CES 2021: Intel presenta sus nuevas plataformas de procesamiento

Se esperaba con expectación la conferencia de Intel en CES 2021 y el gigante del chip no ha defraudado al presentar cuatro plataformas de procesamiento que motorizarán más de 500 nuevos diseños de ordenadores personales para lanzamiento durante este año.

Serán más de 50 procesadores distintos los que Intel lanzará a lo largo de 2021, incluyendo los Core serie H destinados a portátiles para juegos; los «Rocket Lake-S» para ordenadores de sobremesa; la nueva serie N con modelos Pentium y Celeron para el sector educativo; los nuevos Core vPro para equipos empresariales y los «Alder Lake» que estrenarán la próxima generación de Intel.

«Solo Intel tiene la diversidad de productos que abarcan múltiples arquitecturas; el gran ecosistema abierto; la magnitud de la huella medioambiental de los procesos de fabricación; y una gran experiencia técnica que los clientes necesitan para abrir oportunidades en esta era de inteligencia distribuida», ha destacado en la presentación el vicepresidente ejecutivo de Intel, Gregory Bryant.

Intel Core serie H

Arrancamos la presentación de Intel en CES 2021 con los nuevos procesadores para portátiles grado entusiasta y para juegos serie H. Se trata de la variante de alto rendimiento de los procesadores de undécima generación Core «Tiger-Lake», series «U» e «Y» (bajo y ultra bajo voltaje) comercializados en otoño y se destinan a máquinas donde importa más la potencia que el consumo y la autonomía.

Están fabricados en procesos de 10 nm++ que Intel describe como «SuperFin» y bajo arquitectura ‘Willow Cove’ representan un salto generacional importante por su rediseño a nivel de transistores; un aumento de rendimiento de proceso del 20%; gráficas integradas de nueva hornada basadas en Intel Xe (Gen12); nuevo controlador de memoria RAM; soporte para memorias Intel Optane y las últimas tecnologías en conectividad, PCIe 4.0, Wi-Fi 6 y Thunderbolt 4.0.

Intel separa en dos grupos esta serie. Por un lado los H35 con TDP de 35 vatios y modelos de 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento nativo con velocidades de reloj de hasta 5 GHz. Intel ha listado tres versiones para arrancar la plataforma, dos Core i7 (11375H y 11370H) y un Core i5-11300H que rebajará el TDP hasta 28 vatios.

Están destinados a ultraportátiles para juegos con diseños delgados de hasta 16 mm y serán comercializados este mismo mes por fabricantes como Acer, ASUS, HP, MSI o VAIO.

A lo largo del año Intel comercializará otro grupo de procesadores más potentes. Vendrían a ser los H45 porque 45 vatios sería su valor de referencia en TDP. Tendrán 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento nativo, frecuencias de trabajo de hasta 5 GHz y el soporte mencionado para Thunderbolt 4.0, Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E y el nuevo controlador de memoria para LPDDR4x de hasta 4266 MHz. Se comercializarán en variantes Core i9, Core i7 y Core i5.

Aunque los portátiles de la serie H incluirán la nueva generación de gráficas integradas Iris Xe, todos se combinarán con gráficas de NVIDIA, confirmando que Intel no está lista todavía para competir con sus propias dedicadas frente a los gigantes del sector gráfico.

Intel Rocket Lake-S / Alder Lake

Seguramente las CPUs más interesante para un consumidor de las presentadas por Intel en CES 2021 han sido las encuadradas bajo Rocket Lake-S. Formarán parte de la undécima generación Core y estarán destinados a motorizar ordenadores de sobremesa. Llegarán al mercado en este trimestre junto a nuevas placas base con chipsets Intel serie 500 que también están presentando los fabricantes.

Si nos sigues ya conoces estos procesadores. Rocket Lake-S utiliza la arquitectura «Cypress Cove», una adaptación de la arquitectura Sunny Cove utilizada en los chips Ice Lake (10 nm+) al proceso de 14 nm. De hecho, se espera que sea la última plataforma de Intel en este proceso de fabricación antes del salto definitivo a los 10 nm con los Alder Lake que veremos después.

Intel promete un 19% de mejora en las instrucciones por ciclo (IPC) frente a la generación anterior Comet Lake. Comercializará variantes desde Core i7 y la plataforma será encabezada por el Intel Core i9-11900K. Un modelo de 8 núcleos y 16 hilos con 16 Mbytes de caché, frecuencia base de 3,5 GHz y 5,3 GHz de frecuencia máxima de reloj que podrá alcanzar con la Thermal Velocity Boost activada, una función que seguirá siendo exclusiva para los Core i9, mientras que los Core i7 utilizarán Turbo Boost Max 3.0.

Además de una arquitectura mejorada (que no completamente nueva como hemos explicado) con núcleos Willow Cove y frecuencias de trabajo por encima de los 5 GHz para mantener el dominio en IPC, una de sus mejoras llegará de la mano del soporte para PCIe 4.0. Tendría 20 carriles en total y la CPU se conectará directamente y habrá 4 carriles adicionales (x16 para la GPU y x4 para unidad NVME).

Otras novedades destacadas son las gráficas integradas de última generación, Gen12, soporte para HDMI 2.0b y DisplayPort 1.4a, y tecnología de sincronización de imágenes Adaptative Sync. También tendrán soporte nativo para Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1, Thunderbolt 4 y USB 3.2.

Alder Lake

Será la plataforma de procesamiento más novedosa e interesante de Intel en muchos años. Estrenarán la duodécima generación Core y llegarán a finales de 2021 para portátiles y sobremesas con bastantes novedades comenzando por su propia arquitectura.

Fabricados en procesos SuperFin de 10 nm, contarán con una arquitectura completamente nueva mediante una tecnología híbrida que ya hemos visto en los diseños «big.LITTLE» de ARM y en los propios Lakefield de Intel, pero que será una gran novedad en una plataforma x86 destinada a ordenadores personales. De esta manera, incluirán dos grupos diferenciados con núcleos de procesamiento de alto rendimiento «Golden Cove» y otros de menor potencia «Gracemont».

La idea es conocida, mejorar la eficiencia energética del conjunto con cambio inteligente y automático entre unos y otros según las tareas que realice el usuario. La serie podrá incluir hasta 16 núcleos (8 + 8), según estén destinados a PCs de sobremesa (Alder Lake-S) o portátiles (Alder Lake-P). Si los Lakefield apuestan por rebajar el consumo y están destinados a dispositivos móviles como el Surface Neo, los Alder Lake apostarán por el rendimiento, preferentemente.

Estas CPUs estrenarán el nuevo socket LGA-1700 que Intel promete mantener durante al menos tres generaciones de procesadores. También un nuevo chipset Intel serie 600 que será muy importante para la industria, porque se especula que estrenarán grandes estándares como las memorias DDR5 y la interfaz PCIe 5.0. Intel ofrecerá información adicional a lo largo del año.

Intel serie N «Jasper Lake»

El uso del PC como una herramienta educativa esencial se ha acelerado considerablemente en todo el mundo durante el año pasado con motivo de la pandemia del COVID-19. Para satisfacer estas necesidades, Intel ha presentado los nuevos procesadores Intel Pentium Silver y Celeron de la serie N, nuevos desarrollos destinados a portátiles básicos.

Un representante de Intel mencionó que los chips llegarán a dispositivos «basados ​​en Windows, Chrome OS y Linux» este año, lo que sugiere que pronto podríamos ver computadoras portátiles para el sistema libre.

Serán fabricados en procesos de 10 nanómetros e Intel promete una mejora de hasta el 35% en el desempeño general de las aplicaciones, un mejor rendimiento gráfico de hasta el 78 % frente a la generación anterior «Gemini Lake» y funciones avanzadas de cámara y conectividad para una experiencia mejorada de visualización y videoconferencia.

Intel comercializará seis variantes para el lanzamiento. Todos son procesadores de bajo voltaje de 6 y 10 vatios, con dos o cuatro núcleos de procesamiento nativo, con 1,5 MB de caché L2, 4 MB de caché L3, soporte para memoria DDR4 y LPDDR4-2933 y gráficos integrados Intel UHD.

Intel Core vPro

Finalizamos con otro punto de interés de la presentación de Intel en CES 2021, en este caso con una plataforma destinadas a profesionales y empresas. Se trata de la undécima generación de procesadores Intel Core vPro, similares en rendimiento y características a las versiones de consumo, pero con el añadido de funciones de seguridad nativa por hardware y gestión administrativa.

Entre sus características Intel destaca el Hardware Shield, que proporciona seguridad por hardware para empresas y el primer detector de amenazas de inteligencia artificial (IA) habilitada para ayudar a detener los ataques de ransomware y criptominería. También están equipados con la tecnología Intel Control Flow Enforcement Technology, una tecnología que ayuda a bloquear un nuevo tipo de ataques que durante mucho tiempo evadían las soluciones sólo para software.

Como el resto de los Tiger Lake, están fabricados en procesos SuperFin de 10 nanómetros, incluyen gráficas integradas de última generación Iris Xe y soporte integrado para el último Wi-Fi 6/6E (Gig+).

Intel promete una productividad hasta un 23% más rápida que la generación anterior cuando se utilizan aplicaciones como Office 365 y la mejor experiencia de colaboración interempresarial, lo que permite una productividad de oficina 50% más rápida en videoconferencia. También un rendimiento ocho veces mayor en Inteligencia Artificial, así como la capacidad de creación y edición de videos hasta 2,3 veces más rápido.

Intel también ha lanzado la plataforma Intel Evo vPro, para dotar de estas CPUs especiales a portátiles delgados y livianos. Y no solo con Windows, ya que Intel ha presentado los Chromebooks Intel Evo para llevar un rendimiento premium a los equipos con el sistema operativo de Google.

Intel ha citado el lanzamiento de 60 portátiles distintos con los nuevos vPro e Intel Evo. Estarán disponible este año de la mano de los principales fabricantes.

Una respuesta a «CES 2021: Intel presenta sus nuevas plataformas de procesamiento»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *