectura RDNA. Sobre el papel suena bien, pero veremos qué impacto tiene en el mundo real.

5. AMD quiere precios económicos

La compañía de Sunnyvale lo ha dicho de muchas formas distintas, pero la conclusión es la misma. Con la arquitectura RDNA 2 quieren democratizar el gaming en 4K y el trazado de rayos, lo que significa que sus nuevas tarjetas gráficas tendrán un precio «asequible».

Hasta aquí todo bien, ¿pero qué es un precio asequible? No tenemos nada concreto sobre lo que basarnos, pero creo que tiene sentido pensar que AMD estaba haciendo una comparativa con los precios de las RTX serie 20. Si esto se confirma la historia se cuenta sola, las Radeon RX de nueva generación tendrán un precio inferior al de las RTX serie 20.

Notas finales: no es un buen momento para comprar una tarjeta gráfica

Estamos pendientes del lanzamiento de dos nuevas generaciones gráficas, Ampere de NVIDIA y RDNA 2 de AMD. Ambas llegarán entre septiembre y octubre, así que lo mejor que podemos hacer ahora mismo si necesitamos comprar una tarjeta gráfica es esperar. En caso de que no puedas hacerlo tienes la opción de recurrir al mercado de segunda mano y salvar el día comprando algo con una inversión mínima que te permita aguantar un par de meses más.

No tenemos información oficial sobre el rendimiento real que ofrecerán ambas arquitecturas, así que es imposible adelantar cuál de las dos generaciones será más potente. Varias fuentes dan por sentado que NVIDIA vencerá en rendimiento en trazado de rayos, y que gracias a la tecnología DLSS 3.0 podría dejar a AMD en una posición complicada, pero no tienen mayor validez que la de un simple rumor.

Lo mismo aplica a AMD y la arquitectura RDNA 2. Algunos dicen que la compañía ha logrado dar forma a una arquitectura revolucionaria, y que su rendimiento no solo será muy bueno en trazado de rayos, sino que además logrará estar al nivel de la RTX 3080 Ti de NVIDIA. Lo veo complicado, pero ojalá sea así, más que nada porque sería algo que abriría una guerra de precios, y que beneficiaría a los consumidores.

4 respuestas a «AMD RDNA 2: claves a saber esta nueva arquitectura»

  1. La superioridad de nvidia en las gráficas está más que demostrado , a pesar de ello aquí en nuestro país ha resultado mejor optar por amd debido a su relación calidad precio, esperemos q algún día cambien eso…

    1. no estoy de acuerdo, yo uso nvidia y lo he usado siempre y dije que no miraba a AMD hasta que no dejara de usar a GCN y con RDNA la cosa ha cambiado y bastante.

  2. Es que NVIDIA siempre ha tenido más de una hoja de ruta para salirse con la suya es decir clavar los precios que clava por que su ploítica es que si demuestro que soy mejor es por que invertí más así que hay que pagar por ello.

    Pero vienen otros por el camino, de momento me apunto apostando al verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *