Nuevas noticias sobre el próximo Windows 11

Se confirma que la ISO filtrada es de Windows 11

La aparición, a principios de esta semana, de la que hasta ahora era una supuesta versión de desarrollo de Windows 11, ha sido sin ninguna duda uno de los eventos informativos de la semana. La build 21996.1, que lleva una semana circulando por las redes en forma de ISO, nos ha ofrecido la primera aproximación a un sistema operativo que todavía no ha sido presentado (su puesta de largo se producirá el día 24), pero que ya está en boca de todo el mundo.

A lo largo de esta semana hemos podido ver desde sus atractivos fondos de escritorio, que aquí te contamos cómo puedes instalar en tu PC hasta unos hipotéticos requisitos mínimos que, al menos en las pruebas que he hecho personalmente, no parecen corresponderse con la realidad. Incluso hemos podido comprobar, gracias a las opiniones de nuestros lectores, que ya se han generado bastantes expectativas (tanto positivas como negativas, todo hay que decirlo) con respecto a Windows 11.

Ahora bien, de la mano de dicha versión de desarrollo, llegaron también algunos rumores que apuntaban a que, en realidad, no se trataría de Windows 11, sino de una versión de Windows 10 modificada para, hablando claro, tomarle el pelo a todo el mundo. Y es que algunos de los elementos de dicho Windows se identifican como parte de Windows 10, aunque hay diferencias sustanciales en el sistema, y al acceder a la información del mismo sí que se identifica como Windows 11. Y, siendo honestos, es una posibilidad que tenía sentido y, por lo tanto, merecía la pena valorar.

Windows 11: confirmado por Microsoft

Sin embargo, hoy nos ha llegado una confirmación de que realmente se trata de una versión de desarrollo de Windows 11, y la fuente no podría ser más fiable, pues no es otra que la propia Microsoft. Sí, has leído bien, Microsoft nos ha confirmado que la build 21996.1 nos ha permitido verle por primera vez la cara a Windows 11. Ahora bien, no lo ha hecho de manera directa y, en verdad, probablemente sus planes no pasaran por ahí.

Pero entonces, ¿qué es lo que ha ocurrido? Pues que según ha detectado Fossbytes, Microsoft ha remitido a Google Japón una solicitud de retirada de un enlace, en base a la DMCA. Se trata de un enlace a una página web desde la que es posible descargar la ISO, y el texto de la misma es el siguiente: «Beebom.com’s article is distributing Windows 11 ISO(copyrighted to Microsoft). Please remove their article from the search. It is a leaked copy of the unreleased Windows 11«. Puedes ver la reclamación en Lumen Database.

Es de agradecer que Microsoft haya sido tan explícita en el texto enviado a Google para que se retirara el enlace, pues por dos veces, en dicho texto, nos confirma que efectivamente se trata de Windows 11. Da la sensación de que en Redmond no contaban con que Lumen Database fuera supervisado de este modo, y que por lo tanto fuera a difundirse su reclamación y, con ella, la confirmación de que realmente nos encontramos frente a una versión del futuro sistema operativo de Microsoft.

Cuales son los requisitos técnicos de la versión filtrada.

la circulación de la build 21996.1 de Windows 11 ya nos está permitiendo obtener información sobre el futuro Windows 11. No obstante, sé que soy un tanto insistente en este punto, pero pienso que conviene recordarlo constantemente: estamos hablando de una versión muy previa, todavía pueden cambiar bastantes cosas de aquí a su lanzamiento oficial. Así, a la hora de valorar lo que podemos ver, debemos ser muy conscientes de que nada tiene que ser necesariamente definitivo.

Un ejemplo claro de ello, de que debemos coger con pinzas toda la información que nos proporciona esta versión previa de Windows 11, lo tenemos en los requisitos técnicos de la misma, y es que durante las últimas horas ha empezado a circular una lista de cuatro condiciones que, en principio, son imprescindibles para poder instalar y utilizar Windows 11. Enfatizo en que serían imprescindibles, no recomendables. Esta es la lista:

• 4 gigabytes de RAM.
• Disco duro de 64 gigabytes.
• Soporte de TPM 2.0.
• Soporte de Secure Boot.

Esto, claro, ha provocado que muchos usuarios se pregunten si sus sistemas son compatibles con TPM 2.0 y con Secure Boot, dos sistemas de seguridad que dependen del hardware del equipo. En concreto, Secure Boot se activa y desactiva desde la UEFI, e impide la ejecución de software no seguro durante el arranque. Por su parte, TPM (Trusted Platform Module) es un conjunto de hardware (un chip específico) y software diseñado para crear y proteger el sistema. Si eres usuario de Apple, TPM es la versión de Windows de Secure Enclave de los Mac.

¿Y qué ocurre entonces con los sistemas antiguos? ¿Qué pasa si un PC no cuenta con alguna de ambas tecnologías, está limitado a dos gigas de RAM (el mínimo recomendado por Microsoft para Windows 10) y/o su disco duro no llega a los 50 gigabytes? ¿Se quedará sin poder actualizarse a Windows 11? Soy consciente de que para muchos usuarios esos requisitos son poca cosa, pero hay otros muchos para los que no es así.

Como ya te contamos hace unos días, Microsoft planea extender el soporte de Windows 10 hasta 2025, por lo que todavía quedarían años de vida para esos equipos. Pero, incluso así, ¿sacrificaría Microsoft a esos usuarios? Recordemos,al hacernos esta pregunta, que muy probablemente una buena parte de Windows 11 se basa en lo desarrollado hasta hace unos meses para Windows 10X, uno de cuyos puntos clave iba a ser la compatibilidad con sistemas bastante modestos en lo referido al hardware. ¿No heredará esto Windows 11?

Llegados a este punto, y para responder a esta pregunta, creo que es importante mencionar algo, y es que en estos días, por lo visto, están circulando varias versiones de la build 21996.1 de Windows 11, con distintas exigencias en lo referido a requisitos mínimos. Y en concreto, mientras escribo esta entrada estoy probando Windows 11 en una máquina virtual de VirtualBox. Resumiré los puntos más destacables de la misma en la siguiente lista:

• 2 gigabytes de RAM.
• Disco duro de 50 gigabytes.
• Sin soporte de TPM 2.0.
• Sin soporte de Secure Boot.

Sí, efectivamente, la máquina virtual no cumple ninguna de las cuatro condiciones que, según la build de Windows 11 probada por otros, son imprescindibles para instalar y ejecutar el sistema. Y no, evidentemente no es una máquina apta para jugar a Microsoft Flight Simulator, pero la he probado unos minutos para navegar por Internet y acceder a la versión online de Microsoft Office y editar unos documentos, y el resultado obtenido ha sido más que aceptable.

Costaba creer que los de Redmond pensaran en cerrarle las puertas a los usuarios sin TPM 2.0 y Secure Boot a Windows 11, y al menos en la build que he podido probar, no es así.

Entiendo que la versión que sí que cuenta con esas limitaciones puede corresponder, por ejemplo, a la que entregará Microsoft a los fabricantes de ordenadores que quieran certificar sus equipos para Windows 11, y es que a día de hoy, para equipos nuevos, sin duda son unos requisitos razonables. Pero de ahí a cerrarle la puerta a los usuarios va un trecho muy largo, y dudo que Microsoft tenga el más mínimo interés en recorrerlo. Pero bueno, lo más probable es que salgamos de dudas el próximo día 24.

También se habla de un Windows 11 SE para hardware más modesto

Siguen las filtraciones en torno a Windows 11, y la última implica una nueva versión bautizada como Windows 11 SE, la cual estaría destinada a hardware de bajo rendimiento, o dicho de otra forma, podría llegar para seguir intentando frenar la expansión del sistema operativo ChromeOS, muy popular en equipos portátiles para estudiantes debido a las limitaciones de hardware para poder ser accesibles.

Este Windows 11 SE se dejó ver en una Build para desarrolladores en su versión 21996.1, donde se indica que hay una restricción notoria a nivel de ajustes, y que se requiere de una cuenta online para poder funcionar, así que parece entre un híbrido de Windows 10 S y el Windows 10 Cloud, pero con el diseño de Windows 11.

A su vez, Windows 11 parece ser Windows 10 pero con todo el diseño heredado del cancelado Windows 10X, la cual Microsoft ya había indicado que todo el trabajo realizado en este sistema operativo se exportaría a su OS principal.

Aparte de algunos cambios en la interfaz de usuario, el núcleo no parece demasiado diferente respecto a la versión actual de Windows. Un cambio obvio es el paso a las esquinas redondeadas en algunas ventanas del sistema, un cambio sutil, pero que da al sistema operativo una sensación muy diferente a la de Windows 10.

El mayor cambio que podemos ver es que la barra de tareas ahora se encuentra en el centro de la pantalla, un movimiento similar al de Mac OSX. Por suerte, la podrás volver a colocar a la izquierda y prácticamente poco habrá cambiando de Windows 10 a Windows 11.

Windows 11 mejora levemente el rendimiento de las CPUs híbridas

Tras la filtración de Windows 11, donde todos los rumores indican que será una actualización de Windows 10, al portal HotHardware se le ocurrió probar el desempeño del portátil Samsung Galaxy Book S, el cual usa un procesador Intel Core i7-L16G7 (Intel Lakefield), el cual ofrece un diseño híbrido, y averiguar si realmente esta nueva actualización ha visto mejorada la gestión de los diversos núcleos de la CPU, y más cuando son núcleos de diferente potencia.

El Intel Core i7-L16G7 se trata de un procesador de 5 núcleos y 5 hilos de procesamiento. Un núcleo de alto rendimiento (Sunny Cove) junto a cuatro núcleos de bajo consumo energético (Tremont).

Según los primeros benchmarks realizados en la ISO filtrada de Windows 11, este procesador ofreció una mejora de rendimiento del 5,8% en la prueba multinúcleo bajo el software de benchmarking Geekbench 5, mientras que el rendimiento mononúcleo aumentó en un 2% con simplemente pasar de Windows 10 a Windows 11. Si nos vamos a un benchmark más reputado como es el Cinebench R23, la mejora de rendimiento fue del 8,2 por ciento.

Hay que recordar que WIndows 11 parece un Windows 10 que se ha fusionado con MacOS, aunque a la hora de la realidad es la fusión entre Windows 10 y la versión para dispositivos plegables Windows 10X. Más allá del nivel visual, se espera que haya muchas mejoras en el capó sobre todo en estas CPUs híbridas, y más teniendo en cuenta que Intel prepara para finales de año el lanzamiento de sus procesadores Alder Lake, que siguen esta tendencia, pero con núcleos de muy alto rendimiento.

10 respuestas a «Nuevas noticias sobre el próximo Windows 11»

  1. yo tengo una B360M-pro4 con un g5400 y 12 GB de ram y se instalo okkk, despues doy detalles. ahh la version de windows 11 es la 22000.51

  2. la mia es 7ma generacion la soporta, en un tutorial busque en el windows power shell y puse unos comandos y me dio negativo??? al final cuando salga crees q a esta generacion le pordra salir??
    x q dicen q es de 8va para arriba???
    saludos hermano maykel

    1. habría que ver porque eso de correr aplicaciones android puede interpretarse de 2 maneras, la 1 es la que todos esperamos, que es que corra apks. La 2 es que las aplicaciones de la amazon store se hayan convertido a uwp (digo uwp porque son universales) es decir que se hayan convertido a un formato que windows pueda leerlas nativamente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *