Dos fallecidos en accidente de un Tesla Model S en autoconducción

Tras un buen periodo de bonanza, una vez más Tesla ha vuelto a ser el foco de las dudas sobre los nuevos sistemas de conducción autónoma, tras producirse en Estados Unidos el accidente de un Tesla Model S en el que, sin nadie al volante, dos hombres han perdido la vida.

Según los informes preliminares a los que han tenido acceso KHOU y Wall Street Journal, parece ser que el automóvil viajaba a alta velocidad y no pudo girar, lo que provocó que acabase saliendo de la carretera, y finalmente chocase contra un árbol. Sin embargo, lo más curioso de la investigación es la distribución de los pasajeros: uno de los hombres accidentados estaba sentado en el asiento del pasajero delantero, mientras que el segundo, se situaba en uno de los asientos traseros, por lo que tal y como compartía el agente del condado de Harris, Mark Herman, «nadie conducía el Tesla».

A falta de conocer si el vehículo tenía activadas las funciones de asistencia a la conducción, se trataría así del primer choque fatal en el que no había ninguna persona en el asiento del conductor, que se sumaría a la lista de hasta al menos 23 choques relacionados con el piloto automático que están siendo investigados por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos.

Durante mucho tiempo ha existido la preocupación de que los usuarios sobreestimen esta tecnología y asuman que pueden quitar las manos del volante, o como en este caso, incluso dejar el asiento del conductor por completo. Sin embargo, incluso la versión beta del «Full Self Driving» no ofrece una autonomía completa, y debe estar listo para tomar el control en cualquier momento dado, llegando incluso el propio automóvil a mostrar mensajes para que el conductor tome el volante si este se deja solo durante demasiado tiempo.

Así pues, todas las miradas están ahora pendientes en las anteriores declaraciones de Elon Musk, quien rechazó las peticiones de sus los ingenieros de Tesla para agregar una mejor monitorización de seguridad cuando un vehículo está en piloto automático, con dispositivos como cámaras de seguimiento ocular o sensores adicionales en el volante, alegando el CEO que esta tecnología resulta «ineficaz».

Por otra parte, el accidente también sirve como recordatorio y alerta para los propios equipos de emergencia, quienes aún tienen que adaptarse por completo a las nuevas baterías de litio que equipan estos coches eléctricos. Y es que tal y como indican los reportes de las fuerzas implicadas, la extinción del incendio de este Tesla Model S llevó casi cuatro horas y 113.000 litros de agua, llegando incluso el equipo de emergencias a ponerse en contacto con la compañía para pedir ayuda e indicaciones.

No obstante, esto no implica que los vehículos eléctricos sean más peligrosos por diseño que los actuales modelos de gasolina, aunque tal y como se ha visto, sí que exige unos protocolos de actuación distintos.

2 respuestas a «Dos fallecidos en accidente de un Tesla Model S en autoconducción»

  1. Por mucho que la tecnología avance en la actualidad, no soy optimista con lo de la conducción automatica de un piloto informático virtual. por lo que, soy de aceptar la tecnología Electrica y rechazar la conducción automatica virtual o como le llamen, por la física personal de un ser humano.
    Sí los trenes no tripulados con un maquinista son muy seguros dado que se desplazan por rieles fijos aún así no deja de ser peligroso. inmaginence un coche en la via, No!! ni hablar de eso mejor manejo yo y si muero en el intento que séa por mi, no por la confianza tecnologica y la robotica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *