OneXPlayer llega al mercado

Las consolas portátiles con hardware x86 y Windows 10 están de moda, y un claro ejemplo es la ONEXPLAYER, una consola fabricada por One Netbook Technology empleando los recientemente lanzados procesadores Intel Tiger Lake con sus gráficos integrados Intel Xe con 96 Execution Units. En términos de diseño, parece una Nintendo Switch que se ha pinchado esteroides.

One Xplayer es una máquina de juegos portátil que sigue los pasos de desarrollos como GPD WIN 3 y AYA Neo, pero que eleva el nivel de hardware para ejecutar cualquier juego de PC por potente que sea en un diseño poco mayor que un smartphone.

One Xplayer es un proyecto que cumplió con creces los objetivos propuestos en la plataforma de financiación colectiva Indiegogo, recaudando un millón de dólares nada más arrancar. Ciertamente son máquinas muy especializadas para un nicho concreto de mercado, pero también queda claro que hay consumidores interesados en ellas.

One Xplayer ¡Vaya máquinón!

One-Notebook es una compañía china especializada en estas computadoras de mano y ya hemos visto algunas tan interesantes como la One Gx1 Pro. Ahora va más allá mejorando algunos apartados que han pedido los usuarios como la pantalla. Si la GPD WIN 3 o AYA Neo apuestan por reducir la resolución para aumentar la autonomía y reducir los precios, One la eleva a 2560 x 1600 píxeles. Teniendo en cuenta que se trata de un panel multitáctil IPS de 8,4 pulgadas, la densidad de píxeles se eleva a 358 ppi.

El modelo Ultimate Edition, nos da acceso a un Intel Core i7-1185G7 con 4 núcleos y 8 hilos @ 3.00/4.80 GHz junto a 1TB/2TB NVMe de almacenamiento interno;
el modelo Pro Edition integra un Intel Core i7-1165G7 @ 2.80/4.70 GHz a escoger entre 512GB/1TB/2TB de almacenamiento;
y el modelo Standard Edition llega con un Intel Core i5-1135G7 @ 2.40/4.20 GHz y hasta 1 TB de almacenamiento.

Todos los modelos comparten el mismo panel IPS de 8.4 pulgadas a una demasiada generosa resolución de 2560 x 1600 píxeles que será necesario reducir para jugar, 16 GB de memoria RAM LPDDR4X @ 4266 MHz, conectividad WiFi 6 + Bluetooth 5.0, acceso a 2x puerto USB Type-C (Thunderbolt) + 1x USB 3.0, y todo ello se integra en un chasis con unas dimensiones de 288 x 130 x 21 mm con 820 gramos de peso.

Como controlador de juego, no faltan joysticks y botones lineales que se inspiran en el de Xbox, un buen espejo donde mirarse porque el de Microsoft es de lo mejor del mercado.

Para terminar, ofrece una batería de 15300 mAh con carga rápida @ 65W, que promete hasta 10 horas de autonomía jugando, tenemos doble altivos frontal, lector de huellas dactilares, y todo ello funciona por medio del sistema operativo Windows 10.

¿El punto negativo? el de siempre, el precio. La ONEXPLAYER Ultimate Edition sale a la venta por 1.236 euros (ya agotada), la Pro Edition por 790 euros y la Standard Edition por 675 euros.

Si bien la compañía buscaba una financiación de 21.229 euros en Indiegogo para llevar adelante en el proyecto, en el momento de la redacción, ya han recaudado cerca de 763.000 euros. Todos los compradores iniciales recibirán la consola el próximo mes de junio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *